Escúchenos en línea

Daniel dice que con o sin FMI, pero Arce dice que Nicaragua lo necesita

MiPunto.com. Desde Managua. | 11 de Julio de 2007 a las 00:00
Nicaragua necesita un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), admitió el miércoles el asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, después de que el organismo financiero multilateral declarara su respaldo a la política económica nicaragüense. "Estamos claros que el país necesita un acuerdo con el FMI y esperamos que éste sea el último", dijo Arce. "Nosotros hacemos nuestro plan (económico) de cómo vamos a mantener este país, y (...) alguien tiene que decir que esas cifras de esa gente valen; ese organismo se llama FMI", precisó. El memorándum de entendimiento, que está sujeto a una revisión final del directorio del FMI, fue firmado en Managua el martes por la misión técnica del organismo y un equipo económico nicaragüense, seis meses después de la llegada gobierno del presidente Daniel Ortega. Además: FMI respalda programa del gobierno y uso de fondos necesarios para generar energía El Fondo Monetario Internacional (FMI) avala el programa económico del gobierno nicaragüense, con el que alcanzó un acuerdo preliminar de "entendimiento" que fija pautas en el desempeño de la economía, según el texto dado a conocer el martes. En Centroamérica sólo Nicaragua y Honduras mantienen un acuerdo con el FMI. El principal beneficio para Nicaragua es ganar confianza para atraer inversión porque hay quien "dice que se sentiría más tranquilo si alguien me dice que estás manejando bien la economía", comentó Arce. Al respecto, el alto funcionario estimó que el acuerdo con el FMI es una garantía para la inversión local y externa de que la economía va a estar estable y que el dinero que inviertan no está en riesgo. En un comunicado emitido el martes en Washington, el FMI había declarado su apoyo a "los elementos claves" del programa económico de Ortega, que apuntan "al fortalecimiento de la estabilidad y confianza económica en el mediano plazo". Según el Fondo, el plan del gobierno crea un "espacio fiscal" necesario para que el país pueda alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio, entre ellos la reducción de la extrema pobreza por lo menos a la mitad de su nivel del comienzo de la década. Un 70% de los 5,4 millones de nicaragüenses se ven afectados por la pobreza y por la extrema pobreza, según estudios oficiales e independientes. Según el organismo, las políticas macroeconómicas de Nicaragua son "consistentes" con el fortalecimiento de la estabilidad y confianza económica a mediano plazo. El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, destacó como elementos fundamentales del acuerdo la inclusión de la agenda social del gobierno al programa económico, cuyos resultados serán monitoreados por el FMI a partir de junio del 2008. Otro aspecto destacado es el fortalecimiento del sector energético mediante inversiones en la generación de energía de parte del Estado, así como por la realización de una auditoría en abril del 2008 sobre las verdaderas causas de las pérdidas de energía; y el impulso de medidas que impidan el fraude en ese sector. Asimismo, el FMI habría aceptado la creación de un banco de fomento de carácter estatal con la limitación que no captará depósitos del público. El acuerdo también dejó establecido que los convenios de cooperación entre Nicaragua y Venezuela "no crearán deuda pública" al país. El gobierno de Nicaragua rechazaba la fiscalización de parte del FMI de los fondos provenientes de la ayuda de Venezuela, inscritos en el contexto de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), que promueve el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Descarga la aplicación

en google play en google play