Escúchenos en línea

Llega el Programa Hambre Cero a Managua y gobierno anuncia plan contra la usura

| 17 de Julio de 2007 a las 00:00
Palabras de Rosario Nos acompañan en el presidium de este acto con el que celebramos el Día de la Alegría, el Presidente de [email protected], el Comandante Daniel; como invitado especial del Comandante Daniel, el Alcalde de Estelí, nominado por el Banco Mundial y la Cooperación Suiza para América Latina como mejor Alcalde de América Latina, el compañero, militante sandinista, Pedro Pablo Calderón. El Asesor Social del Presidente y creador del Programa Hambre Cero, compañero Orlando Núñez; el Ministro del Poder Ciudadano para la Agricultura y Forestal, compañero Ariel Bucardo; el Director del Programa Hambre Cero, compañero Gustavo Moreno; el compañero Dámaso Vargas, Director de INATEC y responsable de la capacitación técnica de las mujeres líderes del Programa Hambre Cero y del programa que hoy presentará el Comandante Daniel, "Usura Cero, Microcrédito Justo para las Mujeres." La compañera Leonor Corea, Directora del Programa Usura Cero, Microcrédito Justo para las Mujeres; el Padre Gerardo Rodríguez, cura Párroco de San Juan de Oriente, departamento de Masaya, nuestro amigo, el querido Padre Gerardo; en representación de las beneficiarias del Bono Productivo Alimentario del Programa Hambre Cero en Managua, la compañera Juana de Jesús Lanzas. El Delegado del Poder Ciudadano para el Departamento de Managua, compañero Elías Chévez; la Delegada del Poder Ciudadano para el Distrito Tres de Managua, compañera Cándida Huete; el Delegado del Poder Ciudadano para el Distrito Cinco de Managua, compañero Juan Ramón Cardoza, y el Delegado del Poder Ciudadano para el Distrito Seis de Managua, compañero José Tellería. Para invocar al Altísimo y pedirle su bendición y su fuerza para trabajar juntos, en Paz, en Reconciliación, en Democracia Directa, en cariño y Unidad, en espíritu de comunidad, para bien de nuestras familias y de nuestra Nicaragua, el Padre Gerardo Rodríguez.

Invocación al Altísimo Padre Gerardo Rodríguez

Tengan todas y todos, muy buenas tardes. La alegría, es una de las emociones básicas del ser humano, junto con el miedo, la ira, la tristeza y la sorpresa. Según Renny Yagosesky, un escritor y orientador de la conducta, dice que: "la alegría es un estado interior, fresco y luminoso, generador del bienestar general, altos niveles de energía y una poderosa disposición a la acción constructiva, que puede ser percibida en la persona toda, siendo así que quien la experimenta la revela en su apariencia, lenguaje, decisiones y actos." A juicio del experto, hay dos tipos de alegría: la alegría como reacción, que se da ante un episodio pasajero como ganar un premio, encontrarse con un amigo, recibir un halago o encontrar un objeto valioso extraviado. El otro tipo de alegría, es como tendencia vital, que se da cuando se aprende a valorar y a dirigir la percepción, de manera frecuente y estable, hacia los aspectos positivos de la vida diaria. Hoy celebramos la conocida gesta del Día de la Alegría, y junto a nuestro Presidente Daniel y su esposa, la compañera, notable poetisa, y buena amiga Rosario, debemos retomar esta virtud para con nuestro pueblo, que emerge de la pobreza y de las diversas crisis, como si fuese la notable ave Fénix. La alegría, es lo que te levanta siempre y te hace luchar por lo que quieres; es la mejor cura contra el odio o las heridas del alma. Por medio de ella podemos expresar, que nuestra amada Patria comienza a levantarse, no sólo declarando la lucha contra el analfabetismo, el hambre, sino también contra el rencor y todo aquello que en el ser humano, puede convertirse en un signo de opresión, lucha de clases sociales, crisis energéticas, oportunismos innecesarios y rivalidades. Viene a mi mente aquella hermosa oda, inspirada en el último movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, y que nuestro buen Daniel, utilizó en una campaña electoral: "Escucha hermano la canción de la alegría, el canto alegre del que espera un nuevo día. Ven, canta, sueña cantando, vive soñando el nuevo sol, en que los hombres volverán a ser hermanos. Si en tu camino sólo existe la tristeza y el llanto amargo de la soledad completa, ven, canta, sueña cantando, vive soñando el nuevo sol en que los hombres volverán a ser hermanos. Si es que no encuentras la alegría en esta tierra, búscala hermano más allá, en las estrellas." Búscala en Dios, Nuestro Señor, a quien ahora invocamos, en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Dios, rico en misericordia, que hace maravillas para con su pueblo, esté siempre con todos ustedes. Abramos nuestro corazón a Dios, en esta Acción de Gracias por todo los dones con que nos ha colmado. Ya nos enseña el Apóstol Pablo, que en toda ocasión hemos de dar gracias a Dios Padre, por medio de Cristo, con el cual nos lo ha dado todo, por haber sido hechos Hijos de Dios, el Tesoro de su Gracia. ¡Oh Dios! cuya misericordia no tiene límites y cuya bondad es un tesoro inagotable, bendice a todos los hombres y mujeres de nuestra amada nación; a los pobres, a los marginados, a los que no tienen trabajo. Te damos gracias Señor, porque te has manifestado con ellos y nos has concedido Tu bondad y Tu amor; por Jesucristo, nuestro Señor, amén. En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Palabras de Rosario

