Escúchenos en línea

Discursos del 19 de julio: Rosario, Zelaya, Torrijos, Chávez y Ortega

| 19 de Julio de 2007 a las 00:00
Acto de Celebración del 28 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista. 19 de julio del 2007

Palabras de Rosario

¡Arriba los pobres del mundo! ¡Arriba los pobres del Mundo! ¡Viva la Revolución! ¡Que viva Nicaragua siempre bendita y siempre libre! ¡Que viva el heroico pueblo de Darío y Sandino! ¡Vivan los pueblos libres de América Latina! ¡Viva Bolívar! ¡Viva Martí! ¡Viva Sandino! ¡Vivan los Consejos del Poder Ciudadano! ¡Viva el Pueblo Presidente! ¡Viva Daniel! Querido pueblo de Nicaragua, queridas familias, hermanas y hermanos; pueblo valiente y libre de Rubén, de Augusto, de Rigoberto, de Carlos; pueblo mil veces heroico de Nicaragua siempre bendita y siempre llena de amor. Presiden esta Gran Fiesta Nacional, fiesta del pueblo, de nuestras culturas, de León, Matagalpa... ¿dónde está León, dónde está Matagalpa? ¿Dónde están Chinandega, Jinotega, Masaya, Granada, Rivas, Boaco, Chontales, Carazo, Estelí, Nueva Segovia, Madriz, Río San Juan, Las Minas, la Región Autónoma del Atlántico Norte y la Región Autónoma del Atlántico Sur? Gran Fiesta de la cultura y de la nacionalidad de nuestros pueblos y comunidades indígenas y afrodescendientes; de nuestra historia de libertad y soberanía; de nuestras luchas y victorias; de nuestra Nicaragua que Unida Triunfa. Fiesta de la Reconciliación y la Unidad. [email protected] presiden esta celebración de nuestros triunfos nicaragüenses y latinoamericanos, nuestro Presidente, nuestro Comandante, nuestro compañero, hermano, Daniel, hijo de Nicaragua, hijo de Rubén y de Augusto; hermano de Rigoberto y de Carlos, hermano de [email protected] [email protected] nicaragüenses. ¡Que viva Daniel! ¡Que viva Daniel! Está aquí nuestro Vicepresidente, don Jaime; su querida esposa Amparo, fervorosos creyentes de la Reconciliación, ejemplos del reencuentro y la unidad entre [email protected] nicaragüenses. Fieles hermanos que acompañan con su talento y trabajo, este camino de Nicaragua hacia la prosperidad. Preside también, hermanas y hermanos, nuestro hermano del Sur, hermano de cantos, de sueños, de luz, Hugo, hijo de Venezuela, hijo de Francisco y de Simón, de Miranda y de Bolívar y con ellos, presiden Rubén, José, Simón y Augusto, Martí, Bolívar, Darío y Sandino. Todos reunidos, todos señalando el camino de la Gran Patria Americana. Junto a ellos, Morazán y Farabundo, los pueblos hermanos de Centroamérica, de Latinoamérica. El pueblo hermano de Honduras, representado por su Presidente, otro decidido promotor del Poder Ciudadano y gran amigo de la unidad de nuestros pueblos, gran defensor de la hermandad, el Presidente Mel Zelaya Rosales. Hermanas y hermanos, en Panamá siempre tuvimos amistad y cariño. El pueblo de Sandino contó siempre con el ardor patriótico, el fuego y el espíritu de independencia y soberanía del pueblo panameño. Contó con un gran amigo, un hermano, un corazón solidario, un pensamiento progresista y revolucionario. Nicaragua, el Frente Sandinista, contamos con el General Omar Torrijos Herrera. ¡Que viva Omar Torrijos! En nuestra lucha de liberación nacional contamos con Omar, en nuestra batalla contra la dictadura de Somoza y el somocismo, y contra las dictaduras imperiales. Con nosotros hoy, representando a su pueblo y la profunda relación entre Panamá y Nicaragua, su Presidente, hijo de Omar, hijo de Panamá, Martín Torrijos. ¡Que viva Omar Torrijos! ¡Que viva Panamá soberano! y ¡Que viva Nicaragua libre! En representación de la hermandad histórica entre nuestros pueblos revolucionarios y nuestro movimiento rojinegro de liberación nacional, entre nuestras revoluciones de Julio victorioso, de Cuba Socialista, la presencia entrañable, ejemplar, insustituible, irrenunciable, de su dirigencia, de Fidel, Comandante de América ¡Que viva Fidel! Fidel el visionario, Fidel de las banderas, Fidel de la justicia; el grande, el sabio; Fidel de ¡Patria o Muerte, Venceremos! ¡Fidel aquí y allá! Fidel del mundo posible, del mundo imprescindible; Fidel de la humanidad. Fidel defensa de la humanidad ¡Que viva Fidel! ¡Que viva Fidel! ¡Que viva Cuba! Celebramos y aplaudimos la presencia de su delegación y del compañero Abel Prieto, Miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Ministro de Cultura. Está con nosotros también el Primer Ministro de la Gran Jamahiria Árabe Socialista de Libia, compañero Abdelhafid Leibniz. Nos visita como enviado especial del querido hermano, Líder de la Gran Revolución Libia, Mohamar Al Kadaffi, hermano de Daniel, hermano de Nicaragua, visionario de la unidad de los pueblos esclavizados, saqueados y empobrecidos; hermano de los movimientos indígenas, de las culturas y credos, de nuestras libertades y derechos frente al imperialismo del norte. Kadaffi ha dedicado su vida a la lucha por la unidad de los pueblos del Sur y a la creación de organismos de unión