Escúchenos en línea

Llegaron de todos los rincones del país

| 19 de Julio de 2007 a las 00:00
Un verdadero océano de multitudes celebra jubiloso el 28 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista. Se trata de la concentración más grande celebrada en el país un 19 de julio, desde que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) perdió el gobierno en 1990. Llegados desde todos los rincones del país en inmensas caravanas de autobuses, camiones, camionetas, vehículos livianos, motocicletas y bicicletas, las multitudes han desbordado los amplios márgenes de la Plaza del Malecón de Managua y han ocupado la Plaza de la Revolución, ubicada a 300 metros, y unos 700 metros de la ancha avenida Bolívar. ESCUCHE EN DIFERIDO EL ACTO DEL XXVIII ANIVERSARIO: PRIMERA PARTE. Presentación de invitados. Discursos de Rosario Murillo, Manuel Zelaya y Martín Torrijos SEGUNDA PARTE. Discurso de Hugo Chávez. TERCERA PARTE. Mensaje del pueblo de Libia. Informe sobre los Consejos del Poder Ciudadano CUARTA PARTE. Discurso de Daniel Ortega (incluye breve intervención del Ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto) Decenas de miles de simpatizantes sandinistas con banderas y ropa con los colores rojo y negro de la bandera del FSLN se dirigían a pie, en autobuses o motocicletas a la Plaza de la Fe Juan Pablo II, donde escucharán los discursos de los tres jefes de estado invitados: de Honduras, Manuel Zelaya; de Panamá, Martín Torrijos, y de Venezuela, Hugo Chávez. Finalmente, el presidente Daniel Ortega, quien regresó al poder el diez de enero pasado, cerrará el acto a eso de las ocho de la noche. Este festejo del aniversario de la revolución, que acabó con 45 años de dictadura de la familia Somoza, se vuelve a celebrar con el FSLN en el poder, después de pasar 17 años en la oposición. Un ejército de vendedores ambulantes de bisuterías, camisetas, gorras alusivas a la celebración, frutas y comida tomaron desde temprano la plaza de unos 75.000 metros cuadrados. "Esta vez ya no venimos tristes. Ya no hay de qué afligirnos porque estamos en el poder", dijo Santos Ramos, un joven de un barrio pobre en el extremo nororiental de Managua que llegó temprano a la Plaza para ocupar un buen lugar desde donde escuchar al "comandante". "Con el comandante Ortega todo está 'tuani' (bien). Gracias a Dios que el hombre (presidente) se puso las pilas y ganó", dijo a la AFP José Gaitán, un ex colaborador sandinista desde tiempos de la guerrilla. Desde que asumió el gobierno en enero, Ortega "todavía no ha hecho nada por nosotros. No hay luz (electricidad), eso es lo malo que tiene todavía, pero vamos a esperar a ver qué hace", agregó Gaitán, quien habita en uno de los barrios costeros al lago de Managua. No menos expectativa de mejorar la situación de pobreza de su familia y vecinos tiene Pedro Chavarría, un jubilado que vendía banderitas del FSLN y de Nicaragua en la plaza. "Esperamos que cumpla lo que él (Ortega) prometió, todavía no ha desarrollado nada de su gobierno. Esto no es a la ligera. Esperamos que todo mejore, que no haya cortes de energía, es demasiado los apagones (eléctricos), pienso que se puede mejorar eso", comentó Chavarría. El país está sometido a racionamientos eléctricos debido a un déficit en la generación de energía lo que sume en las tinieblas a extensos sectores de la capital hasta por seis horas. Hay una esperanza de que el gobierno del FSLN va a cumplirle al pueblo, pero Ortega todavía anda en movimientos, con visitas a otros países para que le ayuden a cumplir sus promesas, valoró el ex combatiente sandinista Francisco Herrera. No obstante, advirtió que "para que el pueblo lo siga apoyando el comandante debe evitar esos apagones". Lino Herrera, de la comunidad La Dalia (Matagalpa), manifestó que tiene "un maicito y un cafetalito" y que está esperando que el gobierno abra un banco de fomento que ofreció en la campaña para obtener un crédito. "Vamos a tratar de hablar con el hombre (Ortega) para que nos pongan el banco. Lo necesitamos en La Dalia", dijo con esperanza Herrera.

Descarga la aplicación

en google play en google play