Muchas gracias, Padre Gerardo. En este Día de la Alegría, día de historia, de memoria, y día también, de pedirle a Dios que la alegría esté presente en nuestras vidas, hoy y siempre. El compañero Presidente quiere reconocer, de manera particular, el aporte de dos compañeros para la transformación sociocultural de nuestro país; para la independencia y la soberanía de las personas, de las comunidades; para desarrollar la cultura del Poder Ciudadano, fomentando participación directa y liderazgos; para cumplir el sueño de Darío, de Sandino, de Bolívar, de Martí, de Carlos Fonseca. Por sus múltiples aportes a la Revolución de la conciencia, a la defensa de una cultura de dignidad y de respeto a la inteligencia; de inclusión del talento y de la riqueza creativa de las personas; de desarrollo del potencial humano y material de Nicaragua; de recuperación del poder de las personas y comunidades, el Comandante Daniel, Presidente de todos, otorga la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, a nuestro hermano Orlando Núñez, intelectual comprometido con los pobres, militante sandinista, economista, y creador del Programa Hambre Cero. La recibe también, nuestro hermano Pedro Pablo Calderón, militante sandinista, Alcalde de Estelí, mejor Alcalde de Nicaragua; nominado para mejor Alcalde de América Latina por los Programas de Participación y Poder Ciudadano que ha desarrollado en su municipio, y como Presidente de los Alcaldes de Estelí, en todo el Departamento. Se está reconociendo en estos dos compañeros y hermanos, a miles de [email protected] nicaragüenses que con su trabajo digno, con sus luchas, sus energías, su firmeza; con su coherencia, con su lealtad, su valentía y su compromiso, defienden al pueblo nicaragüense en sus caminos de afirmación cultural, para el bienestar y la prosperidad de todas las familias. Queridas mujeres, queridas hermanas de Nicaragua libre, queridas familias, la alegría de estar juntos en la Nicaragua liberada, nos reúne hoy a celebrar muchas cosas. Celebramos 28 años de la huida del dictador, del fin de una era de sangre y terror; 28 años del fin de los Somoza en Nicaragua; 28 años de luchas y triunfos del pueblo libre; 28 años de Revolución, en formas y caminos diferentes; 28 años de democracia que costó sangre y sacrificio al pueblo. 28 años durante los cuales, varias veces quisieron levantar el fantasma de Somoza y el somocismo, para imponer distintas dictaduras, fantasmas y mentes trasnochadas, engaños y mentiras ¡que no pudieron con el pueblo libre! 28 años y las familias hemos venido creciendo en conciencia y en convencimiento; 28 años y la juventud ve cada día más claro, sabe cuál es su compromiso, cuáles son sus banderas y caminos. 28 años y las mujeres volvemos a asumir la vida como dueñas de destinos y caminos; 28 años y seguimos siendo libres; seguimos llenos de fuerza y esperanza; seguimos llenos de fé. Hoy quiero saludar, a través de las 550 compañeras que reciben el bono en Managua, a las miles de mujeres nicaragüenses que hemos reemprendido el camino de la dignidad y la fortaleza, de la justicia y los derechos, la esperanza y la posibilidad. Es el camino de la conciencia, de la experiencia, y de la Revolución. Quiero decirles que cada mujer nicaragüense, puede tener la certeza de que este Gobierno ¡es suyo! Que juntas estamos abriendo las puertas de la ciudadanía plena; que estamos inaugurando un nuevo tiempo, con trabajo, educación, salud, acceso al crédito y al financiamiento justos; a la tierra, a la vivienda, a la capacitación técnica, a la justicia, a la igualdad efectiva en derechos y oportunidades. En fin, a ser de verdad, humanos y aprender a vivir con cariño, respeto, entendimiento, apoyo mutuo, solidaridad. Estamos recuperando el ánimo, el alma y el aliento; nos estamos inspirando en nuestras propias capacidades, admirando nuestro potencial y sobre todo, creciendo en espíritu, valores, en el sentido trascendente de la vida, que es la dicha de aprender todos los días y también, aprender a convivir, recuperando la hermandad perdida, en ese calor de familia humana, que todos somos y, de familia nicaragüense, que todos debemos ser. Quiero recordarles que en los Consejos del Poder Ciudadano, en el Gobierno, en las Alcaldías, en las Concejalías, en la Bancada Sandinista, en los Organismos de Base del Frente Sandinista, en fin, donde podemos influir y decidir, sabremos cumplir con ese 50% o más de mujeres, y ese 30% o más de jóvenes, que significa para nosotros una transformación, una Revolución, indispensable para asegurar a Nicaragua nuevos días, nuevas relaciones, nuevas maneras de comunicarnos y de vivir. Esa presencia de mujer y de jóvenes es justicia, armonía, cultura; nos incluye a todos y es por lo tanto, condición insustituible para la sociedad respetuosa, culta y equitativa que buscamos. Hoy 17 de julio, [email protected], a 28 años del fin de la dictadura y en el año 28 de la Revolución, las mujeres contamos con nosotras mismas, con nuestra inteligencia, nuestra fuerza, nuestro corazón y nuestra voluntad; contamos con nuestro Gobierno Revolucionario para transformar Nicaragua; con el Poder Ciudadano, poder de [email protected] para asegurar la Nicaragua que soñamos y necesitamos, donde nuestra voz, nuestra luz y nuestras vidas van creando, ¡están creando ya! nuestro porvenir. ¡Adelante hermanas y hermanos, es nuestro el porvenir! Hoy 550 mujeres líderes de las comarcas de Managua reciben el Bono Productivo Alimentario. Para hablar sobre lo que representa este bono en cada una de sus comunidades, tenemos al compañero Asesor Social del Presidente, Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, Orlando Núñez.