e integración de Asia, África y América Latina. Saludamos al hermano Kadaffi, siempre presente con su firme acompañamiento a la Revolución en todos sus tiempos ¡sea usted bienvenido hermano Leibniz, a Nicaragua bendita y libre! Nos acompañan también, hermanas y hermanos, queridas familias, el Jefe del Ejército de Nicaragua, Ejército de la Dignidad de Nicaragua, General Omar Halleslevens; de la gloriosa Policía Nacional, centinela de la tranquilidad del pueblo, su Jefa, la Primera Comisionada, Aminta Granera y los miembros de su Jefatura Nacional los Comisionados Generales, Carlos Palacios y Horacio Rocha. El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés. De la Dirección Nacional Histórica del Frente Sandinista, los Comandantes de la Revolución, Tomás Borge Martínez y Bayardo Arce Castaño. De la Asamblea Sandinista Histórica, el Canciller de la Dignidad Nacional, Padre Miguel D’Escoto Brockmann. Los Presidentes y Vice Presidentes de los Poderes del Estado; compañero René Núñez Téllez, Presidente de la Asamblea Nacional y también miembro de la Dirección Nacional Histórica del Frente Sandinista de Liberación Nacional. El doctor Juan Ramón Jiménez, Vicepresidente de la Asamblea; el doctor Roberto Rivas Reyes, Presidente del Consejo Supremo Electoral; el compañero Emmet Lang, Vicepresidente; el doctor Manuel Martínez, Presidente de la Corte Suprema de Justicia; el compañero Rafael Solís, Vicepresidente; el Fiscal General de la República, doctor Julio Centeno y la compañera Ana Julia Guido, Fiscal Adjunto; el Contralor General, compañero Luis Ángel Montenegro. El hermano Dirigente máximo de YATAMA, Movimiento Indígena Miskito de la RAAN, Costa Caribe Nicaragüense, nuestro querido compañero, Brooklyn Rivera. Y nuestro hermano dirigente miskito, hermanas y hermanos, Steadman Fagoth, quien se encuentra celebrando en las comunidades del Río Wankí, el 19 de julio en la Patria Liberada. Un gran abrazo a Steadman y a nuestros hermanos de la RAAN y la RAAS. En representación de la familia del Comandante en Jefe de la Revolución, su hijo Carlos Fonseca Terán, Delegado del Poder Ciudadano en el Departamento de León ¡un aplauso a nuestro hermano Carlos! Por la familia del General de Hombres y Mujeres Libres, el Padre de la Revolución, en corazón y mente, su hija Blanca Segovia y aquí con nosotros, su nieto Walter Castillo Sandino, su esposa e hijos. Hermanas y hermanos, está con nosotros nuestra Gloria Nacional, el Tricampeón Mundial de Boxeo, Alexis Arguello. Tenemos también al Alcalde Sandinista de Estelí, compañero Pedro Pablo Calderón, nominado a mejor Alcalde de América Latina. Un aplauso para Pedro Pablo que recibió la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, el día 17, en reconocimiento a su labor de promoción del Poder Ciudadano. ¡Que viva Estelí heroico! ¡Que viva el Zorro, el Comandante Rubén! ¡Que viva Filemón! ¡Que viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! ¡Que viva Daniel! Nos acompañan los Ministros de Cultura del ALBA, del ALBA de oro de los pueblos, de Cuba, Venezuela, Bolivia y Haití. Los directivos de la Comisión Nacional de Reconciliación y Paz, que preside Su Eminencia, el Cardenal de la Paz, del Amor, Miguel Obando y Bravo, a quien saludamos con enorme respeto, admiración y cariño. Gracias Eminencia, a nombre de su pueblo. Están también presentes, miembros del Consejo Nacional de Universidades, líderes de la Unidad Nicaragua Triunfa, Directivos de Partidos Políticos y de Cámaras Empresariales de Nicaragua; más de cien delegados de Partidos Políticos de toda América y de Movimientos Sociales de Centroamérica y El Caribe. Se encuentran en estas tarimas, [email protected], médicos, enfermeras, educadores, técnicos de la Revolución Cubana, que trabajan en Nicaragua, enviados por Fidel. Están con nosotros en las áreas sociales más sensibles, devolviendo, ayudando a devolver los derechos en salud, educación y energía a nuestro pueblo; derechos negados durante los 16 años de capitalismo salvaje. Igualmente nos acompañan, representantes del Cuerpo Diplomático y delegaciones especiales de distintos países de América, Europa y África. Queremos explicar que nuestros Alcaldes, nuestros hermanos Ministros y Viceministros, Diputados y [email protected] del Poder Ciudadano, han marchado a esta Plaza junto al pueblo, y están ahí, en ese inmenso río caudaloso de revolucionarios, que nos alegramos y cantamos con fortaleza y amor. Un abrazo lleno de fuerza sandinista a cada una, y cada uno de ellos. ¡Viva Sandino! ¡Viva Sandino! ¡Viva Sandino! ¡Que viva Nicaragua Libre! ¡Que viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! ¡Arriba los Pobres del Mundo! ¡Que viva la Revolución! Iniciamos [email protected] esta Gran Celebración de Hermandad y Unidad Nicaragüense y Latinoamericana, con palabras del pueblo de Morazán al pueblo de Sandino. Con nosotros, el hermano centroamericano, Presidente de Honduras, Ingeniero Mel Zelaya Rosales.

