Escúchenos en línea

Chávez: «llegó la hora de nuestros pueblos... ¡que viva Sandino!»

Varias agencias. Desde Managua. | 19 de Julio de 2007 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó que "llegó la hora" de la unidad de Latinoamérica y de construir el socialismo del siglo XXI. En un discurso, ante plaza llena en Managua, en ocasión del 28 aniversario de la revolución popular sandinista, Chávez declaró que "llegó la hora de la unión, llegó la hora de la liberación, llegó la hora de nuestros pueblos". PUEDE ESCUCHARLO AQUÍ El Jefe de Estado venezolano recordó el pensamiento del Libertador Simón Bolívar y dijo que "todo tiene su hora, hace 200 años en estas tierras surgieron los pueblos rebeldes contra el imperio español y lograron independizarnos de España". "Cuando comienza el siglo XXI llegó la hora. Pongamos sin temor la piedra fundamental de la libertad suramericana, vacilar es perdernos", aseguró Chávez. Más adelante, agregó: "500 años de calma, explotación y de miseria ya bastan, lo decimos hoy desde Nicaragua para todos los pueblos de nuestra América (...) Llegó la hora de la unión, de la liberación, llegó la hora de nuestros pueblos ¡Que viva la Revolución Sandinista, que viva Sandino, que viva Bolívar!". "La revolución sandinista nunca se fue (...) ha retornado desde el fondo de la tierra, del fondo del alma del pueblo de Nicaragua", exclamó desatando la euforia de la multitud. Chávez parafraseó al libertador latinoamericano Simón Bolívar y auguró que al comienzo del siglo XXI "llegó la hora, llegó la hora" de decir "basta" de explotación, dominación, miseria, pobreza y de división entre los pueblos latinoamericanos. "Pongamos sin temor la piedra fundamental de la libertad sudamericana, vacilar es perdernos", aseveró eufórico. "Sólo unidos seremos libres, sólo unidos podremos levantar los niveles de desarrollo que requieren nuestros pueblos para vivir dignamente. En eso andamos por estos caminos", afirmó Chávez, en medio de los vítores de la multitud. Chávez también lanzó elogios a la revolución sandinista, al héroe nicaragüense Augusto C. Sandino, a Bolívar, y al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Sobre la revolución sandinista, el dignatario venezolano comentó que "nunca se fue, la revolución sandinista ha retornado del fondo de la tierra, del alma del pueblo de Nicaragua". Destacó que la Revolución Sandinista debe abrir sus brazos y avanzar en un proceso de unidad de los pueblos de Centroamérica, de los pueblos del Caribe, de los pueblos de Suramérica. "Como la Revolución Bolivariana abre los brazos, respetando los ritmos de cada país, respetando la soberanía de cada país, respetando las particularidades de cada país", indicó. "Llegó la hora de la unión, llegó la hora de la liberación, llegó la hora de nuestros pueblos", expresó el presidente Chávez al tiempo de destacar que el pueblo latinoamericano, amenazado constantemente por el imperio que pretende mantener a la región desunida y empobrecida, no tiene otra alternativa que la unión para ser libre. Alentó a la juventud nicaragüense, heredera de los principios sandinistas y que hoy día está comprometida con mantener cada día más viva y presente a la Revolución en la tierra centroamericana, a luchar con más fuerza por crecer cada día con mayor equidad. Reiteró que, "ante la amenaza del imperio estadounidense que pretende mantenernos desunidos, dominados y empobrecidos, no tenemos otra alternativas que unirnos para ser libres". "Sólo unidos seremos libres, sólo unidos podremos levantar los niveles de desarrollo que requieren nuestros pueblos para vivir dignamente. En eso andamos por estos caminos", agregó. Asimismo, Chávez se hizo de elogios sobre la juventud y mujeres sandinistas de Nicaragua. Al destacar la importancia de la juventud en los procesos de cambio en Latinoamérica, el jefe del Estado venezolano, invitó a la muchachada a trabajar para levantar con fuerza el socialismo, como único camino para la liberación verdadera de los pueblos. "Construyamos pues el socialismo del siglo XXI". Recordó a las mujeres nicaragüenses el papel destacado que deben tener en los procesos de cambio, sobre todo cuando existe una sociedad que ha sido dominada por el capitalismo. Aseguró que uno de los retos del socialismo del siglo XXI es la igualdad de genero, "porque el mundo ha sido muy machista y el capitalismo, además de salvaje, de excluyente, es fundamentalmente machista". "El mundo lo salvaremos solo cuando las mujeres asuman el protagonismo, al igual que los hombres, en la conducción de los pueblos, en la orientación de la política, la economía, la sociedad", añadió. Los recuerdos llegaron a la memoria del mandatario venezolano cuando comentó la esperanza que sintió al momento de conocer el triunfo de la Revolución Sandinista, justo cuando era oficial de las entonces Fuerzas Armadas venezolanas, aseguró celebrar en silencio junto a sus compañeros de armas y de sueños e ideales de justicia. Hoy, los sueños de unión y justicia retan a la población latinoamericana. "500 años ya bastan de dominación, de pobreza y de atraso", expresó el presidente Chávez. Chávez también saludó al presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y al de Panamá, Martín Torrijos.

Descarga la aplicación

en google play en google play