Palabras de Orlando Núñez

Muchas gracias Rosario; compañero Presidente, compañeros que presiden esta Asamblea Popular. Este bono Productivo Alimentario, que nació en Raití, ya llegó a Managua. Me recuerda las columnas guerrilleras, que nacieron en Raití y llegaron a Managua... ¡hay aires de Insurrección Popular Sandinista! Me decía una compañera que en Pochocuape, una comarca de Managua, una de las señoras que recibió el Bono Productivo Alimentario tenía una foto de Bolaños, y otra, una de Bolaños y de Alemán. Entonces, yo sentí que este Bono Productivo Alimentario, se está convirtiendo en el Bono de la Reconciliación. Si alguien nos pregunta para qué sirve el Consejo del Poder Ciudadano, les diría que, en primer lugar ¡para defender el Bono Productivo Alimentario! Porque este Bono, producto del triunfo electoral del Frente Sandinista, siendo un Bono de la Reconciliación administrado por las mujeres, tiene que ser defendido también por las mujeres. Mujeres campesinas que hoy protagonizan la segunda etapa de la Revolución Popular Sandinista. Ustedes mujeres, están encabezando esta Revolución; en ustedes depositamos la confianza de que van a defender el bono y lo harán, organizándose en los Consejos del Poder Ciudadano; organizándose como mujeres pobres y campesinas, independientemente que sean liberales o sandinistas. ¡Felicidades, mujeres campesinas!

Palabras de Rosario

Gracias, Orlando. Las comunidades donde viven las compañeras que hoy reciben el bono son, las comarcas de San Francisco Libre, Tipitapa, Mateare, Villa Carlos Fonseca, Ciudad Sandino, Distritos III, V y VI de Managua, Ticuantepe, El Crucero y San Rafael del Sur. El Ministro del Poder Ciudadano para la Agricultura y lo Forestal, compañero Ariel Bucardo nos explicará cómo va a funcionar el Programa en estas comunidades y cuántas hermanas, cuántas familias se van a beneficiar, en los próximos cinco años.