Palabras de Mel Zelaya, Presidente de Honduras

En nombre del pueblo hondureño, me siento sumamente honrado y orgulloso de asistir a este acto de un pueblo hermano, un pueblo luchador y valiente como el pueblo de Nicaragua. Saludo en forma especial, a esa militancia activa del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Saludo en nombre del pueblo hondureño, al Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra; al hermano Martín Torrijos, Presidente de Panamá, hijo de un héroe centroamericano que le heredó dignidad a Centroamérica, General Omar Torrijos; y, al hermano de los Presidentes de Latinoamérica, mi especial afecto, Presidente Hugo Chávez. Estoy aquí para saludar en forma vehemente, la Unidad de Centroamérica, las ideas libertarias de Morazán y los ideales del panamericanismo de Simón Bolívar. Considero importante que Centroamérica mantenga los principios de la Unidad, como único método de enfrentar a los que quieren sembrar el odio, la destrucción y la división de nuestros pueblos; de los que nos quieren mantener con hambre, con ignorancia y aislados. Felicito al Presidente Daniel Ortega Saavedra, porque nos ha dicho que borremos las fronteras, que abramos espacios de participación. Felicito hoy en forma especial, los 69 años de la muerte de Augusto C. Sandino, del asesinato de un héroe de Centroamérica; los 28 años en que cayó una dictadura, para instalarse un régimen revolucionario; igual, que a un siglo de que las Reformas de transformación de Centroamérica, llegaron con ideas libertarias. Hoy, 19 de Julio, época de esperanza para Centroamérica, época de fé, de cambios y de transformaciones al pueblo nicaragüense. ¡Viva Nicaragua! ¡Viva Centro América! ¡Salud, hermanos!

