Escúchenos en línea

Costa Rica cerca de crisis laboral porque escasea mano de obra nicaragüense

Por Vanessa Loaiza N., diario La Nación, de Costa Rica. | 20 de Julio de 2007 a las 00:00
El exceso de trámites migratorios y el pago de una visa de 25 dólares ahuyenta a miles de extranjeros (nicaragüenses) interesados en ingresar a Costa Rica para trabajar en cultivos estacionales. Francisco Morales, ministro costarricense de Trabajo, teme que estas condiciones provoquen una escasez de mano de obra agrícola nicaragüense en los próximos meses. "Estamos muy cerca de una crisis por falta de mano de obra agropecuaria, especialmente en el cultivo de banano, piña, cítricos, melones, café y caña de azúcar", advirtió. El funcionario alegó que ya ha sostenido reuniones con cámaras de productores y exportadores para buscar una salida conjunta al problema. Según Morales, no todos los nicaragüenses están en capacidad de pagar 25 dólares para obtener una visa de trabajo por seis meses. A esto se suma que la nueva Ley de migración –que entró a regir en agosto del año pasado– , exige más requisitos para que un extranjero ingrese a Costa Rica a un empleo estacional. Según Mario Zamora, director de Migración, la nueva legislación obliga a las empresas agrícolas a abrir oficinas de reclutamiento en Nicaragua. Una vez que la empresa levante un listado de sus futuros trabajadores debe enviar la información a Costa Rica y obtener los permisos en Migración y el Ministerio de Trabajo. Luego se emiten las visas temporales, se envían a la frontera de Peñas Blancas y ahí las retiran los obreros reclutados. "Todo este proceso tarda de 30 a 45 días y no todos los trabajadores están dispuestos a esperar todo este tiempo para venir a Costa Rica", se lamentó Zamora. Sergio Navas, vicepresidente de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), propuso que el proyecto de Gobierno Digital del Ministerio Planificación facilite los trámites de visado para trabajadores estacionales. El ministro Morales agregó que este tema será valorado la próxima semana en una reunión con el jerarca de Migración. Mientras tanto, las cámaras de productores de piña y melón ya experimentan escasez de obreros. A principios del mes pasado, los representantes de estos sectores resaltaron la necesidad de que se reforme la Ley de migración, para facilitar la importación de mano de obra. Se estima que actualmente los cultivos de melón y piña ofrecen 35,00 empleos directos y cerca de un 60% (21,00) son trabajadores inmigrantes (nicaragüenses). Problema adicional. Francisco Morales dijo que al problema de los trámites migratorios y el costo de la visa, se suma que ahora los trabajadores inmigrantes que logran entrar a Costa Rica prefieren dedicarse al sector construcción, donde los salarios son más altos. Estimó que el boom turístico en la provincia de Guanacaste generará 70.000 empleos en los próximos tres años, especialmente en construcción y servicios. "Tenemos que reunirnos más con las Cámaras de productores, el Ministerio de la Producción, Migración y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para mejorar las condiciones de estos trabajadores y evitar una crisis de mano de obra" opinó el ministro Morales. Colaboró Carlos Hernández, corresponsal de La Nación.

Otro destino para nicaragüenses

Según la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco) y el Ministerio de Trabajo, muchos trabajadores nicaragüenses prefieren irse a trabajar a El Salvador, porque los requisitos migratorios son más simples. Por ejemplo, un obrero nicaragüense no necesita pasaporte o pagar visa para ir a trabajar a El Salvador, solo debe presentar su cédula en el puesto fronterizo. Además, Cadexco reconoció que los trabajadores prefieren ir a maquilas salvadoreñas donde el pago es más alto y en dólares. Pero los nicas que llegan saben que ganan más que en su país y sobre todo, que sobra trabajo. Por ejemplo, José Mendoza, de 18 años y procedente de Boaco, Nicaragua, afirma que "a donde quiera que vaya en Costa Rica encuentro trabajo, aquí sí se nos reconocen derechos laborales. En mi caso me gano hasta ¢45.000 por semana, allá (Nicaragua) no sería posible. Lo mismo opina Jarlen Angulo, de 19 años y también originario de Boaco. "Seguimos viniendo a Costa Rica porque es donde hay más trabajo. Sabemos que hay mejores condiciones en El Salvador, donde no hay que pagar impuestos migratorios, pero la seguridad influye", declaró Angulo.

Descarga la aplicación

en google play en google play