Palabras de Ariel Bucardo

Buenas tardes, Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República; compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación; buenas tardes a todos nuestros [email protected] que presiden; a todas las familias que están reunidas en esta Plaza, celebrando el Día Nacional de la Alegría, el día de la ida del tirano Somoza. Hoy, continuamos esa gran batalla que ha iniciado el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, la gran batalla de combatir el hambre y la pobreza. Batalla que estamos dando a través de entregarle a las familias más pobres de nuestras comunidades y comarcas, instrumentos de trabajo; porque, no es que les estemos regalando, les estamos brindando instrumentos para trabajar, a estas familias pobres, en cada una de las comunidades de nuestro país. Hoy le toca al departamento de Managua recibir más de 500 vacas, que ya están preñadas; cerdas... inclusive, nos han pedido en varias comunidades que les entreguemos algunos berracos para mejorar la raza de los chanchitos. Por lo tanto, estamos entregando un berraco a cada una de estas comarcas, para que les sirva al resto de las familias. Además de los cerdos y vacas, estamos entregando aves, gallinas y gallos para estas familias; así como materiales para construcción en cada una de las pequeñas parcelas donde van a acoger a estas especies, estos bienes, que el Gobierno del Pueblo les está otorgando. Esto significará que al finalizar este año, en el mes de diciembre, habremos entregado a 9 mil familias, un Bono Productivo Alimentario para combatir el hambre y llevarla a cero. Va a significar haber entregado un promedio de U$ 1,500 por familia, como valor de este bono, donde cada familia se está comprometiendo a regresar un 20% para constituir un fondo que le permita a otra familia, acceder a estos recursos. Es decir, lo que van a regresar, no será para el Gobierno, sino que le queda a las mismas familias, para seguir trabajando, y yo diría, para engrosar ese otro gran programa de combatir y detener la usura, para llevarla a también a cero, a través del Programa que inicia hoy, y aquí está la compañera que se hará cargo de este Programa. Como les decía, nuestra meta es que este año, 9 mil familias estén produciendo alimentos para sus hijos... leche, huevos para comer, cerdos que producen la carne, semillas para producir hortalizas, el maíz y los árboles frutales; y que tengan criada su granja, en cada una de las parcelas. En los cinco años, vamos a tener construidas 75 mil pequeñas granjas en todo el país, que van a estar produciendo no sólo para alimentar a las familias más pobres, no sólo para combatir el hambre de las mujeres que están recibiendo estos bienes, sino que para producir y vender a las comunidades, en su municipio, en el país, y porqué no decirlo, también poder comercializar a nivel internacional. Es decir que este Programa está llegando a las familias más pobres, y las dueñas de los bienes son las mujeres, pero los beneficiarios y dueños de todo el Programa ¡son todas las familias pobres del país! Por eso queremos hacer un llamado a los hombres y a las mujeres, a esa familia que recibe estos bienes. Queremos expresarles que el Gobierno está apoyando con estos recursos, pero, debe ser un compromiso de la familia, trabajar, ponerse a la cabeza para aportar su mano de obra y construir la infraestructura necesaria para alojar estos bienes que el Gobierno está entregando. Que el trabajo no se lo dejemos solo a la mujer, sino que integremos a los hijos, a los padres, y a toda la familia, para que realmente podamos construir esas granjas modelos que nos van a dar de comer; con las que vamos a combatir la pobreza y sobre todo, que nos van a generar empleo, a través de las familias que reciben el bono. Igualmente a través de aquellos sectores económicos de productores de ganado, que nos tienen que abastecer de vaquillas; de las granjas avícolas y las granjas porcinas; a través de los artesanos que producen ladrillos y bloques; a través de las ferreterías, que nos venden el zinc, las grapas, los clavos, el alambre, etc. Todo esto va a significar, al final del programa, que habremos generado de manera directa, 150 mil empleos permanentes en el país. No solamente se le estará generando empleo a la familia que recibe el bien, sino que estamos dinamizando la economía. Por eso, es determinante que las mujeres y los hombres nos organicemos en las comunidades, en las comarcas, para que sepamos defender este programa y ¡juntos lo desarrollemos! En nuestras manos está, y sobre todo, conducido por mujeres, que sabemos que son ¡enormemente responsables! como lo han demostrado hasta ahora. Felicidades a esas familias que hoy reciben sus bienes, y los llamamos a trabajar, a organizarnos, para combatir el hambre y la pobreza.

Palabras de Rosario

Vamos a escuchar a una de las beneficiarias del Bono Productivo Alimentario, la compañera Juana de Jesús Lanzas.

Palabras de Juana Lanzas

Mi nombre es Juana Lanzas Navarrete, de la Comarca de Pochocuape. Buenas tardes al Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra; compañera Rosario Murillo, Jefa del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno de Unidad y Reconciliación. Buenas tardes amigas y amigos de los Consejos del Poder Ciudadano; buenas tardes amigas beneficiarias del Bono Productivo del Departamento de Managua. En nombre de las beneficiarias del Municipio de Managua, quiero agradecer al Presidente de Nicaragua, por haber creado el Programa Hambre Cero, que nos da la oportunidad a 500 mujeres del Departamento de Managua, de producir alimento para nuestras familias, y nos brinda las herramientas para salir adelante con nuestro trabajo. Nosotras agradecemos que, sin distingos de Partido o religión, se nos haya brindado esta oportunidad, ya que el Proyecto Hambre Cero hará posible que salgamos de la pobreza, que tengamos un trabajo digno con nuestras familias. Tenga la seguridad Comandante, que haremos buen uso del Bono Productivo, para que en poco tiempo, más familias del Departamento de Managua y a nivel nacional, sean beneficiadas. Las mujeres beneficiarias del Bono Productivo, respaldamos su Gobierno, pues damos fé de que se está cumpliendo el Programa de Gobierno; que se está llegando a las familias empobrecidas y, a través de este proyecto, se está dando la verdadera Reconciliación. Gracias Presidente, gracias a su Gobierno, gracias al Poder Ciudadano... ¡Arriba los Pobres del Mundo!