Palabras de Rosario

¡Viva Nicaragua libre! ¡Arriba los pobres del mundo! ¡Viva la Revolución! [email protected], en nuestros corazones está fresca la memoria de más de 28 años de lucha. Rendimos tributo a las mujeres y hombres que libraron en Nicaragua formidables batallas revolucionarias, con el espíritu de Bolívar, de Martí, de Morazán, de Sandino. En aquellos duros días de clandestinidad y cárcel, de marchas interminables por montañas y montes; de planes en el silencio de las noches y los días, rodeados por los esbirros de la dictadura, nuestros hermanos cumplían con la sagrada misión de liberar la Patria. Recordemos y rindamos el mayor homenaje a los caídos, a los siempre vivos, a sus madres, a sus hijos, a sus familias, en todo el territorio. Con el ALBA crecida, queridos hermanos, les decimos que en Nicaragua siempre será 19 de julio; que la Revolución es una llama que nadie puede apagar, ¡que Sandino vive y la lucha sigue! Estamos levantando puños y corazones, empeñados en recuperar los derechos y la historia ¡que vuelve a ser del pueblo! que vuelve a teñirse de rojo ALBA, rojo aurora, rojo sol, rojo canto de gallo, rojo iluminado, roja y negra bandera nos cobija ¡Patria Libre, vencer o morir! ¡Sandino vive, la lucha sigue! ¡Arriba los pobres del mundo! ¡Viva la Revolución! Desde Panamá, el compañero Presidente Martín Torrijos, saluda a nombre de su valiente pueblo, a la Nicaragua libre, de [email protected] los nicaragüenses.

Palabras de Martin Torrijos, Presidente de Panamá

¡Viva Nicaragua libre! Daniel, agradeciendo la invitación de compartir 28 años de luz, de libertad y de admiración por un pueblo noble, que con coraje, luchó por su libertad. Así como estuvimos los panameños presentes a la hora de la lucha, hoy venimos a acompañarlos y a testimoniar nuestro aprecio, nuestro agradecimiento y nuestra admiración. Felicidades y ¡que viva Nicaragua!

Palabras de Rosario

[email protected], Bolívar, Su Supremo Sueño hecha realidades, alumbra a América y el mundo; Bolívar el maestro, el guía; Bolivar que no nos ha dejado sin su sombra, y por el contrario, derrama luz de presente de los pueblos, luz de justicia, luz de democracia, luz de poder para el pueblo; luz de fuerza, de porvenir. Bolívar en Hugo, se asoma hoy a esta Plaza de la Fe, que congrega al pueblo victorioso, que hoy glorifica su fe y condena con Juan Pablo II, al capitalismo salvaje, y pide con Cristo, una opción preferencial por los pobres, un ¡arriba los pobres del mundo! Bolívar llega en Hugo, y Hugo llega de Venezuela a su Nicaragua, su país en la Patria Grande, y viene y nos habla con la espada de Simón en la mano. ¡Arriba a los pobres del mundo! Compañero, camarada, Comandante, Presidente Hugo Chávez ¡Arriba a los pobres del mundo! ¡Viva la Revolución! ¡que viva Chávez! ¡que viva Fidel! ¡que viva Hugo! ¡que viva Daniel!

Palabras de Hugo Chávez

¡Viva Nicaragua! Un saludo bolivariano y revolucionario al heroico pueblo de Sandino. Desde el corazón del pueblo venezolano para Nicaragua, para el Presidente, Comandante, amigo, y hermano, Daniel Ortega; Rosario, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, y el pueblo todo de Nicaragua, ¡felicitaciones en este 28 Aniversario del histórico Triunfo de la Revolución Sandinista! Por eso venimos a decir, con toda la fuerza del alma... ¡que viva Sandino! ¡que viva la Revolución Sandinista! Quiero saludar, desde el corazón, desde el alma profunda de nuestro pueblo venezolano, al pueblo de Honduras, representado aquí por el amigo Presidente Zelaya; a él, el abrazo, el cariño, el afecto y, a todo el pueblo hondureño. Quiero saludar también, desde el corazón profundo de nuestro pueblo, al Presidente Martín Torrijos, al pueblo hermano de Panamá, pueblo luchador, pueblo de nuestra América y a todos los pueblos de Centroamérica; a todos los pueblos aquí representados, a las delegaciones del Continente y de más allá, de otros continentes, de África, de Europa, del mundo. Hoy es un día, en el que uno ¡tendría tantas cosas que decir! pero voy a seguir el buen ejemplo de mis buenos amigos y compañeros Presidentes, Zelaya y Torrijos, Y sólo daré un breve saludo, porque todos hemos venido aquí, a oír al Comandante Presidente, Daniel Ortega. Voy a decir tres cosas... un saludo muy especial a la Juventud Sandinista. Vemos, con suma emoción que hay una gran presencia, una gran movilización y sobre todo, de las y los jóvenes sandinistas, de los jóvenes de Nicaragua; ¡las mujeres! las jóvenes y los jóvenes... ¡quién grita más duro, vamos a ver! Los jóvenes varones ¿dónde están? ¡Las jóvenes mujeres...! ¡Siempre ganan las mujeres! Esa es una de las batallas del socialismo; ese socialismo que se levanta de nuevo en el horizonte de nuestros pueblos, ¡el único camino a la liberación verdadera de nuestros pueblos, es el camino del socialismo! Construyamos pues, el socialismo del Siglo XXI. Uno de los retos del socialismo, es lograr la igualdad del género, porque el mundo ha sido muy machista y el capitalismo, además de salvaje, de excluyente, es fundamentalmente machista. El mundo lo salvaremos, sólo cuando las mujeres asuman el protagonismo al igual que los hombres, en la conducción de los pueblos, en la orientación de la política, la economía, la sociedad. Por eso saludo, en Rosario, a las mujeres luchadoras de Nicaragua, a las mujeres centroamericanas y, a las mujeres de nuestros pueblos. Por la unidad, dice el Presidente Zelaya, y es lo que voy decir, ¡la unidad! Es tiempo de unidad; 28 años han pasado... la Revolución Sandinista ¡nunca se fue! la Revolución Sandinista ha retornado del fondo de la tierra, del fondo del alma del pueblo de Nicaragua. La Revolución Sandinista, necesariamente, debe abrir los brazos; debe avanzar, como lo hace, en un proceso de unidad de los pueblos de Centroamérica, del Caribe, de Suramérica; así como la Revolución Bolivariana abre los brazos, respetando los ritmos de cada país, su soberanía y particularidades. Pero nosotros, ante la amenaza del imperio estadounidense, que pretende mantenernos desunidos, dominados y empobrecidos, no tenemos otra alternativa que unirnos para ser libres, ¡sólo unidos seremos libres! Sólo unidos podremos levantar los niveles de desarrollo que requieren nuestros pueblos, para vivir dignamente. En eso andamos por estos caminos. Por eso, tan pronto recibí la invitación de Daniel, para venir a este día memorable, a conmemorar, a celebrar, a recordar los 28 años de aquel día histórico, de aquel triunfo sandinista que estremeció al Continente, y que nos llenó de esperanza a la juventud desde aquella hora; que nos llenó de Patria, de esperanza y fortaleza. Les recordaba a mis compañeros de Delegación, veníamos conversando en el avión, que cuando triunfó la Revolución Sandinista, Daniel, un día como hoy, aquel julio de 1979, ya en Venezuela habíamos comenzado a formar, en el seno del Ejército venezolano, las primeras células bolivarianas... 1979 ¡no lo voy a olvidar nunca! Yo era Capitán del Ejército y estaba en la Academia Militar. Allá, nosotros celebramos en silencio, con los jóvenes bolivarianos, muchachos, casi niños todavía ¡celebramos el triunfo sandinista! Comenzamos a mirar con esperanza, ¡cómo crecía la Revolución Sandinista! ¡cómo se fortalecía la Revolución cubana! Pasaron los años, y sabemos lo que ocurrió. El imperio norteamericano, derrotado en Vietnam por el pueblo heroico de Ho Chi Minh, por el pueblo heroico de Vietnam. Ese imperio, que ya Simón Bolívar intuyó en 1820, 1825, cuando escribió aquella frase profética, en una carta a un amigo, a un General, compañero de la Guerra de Liberación de Suramérica: "los Estados Unidos de Norteamérica parecen destinados por la Providencia, para llenar la América de miseria, a nombre de la Libertad." Lamentablemente, ¡se cumplió la profecía de Bolívar! Lamentablemente, fracasó el proyecto de Bolívar, de unirnos en una sola Gran Patria a los hombres y mujeres de estos pueblos, que fuimos colonias españolas durante 300 años... pero, no es tarde, Presidente ¡claro que no es tarde! Cristiano como soy, siempre cito al Eclesiastés, cuando se habla del tiempo, está escrito, y es palabra del Señor, todo lo que va a ocurrir debajo del sol, tiene su hora, hay hora de nacer y de morir; hay hora de reír y de llorar, ¡todo tiene su hora! Hace 200 años, en estas tierras, surgieron los pueblos rebeldes contra el imperio español, y lograron independizarnos de España. Hace 100 años, después de la derrota del proyecto de Bolívar, de San Martín, de O’Higgins, de todos ellos y ellas; 100 años después, cuando comenzaba el Siglo XX, surgieron aquellos hombres y mujeres a caballo, desde Pancho Villa y Emiliano Zapata, pasando por el inmortal Sandino. En Venezuela, en Brasil, en Argentina, surgieron los últimos centauros, los últimos de a caballo, luchando contra el imperio. Han pasado ahora 100 años más, y comienza el Siglo XXI... ¡llegó la hora! Simón Bolívar hace 200 años lo dijo en Caracas, por estos días de 1807, 1808, 1810, comenzaba la guerra en Venezuela contra España, y Bolívar lo dijo: "300 años de calma, ¡ya bastan! pongamos sin temor, la piedra fundamental de la libertad suramericana, ¡vacilar es perdernos!" Hoy, 200 años después la palabra de Bolívar como la de Sandino, la de Morazán, ¡vive en nosotros! nos reta en el horizonte, nos reta desde los cuatros vientos. 500 años de calma, de explotación, de miseria, ¡ya bastan! Lo decimos hoy en Nicaragua, para todos los pueblos de nuestra América: "500 años de dominación, de divisiones entre nosotros, de miseria, de pobreza y atraso, ¡ya bastan!" Llegó la hora de la unión, de la liberación, ¡llegó la hora de nuestros pueblos! ¡Que viva la Revolución Sandinista! ¡Que viva Sandino! ¡Que viva Bolívar! ¡Que viva Daniel! Comandante, Presidente, hermano, un abrazo de Venezuela toda para Nicaragua ¡toda! Muchas gracias y buenas noches. Felicitaciones.