Palabras de Rosario

Hermanas y hermanos, para hacer llegar un mensaje de Unidad, de Reconciliación, de Paz, de Alegría, hoy Día de la Alegría; un mensaje de optimismo, de seguridad a las mujeres, a los jóvenes, a las familias, a los niños, a los ancianos, nuestro Presidente, el Presidente de [email protected], el Comandante Daniel.

Palabras de Daniel

Buenas noches ¿cómo están? Como decía el Padre Gerardo... ¿cómo está ese corazón? ¿Lleno de qué...? ¿Y esta alegría, es por un momentito o es por siempre...? Es la alegría que Dios nos dio a los seres humanos, para enfrentar los mayores retos, los mayores desafíos. El que va lleno de alegría, va lleno de esperanzas, y por lo tanto ¡va lleno de victorias! Por eso es que hoy estamos conmemorando esa Gran Fiesta de la Alegría, el 28 Aniversario de la huida de la tiranía, de la dominación imperialista de nuestra Patria. Nosotros nos encontrábamos en León. Recuerdo que todavía no se había liberado toda Nicaragua; en muchos lugares se estaba combatiendo, Managua misma no terminaba de liberarse; en León, ya estaba liberado el casco urbano, ya había caído El Fortín... todos los años los leoneses marchan y yo marcho con ellos, conmemorando esa efeméride. Y les pido disculpas, porque este año no pude marchar con ellos, pues estábamos en el Programa Hambre Cero en Estelí... ¡a la misma hora que ellos estaban marchando para El Fortín! En León, recuerdo que conmemoramos ese Día de la Alegría. Esa tarde, esa noche, el pueblo se fue convocando en la Plaza de León, aún cuando se estaba combatiendo cerca de León, cerca de La Paz Centro, y buscando para el lado de Chichigalpa, pero todo el pueblo de León salió, y celebramos en la Plaza, frente a esa imponente Catedral, donde yacen los restos inmortales de nuestro gran poeta Rubén Darío. Hoy lo estamos conmemorando aquí, en esta humilde Plaza, que representa el esfuerzo de las familias trabajadoras; en particular, de las familias que se dedican al comercio, porque estamos en el Mercado... ¿cómo se llama este mercado? ¡Roberto Huembes! Otro compañero sandinista que entregó su vida, que levantó la bandera Roja y Negra de Sandino para defender la bandera Azul y Blanco de la Patria; para defender a todas las familias nicaragüenses. Estamos en este Mercado donde, año con año, también conmemoramos El Repliegue; pero ahora, esto no es un repliegue, ¡es un avance victorioso del pueblo, de las familias nicaragüenses, de los campesinos, de las mujeres, para acabar con el hambre! Estas luchas llevan tiempo, no se pueden realizar de un día para otro... ¡ya quisiéramos contar con todo el dinero que sustrajeron durante estos 16 años! ¡Ah, si contáramos con todo ese dinero...! y no quiero usar la palabra que cabe, porque no quiero decir palabras groseras, pero la realidad es que con todo ese dinero, estaríamos hablando de un Programa Hambre Cero que se estaría logrando ejecutar en toda Nicaragua, en menos de 2 ó 3 años. Estaríamos hablando de que al cumplir con el mandato de la Constitución, que la salud debe ser gratuita, tendríamos recursos para meter más medicamentos y que no les falten a ninguna familia que llega a un puesto de salud o un hospital; para meter también, equipos de cirugías, todos los equipos que se necesitan en un hospital, porque dejaron los hospitales ¡totalmente destartalados! También dejaron muchas de las escuelas semidestruidas. Acabamos de estar en Jalapa con el Programa Hambre Cero; ustedes saben donde queda Jalapa, muchos la conocen; allá en la frontera con Honduras, en el borde fronterizo... Jalapa y Teotecacinte ¡que pueblos más valientes, más luchadores! Sobre ellos cayó un gran peso, durante aquella guerra injusta que nos impusieron los yanquis, que nos impuso Ronald Reagan. Pero ese pueblo resistió, ¡nunca se pudieron tomar Jalapa, ni Teotecacinte! a pesar de que estaban allí, a la orillita del territorio hondureño. Ahora, las relaciones con nuestros hermanos hondureños son fraternas, y allí estaba el Alcalde de San Lucas, un Municipio vecino de Honduras, que se han hermanado con los Municipios nicaragüenses. Cuando íbamos llegando a Jalapa, me detuvieron allí, como nos detienen siempre, miles de familias humildes que salen a los caminos, con sus niños, con sus banderas, y salen, sobre todo, con el corazón lleno de esperanzas. Y las maestras me dijeron: "se acaba de caer la escuela," ¿hace cuántos días? les pregunté; "hace quince días se cayó la escuela." Y es una escuela de 500 muchachos, niñas y niños. Es decir... ¡nos dejaron las escuelas cayéndose! Eso fue lo que nos dejaron, mientras metieron las manos por todos lados; se llevaron millones de millones, y ahora, también quieren meterle la mano al Programa Hambre Cero ¡fíjense cómo son de voraces! ¿Por qué no lo hicieron ellos cuando estuvieron en el Gobierno? ¿Por qué cuando estuvieron en el Gobierno, en lugar de meter la mano, en lugar de tomarse y arrebatarle al pueblo lo que le pertenece, no desarrollaron el Programa Hambre Cero? Sencillamente ¡porque se dedicaron nada más, a hacer más ricos a los ricos, y más pobres a los pobres! ¿Por qué privatizaron la salud? Por culpa de ellos han muerto miles de nicaragüenses en este país, de familias sandinistas y liberales; familias empobrecidas... ¿por qué entonces, no les tocó el corazón, frente a las dificultades de las familias para mandar a los niños a las escuelas, primaria o secundaria, porque estaba privatizada la educación? ¿Por qué no invirtieron en energía, para que no estemos sufriendo estos apagones de 12 horas? Tuvieron 16 años para resolver el problema del hambre a este pueblo... 16 años estuvieron gobernando en paz, nosotros nunca les hicimos la guerra, los dejamos gobernar en paz; más bien los apoyamos en todo lo que podíamos, y ¡fueron incapaces de resolver el problema de salud! más bien lo agudizaron, porque la privatizaron. No resolvieron el problema de la educación, y más bien creció el analfabetismo en nuestro país; no resolvieron el problema del hambre y el desempleo, ni el financiamiento para los productores, más bien crecieron el desempleo y el hambre en nuestro país; y se fue extinguiendo aquel financiamiento, con intereses justos, para los productores. Porque claro, financiamiento existe... que me digan aquí, nuestras hermanas del Mercado Roberto Huembes, ¿cuánto pagan de interés todos los días? ¿Cuánto pagan a los usureros, que les entregan el dinero por la mañana, y les están cobrando por la tarde? ¿Cuánto pagan de interés todas las hermanas comerciantes de los mercados? ¿Cuánto pagan de interés? ¿te prestan cuánto? A ver, decíme vos... ¡mil córdobas al 30%! Miren quien lo está diciendo aquí, lo está diciendo el pueblo. Por eso queremos los Consejos del Poder Ciudadano, para que se escuche la voz del pueblo; por eso ellos ¡le tienen terror! a los Consejos del Poder Ciudadano, porque le tienen terror al poder del pueblo, al poder de los campesinos ¡le tienen terror al poder de los pobres! Los Consejos del Poder Ciudadano están para acabar con la corrupción, con el hambre, con el desempleo, para acabar con la usura. Gracias a Dios, que durante todos estos 16 años, que nos tocó como a Moisés con el pueblo, caminar por el desierto, pasar todas estas penurias, pero, gracias a Dios que el pueblo no perdió la fe, no perdió la alegría, la esperanza ¡porque este es un pueblo cristiano! Y un pueblo cristiano es un pueblo lleno de alegría, de firmeza, de valor; es un pueblo que no se rinde, que no se vende, ¡ese es el pueblo nicaragüense! De ahí sale esa gran fortaleza del pueblo nicaragüense, a pesar de que nos dejaron en el último lugar en América Latina, a la par de nuestros hermanos haitianos, así nos dejaron... los países más empobrecidos de América Latina, Haití y Nicaragua. ¡Imagínense! con tanta riqueza que tiene este país, con tantos recursos humanos y naturales, con tanta cooperación internacional. Pero, pasaron 16 años y ¡claro! a ellos les fue muy bien, porque salieron con las bolsas repletas, reventando, de un dinero que no les perteneció jamás, porque le pertenece a este pueblo. El Programa Hambre Cero se está iniciando con cantidades significativas de familias que están siendo beneficiadas... 