Palabras de Rosario

¡Que viva Zapata! ¡que viva Villa! ¡que viva Bolívar! ¡que viva Martí! ¡que viva Sandino! ¡que viva Hugo! ¡que viva Fidel! ¡que viva Daniel! Tuvimos el privilegio de ver y oír a Hugo Chávez, rojo, revolucionario, cristiano, bolivariano, martiano, sandinista y americano; Hugo de los pobres de América y el mundo. Gracias le dice Nicaragua; gracias hermano de sangre, de sueños, de Patria, de Revolución. El Comandante Hugo Chávez, durante esta visita pondrá la piedra fundacional de la refinería de ALBANISA, o Alba de Oro de los Pueblos, la refinería que lleva el nombre "El Supremo Sueño de Bolívar." Además entregará donaciones importantes de tractores e implementos agrícolas para las cooperativas; unidades móviles hospitalarias; mochilas y útiles para maestros y escolares. Es sólo una pequeñísima muestra de lo que Venezuela aporta a la liberación económica y social del pueblo nicaragüense. Desde el ALBA, Venezuela entrega su corazón, solidaria y revolucionariamente a Nicaragua, profundizando los lazos de Bolívar y Sandino. ¡Arriba los pobres del mundo! ¡Viva la Revolución! Hermanos y hermanas, tenemos con nosotros al Primer Ministro de la Gran Jamahiriya Árabe Socialista de Libia, el compañero Abdu Alhafid Slintiz, quien trae un mensaje personal del Líder de la Revolución Libia, nuestro hermano Mohammar Al Khadafi. Quiero leer unos párrafos del mensaje que le dirige al Comandante, a su hermano Daniel: "Hermano luchador Daniel Ortega. Hemos recibido con mucha satisfacción su carta, donde expresa su sentimiento hacia nosotros y su aprecio por los esfuerzos que hacemos para instaurar los Estados Unidos de África, para que África sea fuerte y pudiente, y extienda puentes de cooperación con el espacio latinoamericano unido. Apreciamos hermano Daniel, sus posiciones valientes y revolucionarias. Reflejan su compromiso con la causa de la justicia, de la igualdad y el derecho de los pueblos para apropiarse de su poder y esto, sólo se logra con el Poder Popular directo, con los Consejos del Poder Ciudadano; es decir, los Congresos Populares y los Comité Populares. Decimos que estamos con usted en amistad y cariño, y saludamos el entusiasmo revolucionario, apretamos sus manos para trabajar juntos, para que nos unamos África y América; para que tenga como rédito, bondad, felicidad y paz para todos. Nunca olvidamos la visita que nos hizo con su familia, su participación con nosotros en nuestras alegrías ¡nunca se olvida! Ruego que todos los nicaragüenses, todo el pueblo de Nicaragua, acepte nuestros saludos y nuestro agradecimiento familiar. Nuestro hermano Mohammar Al Khadaffi." Un aplauso para el querido compañero, Primer Ministro de la Gran Jamahirya Árabe Socialista Abdu Alhafid Slintiz. Gracias hermano. Queridos compañeros y hermanos de la Revolución, juntos digamos con fuerza y fe ¡Arriba los pobres del mundo! ¡Arriba los pobres del mundo! Es un juramento y un compromiso, es la lucha inclaudicable, es la certeza de que todos nos agrupamos en la lucha final... ¡agrupémonos todos en la lucha final! y se alcen los pueblos por La Internacional. A 28 años [email protected] de historia formidable, de lucha inclaudicable, de triunfos memorables; a 28 años de la libertad y del establecimiento de la democracia en Nicaragua; la democracia que hoy hacemos directa, que hoy representa el Poder Ciudadano, queremos pedirle al Comandante Daniel, permiso para rendirle informe, a nombre de los Consejos del Poder Ciudadano, de los Delegados del Poder Ciudadano, del avance en nuestra organización, a nivel de todo Nicaragua. Comandante Daniel, Presidente de [email protected] los nicaragüenses, a este día, 19 de julio, a 28 años del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, nuestras hermanas y hermanos del Poder Ciudadano, [email protected] [email protected] del Poder Ciudadano en todo Nicaragua, nos reportan que hemos organizado 6,334 Consejos del Poder Ciudadano. Eso representa [email protected], 500 mil 288 nicaragüenses organizados en esta primera etapa. En cada Consejo hay 100 personas, máximo 150, esta es la primera etapa, Comandante, Presidente, que es la Democracia Directa, es el poder del pueblo ¡es el Pueblo Presidente! 500 mil 288 hermanas y hermanos conformados en los Consejos del Poder Ciudadano hasta el día de hoy. Esto no incluye la Región Autónoma del Atlántico Norte, porque no pudimos localizar a nuestro hermano Juan González, Delegado del Poder Ciudadano, quien se encontraba con nuestro hermano Steadman Fagoth en las comunidades del Río Wankí. Nuestros abrazos a Juan, Steadman y a los hermanos de las comunidades miskitas. Para el 14 de septiembre, nuestros compañeros y compañeras Delegadas del Poder Ciudadano, le reportan al Comandante Daniel que vamos a tener organizados 16,957 Consejos del Poder Ciudadano, Poder del Pueblo, el Pueblo Presidente. Tendremos, sin incluir la RAAN, 938,523 [email protected] nicaragüenses, organizados en los Consejos del Poder Ciudadano, Poder del Pueblo. ¡Viva el Poder Ciudadano! ¡Que viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! y ¡que vivan los Consejos del Poder Ciudadano! ¡Poder del pueblo! ¡Que viva el Pueblo Presidente! ¡Que viva la unidad de los pueblos de América y el mundo! ¡Que viva el ALBA! ¡Que viva el amanecer, que ya no es una tentación! ¡Que viva Daniel! ¡Que viva Daniel! Aquí en la Plaza de la Fe, las manos y las banderas, la esperanza y la fe... ¡en alto! la certeza ¡en alto! Los compromisos, el 50% de las mujeres, esta es la Revolución de las mujeres, y el 30% de los jóvenes ¡Que vivan las mujeres y los jóvenes! Los campesinos, los productores, los trabajadores, los artesanos, los pequeños y medianos empresarios, las pequeñas y medianas industrias, los que todavía están desempleados, las luchas, las victorias, la Reconciliación, la Revolución. Aquí [email protected] con alegría y Amor, con el alma llena de pueblo, de Nicaragua, de cultura, de Rubén, de Sandino, de historia de hoy y de mañana, de la vida que va a ser mejor con la participación, con la fuerza de [email protected] Aquí [email protected], tu Presidente, tu Comandante, tu hermano, tu amigo, Daniel de Nicaragua, Daniel de América, Daniel de los pobres de América Latina; Daniel con ustedes, [email protected] de Nicaragua. ¡Con Daniel, con el Frente, el Pueblo es Presidente! ¡Arriba los pobres del mundo! ¡Viva la Revolución! ¡El pueblo unido, jamás será vencido! ¡Que viva el 28 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista! ¡que viva la Revolución! ¡Arriba los pobres del mundo! Hermanas y hermanos, con nosotros, Daniel.