9 mil familias en este año. Digamos que una familia en el campo, donde está una mujer con los niños y niñas, puede tener un promedio de 5 a 6 [email protected] y le pongo un promedio bajo, porque hay familias mucho más numerosas; estamos hablando entonces, que cada año se van a beneficiar más de 50 mil seres humanos entre adultos, jóvenes y niños. Esto significa que en 5 años, se van a lograr beneficiar más de 250 mil seres humanos, pero estoy seguro que serán muchos más, porque aquí estamos hablando de los recursos con que contamos en estos momentos, donde está lo que hemos logrado ahorrar al desaparecer los mega salarios y todos esos gastos superfluos que tenían los gobiernos anteriores. Esto ha estimulado también, a la cooperación internacional, para brindar su aporte a este programa; pero, estoy seguro que para el Presupuesto del próximo año, vamos a contar con más recursos y entonces, hay que irse preparando, no para darle atención a 9 mil familias, sino por lo menos a 15 mil familias, ¡ese es el reto que nos ponemos para el próximo año...! buscar los recursos para darle atención a 15 mil familias. Aquí se dice que el motor de la economía y del empleo es la construcción, que indiscutiblemente, es importantísima, y no podemos descuidarla; la construcción de caminos, de carreteras, adoquinados, viviendas, etc., pero, hay un motor que es fundamental, porque... ¿de qué sirven los caminos con un pueblo muriendo de hambre? Necesitamos juntar esa dos grandes fuerzas productivas, generadoras de empleo, como son la producción alimentaria, porque aquí las mujeres se convierten en productoras; se convierten en seres humanos que con su familia, pasan a ser fuerzas productivas que van a generar empleos y van a producir alimentos. Con la producción alimentaria, donde está el impacto directo de las familias que están recibiendo estos bienes para producir, está también el impacto que están recibiendo los productores, que tienen que apurarse a producir más vacas, más cerdos, más gallinas, como ya lo explicaba Ariel. El impacto que tiene es enorme y todavía no se ha medido, porque los que estaban antes, lo medían todo nada más en la construcción de carreteras, caminos y viviendas, pero se han olvidado, han perdido de vista lo que significa la generación de empleos, cuando los productores tienen la posibilidad de producir, la posibilidad de acceder al financiamiento, al crédito. Entonces, se convierte en una fortaleza formidable que, junto con la construcción, van a sacar definitivamente de la postración, de la pobreza, de la miseria, a Nicaragua. Nuestro país dejará de estar en ese triste último lugar, y pasará a los primeros lugares, pero siempre, con un sentido de solidaridad con aquellos pueblos hermanos que pasan grandes dificultades, como las que hoy está pasando el pueblo nicaragüense. Quiero adelantar ahora este Programa de Microcrédito, para que esas compañeras, esas hermanas comerciantes, no estén pagando el 30%... ¡es un crimen estar pagando el 30% diario! Aquí tengo el primer estudio, el proyecto del Programa, donde incluso está un calendario, porque esto lleva sus 2 ó 3 meses para ponerse en ejecución. La responsable del Programa es la compañera Leonor Corea... acercate Leonor, por favor, y también Dámaso, que tiene que ver con este Programa. A propósito, quiero saludar... por allá vi, entre el pueblo, al compañero Álvaro Fiallos, nuestro Director del IDR; porque les hemos dicho a los Ministros que tienen que estar con el pueblo. También andan varios Ministros, varios Diputados, y ya dijimos que el 19, todos los Ministros y Diputados van a estar en primera fila, con el pueblo. Les decía que tenemos una propuesta de este Programa, que la han trabajado ellos... elaboración del marco legal, donde vienen las resoluciones ministeriales y los decretos; esto llevaría dos semanas. Luego, viene la contratación de personal y vamos a procurar buscarlo dentro de las mismas instituciones que tienen personal especializado, para no sumar más empleados al aparato gubernamental. Tenemos la parte técnica, el local donde van a funcionar que será el MIFIC; luego, reunión con los Consejos de Ciudadanía; a través de ellos, recepción y revisión de fichas de inscripción para las personas y las familias que quieran incorporarse en este programa, porque es voluntario. Posteriormente, viene la capacitación, que serían dos semanas, sobre grupos solidarios y la elaboración de planes de negocios. Es decir, cómo van a trabajar para que el crédito no lo vayan a perder, porque nada ganamos con que reciban el crédito y luego, no puedan salir adelante. Después viene, recepción y revisión de planes de negocio por grupos solidarios; luego, la aprobación de solicitudes de crédito por el Comité de Crédito, posteriormente se notifica a los interesados que son beneficiados por el Comité de Crédito; se hace la entrega del cheque correspondiente, y a la vez, se ha capacitado a los grupos solidarios sobre aspectos básicos del control financiero. ¡Si