Palabras de Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua

Buenas noches ¿cómo están? ¿cómo se encuentra esta moral? ¿Cómo está la moral del pueblo, está por los suelos o está por los cielos...? Queridas hermanas, hermanos nicaragüenses, queridas familias nicaragüenses; queridos niños, niñas, juventud ¡divino tesoro! así lo dijo nuestro gran Rubén y eso es la juventud... el tesoro que tienen los pueblos, el tesoro que tiene la humanidad para traer la justicia, la libertad, la paz. ¡La juventud es fuente de revoluciones, de transformaciones! Querido hermano Hugo Chávez, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela; un pueblo heroico, luchador, solidario, lleno de humanidad; la tierra de Simón Bolívar, la tierra de Hugo ¡que viva Hugo! Querido hermano Manuel, popularmente conocido como Mel Zelaya, hermano hondureño, hijo de ese extraordinario idealista, luchador centro americano por la unidad de nuestros pueblos, Francisco Morazán. Querido hermano Manuel Zelaya, al igual que con nuestro hermano Hugo Chávez, que viene con una delegación numerosa, viene con los mandos militares, con los Ministros del Poder Ciudadano, del Poder Popular de Venezuela, con dirigentes juveniles, con muchachos y muchachas. También nuestro hermano Manuel Zelaya, viene con una delegación de buena voluntad, desde los más altos mandos de las Fuerzas Armadas de Honduras, su Ministro de Defensa, el Jefe de las Fuerzas Armadas, el Jefe del Ejército, otros funcionarios de Gobierno e igualmente, empresarios hondureños con un sentido de unidad centroamericana, latinoamericana, de que ¡solamente unidos podemos salir adelante! Ahora que recibía a nuestro hermano en el aeropuerto y conversábamos con él, con los dirigentes del Partido Liberal que acompañan a esta delegación... ¡un aplauso para los hermanos liberales hondureños que están aquí, en este 28 Aniversario! Él me comentaba, que en Trujillo, un municipio que pertenece al departamento de Colón, y ustedes recuerdan bien, que hace 151 años... este próximo 14 de septiembre se cumplen 151 años de la gloriosa Batalla de San Jacinto, donde lo determinante, fue la Unidad. Mientras los centroamericanos estuvimos divididos, los expansionistas, los imperialistas yanquis se aprovecharon para adueñarse de todos nuestros países, empezando con Nicaragua. Y nos pusieron de Presidente, ¡se autonombró Presidente! ese yanqui esclavista del Sur de los Estados Unidos, William Walker. En aquella gloriosa Batalla de San Jacinto, el 14 de septiembre, donde las trincheras eran los corrales de piedras de las haciendas, porque entonces no habían adoquines... ¡que fueron las trincheras de la Revolución Sandinista, fueron las trincheras del pueblo que se insurreccionó para acabar con la dictadura somocista! Cuando Andrés se queda sin municiones, y se lanza el yanqui con el fusil para disparar, Andrés toma una piedra y se la estrella en la frente al yanqui invasor ¡y éste, cae! 100 años después, Fernando Gordillo, un joven dirigente estudiantil, un poeta, revolucionario, de los fundadores del Frente Sandinista, escribe un poema en el Centenario de la Batalla de San Jacinto y dice: "Andrés, tu signo es nuestra esperanza, a un siglo de distancia, el enemigo es el mismo ¡lanza la piedra, lánzala!" ¿Qué le podemos decir a Andrés en estos tiempos? A 151 años de distancia, Andrés, el enemigo es el mismo, ¡lancemos la piedra, lancémosla! para liberarnos de las cadenas del hambre, de la pobreza, de la miseria. Para poder expulsar a ese yanqui, fue necesaria la unidad de los pueblos centroamericanos, y en esas batallas participaron combatientes hondureños, encabezados, me recordabas ahora, por el General Xatruch. Esto fue en el año 1856, cuando la Batalla de San Jacinto. Se unieron todos los centroamericanos, nuestros antepasados, que eran de diferentes ideologías. No les quedó más que unirse, porque se daban cuenta, que si no lo hacían iban a terminar todos estos países, como colonias de los yanquis y con el esclavismo, como quiso imponerlo William Walter en Nicaragua. Se logró expulsar a Walker, que después intentó de nuevo entrar por Honduras, lo capturaron, y a pesar de las protestas y las amenazas del Gobierno yanqui de ese entonces, ¡lo fusilaron en Trujillo, Honduras, en el año 1857. Me pregunta el Presidente que si voy a ir a visitar la tumba, cuando vaya por allá, porque vamos a ir a Honduras ¡claro! Pero, yo voy allí, a visitar al pueblo de Honduras que ha sido tan solidario con el pueblo nicaragüense; ha sido solidario con todas estas luchas que hemos librado contra la dictadura de Somoza. El Presidente Zelaya nos acompañó aquí, en el Primer Aniversario del Triunfo de la Revolución, en 1980. Realizamos el acto, por la UCA, en la calle, y vino Fidel a ese Aniversario. Ahí estaba con un grupo de jóvenes hondureños, lleno de fervor, de amor, de solidaridad, ahí estaba el Presidente Manuel Zelaya. Por eso es que anoche, que estaba reunido con Dirigentes de los Movimientos Sociales, les decía que ¡tenemos que unirnos todos los que estemos dispuestos a desafiar al imperio! Tenemos que unirnos todos los que estemos dispuestos a luchar contra la pobreza, la miseria, el hambre. Agradecemos la presencia y las palabras del Presidente Manuel Zelaya, una presencia que muestra claramente una actitud digna, independiente, honrada; una actitud solidaria con la Unidad Centroamericana. Dejamos por último al muchacho, porque Martín es un muchacho a la par nuestra; Martín es de los Presidentes más jóvenes de América Latina. Hablar de Panamá, es hablar de la lucha de un pueblo, por la soberanía de América Latina y El Caribe,, porque, cuando nuestro querido hermano, el General Omar Torrijos, defendía el derecho del pueblo de Panamá, a ser dueño de ese Canal, ¡de su Canal! no solamente estaba defendiendo la soberanía de Panamá, sino que estaba defendiendo la soberanía de todos los pueblos de América Latina y El Caribe. Y en esos tiempos tan difíciles, cuando América Latina estaba plagada de dictaduras ¡impuestas por el imperio yanqui! la batalla de Omar Torrijos ¡no era fácil! eran otras condiciones. Ya hubiese querido tener, nuestro querido y recordado hermano, Omar, las condiciones que tiene actualmente América Latina, ¡entonces se hubiese logrado ese objetivo en un plazo cortísimo! Pero... ¿cuánto le costó a nuestro hermano Omar Torrijos librar esa batalla? Hasta que finalmente las bases yanquis se fueron, y Panamá recuperó la soberanía del Canal. Ahora tenemos en Panamá a Martín de Presidente, ¡cuánto nos alegra! un joven que también, siendo muy muchacho fue solidario con nuestra lucha. No crean que él estuvo ausente de la lucha que llevó a la victoria al pueblo nicaragüense, el 19 de julio de 1979, hace 28 años. ¡Que viva el General Omar Torrijos! ¡Que viva Martín! ¡Que viva Mel Zelaya! ¡Que viva Hugo Chávez! Tenemos que saludar a alguien que no está presente físicamente ¿quién es...? ¿quién es...? ¿quién es...? ¡Fidel! nuestro hermano mayor, inclaudicable, valiente, solidario, que ha cumplido con el precepto cristiano, y aquí lo dijo Raúl, en una ocasión que visitó Nicaragua, después del Huracán Juana, Raúl expresó: "los cubanos, como lo ha dicho Fidel, estamos dispuestos a compartir el pan con el pueblo nicaragüense y con los pueblos del mundo." Esa ha sido la práctica revolucionaria de Cuba, ¡la solidaridad en todo el mundo! a toda prueba y sin condición alguna. Tan cierto es esto, que cuando nosotros entregamos el Gobierno en 1990, Cuba no suspendió su cooperación con Nicaragua, la mantuvo. Mantuvo a los médicos, pero luego, vino un Presidente y decidió expulsar a los médicos, con el repudio de nuestros hermanos miskitos, que eran los que estaban recibiendo los beneficios de esas brigadas de médicos cubanos, en las riberas del río Wankí, del Río Coco, y en las zonas de litoral y del llano. Fidel no anduvo fijándose, que había un cambio de Gobierno, que los sandinistas no estábamos en el Gobierno, sino que decidió continuar ayudando a Nicaragua. Y en ese programa que estableció, de la Escuela Latinoamericana de Estudiantes, vinieron las becas completas para los jóvenes, para los muchachos y muchachas de poblados pobres, que lograban bachillerarse y no tenían cómo estudiar, y han viajado por miles, a la hermana República de Cuba, para graduarse como médicos, que van a prestar un servicio solidario. Después del Mitch, Cuba estuvo igualmente dispuesta a cooperar, como lo hizo con los otros hermanos centroamericanos, con Honduras, Guatemala... ¡Cuba, siempre presente! Fidel está presente en el mundo, en América Latina y El Caribe; Fidel está presente en el ALBA; Fidel está presente en este 19 de julio, en este 28 Aniversario, de esta Revolución, ¡que es también su Revolución! Quiero pedirle a Abel; aquí está Abel Prieto, Miembro del Buró Político y Ministro de Cultura de la hermana República de Cuba. Ayer tuvo la oportunidad de hablar con los estudiantes y quiero pedirle, que en nombre de ese pueblo heroico y de Fidel, les digas unas palabras, porque aquí ¡no puede faltar la voz de Cuba!

Palabras de Abel Prieto

Gracias, gracias Daniel por la invitación para estar en este Acto extraordinario. Ha sido un momento de muchísima emoción, escuchar al Comandante Hugo, a los Presidentes de Honduras, de Panamá, al Primer Ministro de Libia, y escucharte a ti. Decirles que Fidel está cada día mejor, trabajando cada día más. Está, como dice Daniel, presente aquí, sin duda; está escribiendo mucho, haciendo análisis verdaderamente impresionantes, sobre los desafíos que tenemos los cubanos, los nicaragüenses, los latinoamericanos, la humanidad toda. Nos está dando, se los decía ayer en el Acto al que me invitó el Comandante Daniel, nos está dando muchos argumentos para frenar a la barbarie, para frenar el nuevo fascismo, ¡para defender a la especie humana! Un fuerte abrazo al pueblo sandinista, al pueblo nicaragüense, del pueblo cubano. Los queremos mucho, los admiramos mucho.

Palabras de Daniel

Gracias Abel por tus palabras, y nuestro abrazo, nuestro cariño como siempre, para Fidel, para Raúl, para ese pueblo heroico. Ya van a ser las ocho de la noche, falta un cuarto para las ocho de la noche. Aquí nuestros adversarios dicen que ustedes, cuando el acto es muy largo, se van cansando, aburriendo, y se van marchando... ¿qué dicen ustedes? ¿Hablamos un poco más o ya nos despedimos, qué piensan? Porque esta es una fecha gloriosa ¡fíjense bien! pasamos 16 años conmemorándola, luchando desde abajo y ahora, después de 16 años... es el primer año que estamos de nuevo conmemorando esta Fecha Nacional, porque ¡es una Fecha Nacional! con el Pueblo Presidente, con el pueblo en el poder. Es una fecha memorable. ¡Oigan! éstos están con el Gallo Ennavajado... ¡era una canción de campaña del 89! Dice Rosario que es una canción muy machista, pero ¡a muchos nos gustaba la canción! Ayer que estábamos con los estudiantes de la Unión Nacional de Estudiantes, habló Abel Prieto, nuestro querido hermano cubano. Cuando me tocó hablar, al escuchar el nombre de Abel, inmediatamente me acordé de la historia de la Humanidad, una historia que podemos definir con mucha sencillez, lo dicen las Escrituras, lo dijo Cristo con toda claridad. Y es que, cuando Dios creó el mundo y creó los mares, ríos, bosques, montañas, volcanes, las diferentes especies y al final en el Paraíso, Adán y Eva; luego, la historia de la manzana; después, los descendientes de Adán y Eva, Caín y Abel... allí empieza, allí están los orígenes de los sufrimientos de la humanidad, de los pueblos. Caín, asesinó a su hermano Abel y cuando Dios le preguntó y ¿dónde está tu hermano? ¿Acaso yo tengo que andar cuidando de mi hermano? Fue la respuesta de Caín... ¿acaso yo soy el guardián de mi hermano? Allí mismo, tenemos dos comportamientos en los orígenes de la humanidad: el que viene con una actitud de avaricia, egoísmo, capaz de asesinar a su hermano; y el que viene con un espíritu solidario, de amor, de justicia. Después, con el paso de los tiempos, fue la política colonialista de los países europeos, que se apropiaron del continente africano, de sus riquezas naturales, de sus tierras, y también, se apropiaron de millones de seres humanos, convirtiéndolos en esclavos. Los primeros campos de concentración no los inventó ese criminal de Adolfo Hitler... los inventaron y los crearon los europeos, para concentrar en ellos a centenares y miles de esclavos, para luego trasladarlos a Estados Unidos, Brasil, Cuba, Jamaica, a todos estos países. Hombres, mujeres, niños que eran tratados peor que a los animales. Yo no puedo dejar de repetir que en nuestra reciente visita a Senegal, en la parte norte de África, nos llevaron a la Isla Gorée, que era el último punto de concentración de esclavos, porque había campos de concentración en toda África. Los trasladaban a esa isla para venderlos y exportarlos a estas colonias. En Gorée había celdas para los hombres, celdas para las mujeres, celdas para los niños y, al esclavo que iba ingresando a la isla, lo pesaban. Si su peso era menor de 50 kilos, lo metían en una celda especial, donde les daban alimentos como se le da al ganado cuando se le está engordando... bastante zacate, bastante monte, bastante agua, para engordarlos. Cuando ya subían de peso, más allá de los 50 kilos, los sacaban para venderlos y trasladarlos a las colonias. En Estados Unidos, en toda América Latina y El Caribe, los colonizadores, llámense británicos, que fueron los primeros que llegaron a Estados Unidos a exterminar a los pueblos originarios, a robarles sus riquezas, sus tierras y la vida; llámese españoles, portugueses, holandeses, ingleses... llegaron a estas tierras, no con afán humanitario, sino que en búsqueda de oro, de riquezas y les arrebataron las tierras a nuestros antepasados y les robaron también la vida. En esa explotación de África, de América Latina, de países asiáticos, es donde está la acumulación originaria de esto que hoy se conoce como capitalismo global... ¡está manchado de sangre, de oprobio! ¡está manchado de todas las crueldades que se le impusieron a esos pueblos, a esas naciones! Por eso es que ahora estamos librando estas luchas por la unidad de nuestros pueblos. Nuestro hermano Khadaffi, encabezando esa lucha con mucha tenacidad en África, para buscar la unidad de los pueblos africanos; y nuestro hermano Hugo Chávez, emprendió esta nueva jornada junto con Fidel, cuando nosotros todavía no estábamos en el Gobierno, para trabajar por la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños. Queremos esa unidad para salir de la pobreza, de la miseria, el hambre, el desempleo, de la falta de financiamiento; ¡para acabar con estos apagones que nos han dejado 16 años de neoliberalismo! Había un apagón hace rato, porque todas estas lámparas estaban totalmente apagadas, y parece que no llega bien la energía todavía, porque están pálidas. La situación es bien simple, los que acumularon ese capital, esa riqueza, con el saqueo, el exterminio, campos de concentración, más 300 años de esclavitud de los pueblos africanos, ¡ellos están bien unidos, y buscan cómo mantenernos divididos a todos nosotros! Para dominarnos y oprimirnos mejor. Practican esta política en todo el mundo: dividir a los pueblos, a las naciones, a los gobiernos. Y, cada vez que los gobiernos intentan acercarse, escuchando la voluntad de los pueblos, vienen las