el nicaragüense es un financiero de primera! No hay que ir a esas grandes universidades para no dejarse engañar y saber lo que cuesta realmente un producto, y darse cuenta cuándo se está explotando, o se quiere explotar o estafar a una persona. Este es el cronograma que han trabajado los compañeros, y quiero preguntarle a la compañera responsable... una vez aprobado este programa ¿en cuánto tiempo podríamos empezar a ejecutarlo? Aquí, la compañera Leonor nos indica que se podría iniciar su ejecución, para la segunda semana de septiembre. Entonces, en honor al 151 Aniversario de la Batalla de San Jacinto, en septiembre, ¡vamos adelante en esta lucha para acabar con la usura! ¡Cero usura en Nicaragua! vamos a acabar con ella. Este es el compromiso que tenemos. Es muy importante la organización de los Consejos del Poder Ciudadano, y las puertas están abiertas para todas las familias, para todas las personas que deseen participar. El Consejo del Poder Ciudadano, no es más que el Consejo de aquellos nicaragüenses que están interesados en participar directamente, para conocer y resolver, con las autoridades gubernamentales, los problemas que tiene el país en todos los aspectos. El pueblo tiene suficiente inteligencia como para conocer... ¿por qué vas a hacer esta carretera por aquí? ¿Cuánto cuesta esa carretera? que se le brinde la información y se le de una justificación. ¿Por qué en lugar de llevar esa carretera para aquel lado, donde apenas hay población, pero están las fincas de don fulano de tal... porque no la llevamos aquí, donde hay un montón de gente y no están las fincas de don fulano tal? Desde allí hay que empezar, y verlo en el Concejo Municipal, con los Alcaldes, los Concejales... eso es lo que ha puesto en práctica Pedro Pablo en Estelí, y por eso ese reconocimiento latinoamericano a un nicaragüense, a un sandinista, a un Alcalde que está al servicio de todos los estilianos. Hay quienes no creen en el pueblo, no tienen confianza, ni fe en el pueblo. Pero es que el pueblo ¡debe tener el poder! ¿Por qué ese miedo a que el pueblo tenga el poder? ¿Por qué ese miedo a entregarle cuentas al pueblo? El Alcalde, los concejales, los distritales, los Ministros, el Presidente ¡todos tienen que entregarle cuentas al pueblo! para que el pueblo sea realmente Presidente. Eso es lo que queremos. Hay que organizarse, y no se le pueden cerrar las puertas a nadie... que porque uno es liberal ¡no importa! Como en el Programa Hambre Cero, que es para los pobres sean sandinistas o liberales, ¡es para los pobres! y por eso decimos ¡Arriba los pobres del Mundo! ¡Arriba los pobres de América Latina y El Caribe! ¡Arriba los pobres de Nicaragua! ¡Arriba los pobres de Managua! Que Dios nos bendiga y nos siga dando fuerzas, a todos nosotros, para seguir en esta lucha, hermanos y hermanas nicaragüenses. Porque esta es una oportunidad que realmente, Dios, Cristo, nos está dando a los nicaragüenses, para salir de la miseria, de la pobreza. Nos está dando la mano, y depende de nosotros unirnos y empujar, para salir de la pobreza, para salir del analfabetismo; unirnos y empujar, para que desaparezcan estos apagones, donde ya estamos comprometidos que, el próximo año ¡desaparecen los apagones de Nicaragua! Ya no habrán apagones en Nicaragua ¡tendremos energía eléctrica garantizada en nuestro país! Mientras tanto, no queda más que estar ajustando con toda esta gente, donde hay muchos conflictos de intereses, que ustedes bien conocen. Ahí están los de la distribuidora, los de Unión Fenosa, ustedes conocen perfectamente bien lo que es Unión Fenosa; están los generadores; están las diferentes instituciones... ¿Qué hacemos, cómo hacemos para resolver un problema que nos dejaron? ¡Una bomba es la que le dejaron puesta a este pueblo! Porque acabar con la energía, sencillamente es destruir las posibilidades de progreso de un pueblo ¡esa es la verdad! Esa fue la bomba que dejaron puesta en este país, donde apenas se producen 450 megawatts ¡imagínense! Y cuando falta la energía, falta el agua... ¡y es que el problema es terrible! ¡Realmente es un crimen el que han cometido contra el pueblo! Pero el pueblo, no pide venganza; el pueblo sencillamente, pide justicia, pide Reconciliación, y tiene la voluntad de salir adelante. ¡Ahí está nuestra gran fortaleza, hermanos y hermanas nicaragüenses!

Descarga la aplicación

en google play en google play