amenazas, con sanciones y todo lo que ya conocemos. Pero el mundo vive un nuevo momento, ese capitalismo global, encabezado por el imperio yanqui, es cierto que tiene una enorme fortaleza, pero... ¡unidos los pueblos latinoamericanos y caribeños; unidos los pueblos africanos; unidos los pueblos de Europa y Estados Unidos! porque en Estados Unidos hay un pueblo valiente, patriótico que está exigiendo la salida de las tropas de Irak. Unidos todos estos pueblos, ¡vamos a alcanzar nuevas victorias! En la unidad está la fuerza. Hace 28 años fue la unidad, la que nos permitió a los nicaragüenses acabar con la dictadura somocista impuesta por el imperio yanqui. Recordemos bien... ¡nos unimos todos! entendimos que si no nos uníamos alrededor del Frente Sandinista, no iba a ser posible acabar con la dictadura somocista. Y nos unimos todos, independientemente de las diferencias políticas, ideológicas, ¡nos unimos y logramos acabar con esa dictadura de Somoza! Ahora, nuestra batalla es acabar con el hambre, con el desempleo, con la usura; acabar con la falta de salud, de educación; con todo lo que privatizaron durante estos 16 años... acabar con los apagones ¡claro que tenemos que acabar con ellos! Nosotros, desde el 10 de enero que estamos en el Gobierno... no podemos negar nuestra afiliación sandinista ¡es lo primero! Pero, estamos para gobernar para todos los nicaragüenses... ese es un principio. Cuando ellos han gobernado, durante estos 16 años pasados ¿acaso ocultaban su identidad política? ¿acaso dejaban de hacer una política partidista, que se convirtió en una política destructiva para sus mismas bases? Porque después de ofrecerles miles de promesas, lo que hicieron fue darles hambre, desempleo, matarlos por falta de medicamentos y negarle la escuela a los niños. Ya sabemos que ellos son nuestros adversarios; son buenos para invocar la Constitución, torciéndola para favorecer los intereses de los grandes capitales, de las grandes transnacionales. Ellos privatizaron las plantas de energía, privatizaron la distribución de la energía; privatizaron la salud, la educación; querían privatizar el agua ¡y hasta el aire que respiramos! Pero entonces, el pueblo dijo ¡no! Y no se los permitió. ¿Qué es lo que tenemos que hacer los nicaragüenses? Unirnos todos. Que entiendan de una vez... porque viven con el cuento de que el Gobierno de Nicaragua, no representa la voluntad de todo el pueblo. Viven con ese cuento. Se les ha olvidado que las elecciones ya se realizaron, que fueron el año pasado en el mes de noviembre, y que el pueblo votó por el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Que se olviden de estar con esa política confrontativa, porque cuando decidimos, como una primera medida de Gobierno, declarar la Educación y la Salud gratuitas... inmediatamente, empezaron a protestar y boicotear. ¡No les interesa la vida y la suerte de los pobres! Como en esos 16 años no hicieron nada para invertir en energía, Nicaragua genera 450 megawatts... ¡fíjense bien! ¿Cuántos megawatts tendrán ustedes en Panamá, Martín? En Panamá, generan 1000 megawatts; en Honduras, 1000 megawatts; Venezuela, casi 20 mil, y en Irán... cuando estaba hablando con el Presidente de Irán, como que creía que el traductor no estaba traduciendo correctamente, porque yo le decía que generábamos 450 megawatts ¡y me volvía a preguntar! Yo le repetía, son 450 megawatts; hay 715 instalados, pero no sirven, están destartalados, no invirtieron en ellos, se están parando continuamente y, lo que estamos generando son 450 megawatts. Y le pregunto ¿ustedes cuánto generan? ¡45 mil megawatts! me respondió, y necesitamos más todavía, por el crecimiento industrial del 8%. Hugo Chávez Me dijo el Presidente de Irán, que ellos están dispuestos a cooperar con Nicaragua para hacer aquí una central hidroeléctrica. Daniel Así es. Después que estuve en Irán, llegó luego el Presidente Hugo Chávez y él siempre anda pendiente de la situación de los países latinoamericanos. Porque la lucha es de todos. Este problema de la energía, debemos resolverlo unidos los nicaragüenses y no boicoteando. Porque desde el primer momento, cuando nuestro hermano Hugo Chávez tuvo la voluntad de enviarle ayuda a Nicaragua con el petróleo... ¡inmediatamente pusieron obstáculos para que no llegara! Nosotros no estábamos en el Gobierno y, apenas pudo entrar aquél barquito por el Rama, con 80 mil galones de diesel. Fue lo único que pudo entrar. Cuando llegamos al Gobierno, esta situación ha venido cambiando gradualmente, pero el desastre que hemos heredado ¡es tan grande! que en esos momentos la única alternativa que encontramos, fue que nuestros hermanos venezolanos, nuestro hermano Hugo Chávez, nos enviara las plantas que funcionan con diesel. Si no tuviésemos esas plantas que generan hasta 60 megawatts y, sobre todo, si no tuviésemos el petróleo y sus derivados, con las facilidades que brinda Venezuela a nuestros pueblos; facilidades que no brindan Estados Unidos ni ninguna potencia europea, a ningún país africano o latinoamericano de los que ellos saquearon. Si no estuvieran esas plantas, en estos momentos la crisis en Nicaragua ¡sería total! Estaríamos sin plantas, sin petróleo, porque se ha venido encareciendo cada día más. Y esa política de crédito, es lo que nos ha permitido que el transporte en Managua se mantenga a dos córdobas con cincuenta centavos y no se incremente para los miles de ciudadanos que lo utilizan en Managua. Pero además, dentro del ALBA, se han firmado convenios recientemente, donde se está formalizando la creación de una empresa venezolana-nicaragüense que traerá suficiente plantas térmicas, que son las que se pueden instalar rápidamente; y con la cooperación cubana y de China Taiwán, que no dudó en aprobar inmediatamente el envío de 30 megawatts, de las mismas plantas que se están fabricando en Corea del Sur. Con esas plantas de generación, tendremos las posibilidades reales, de ponerle fin a los apagones en nuestro país. Quiero ser claro en esto, con todo el respeto que me merece la República Popular China. Ellos tienen sus diferencias; Naciones Unidas tomó sus Resoluciones en determinado momento, y cada país es libre de tomar sus decisiones; nosotros queremos tener relaciones con ambos y al final ellos se pondrán de acuerdo cuándo y cómo se unen. Nosotros no tenemos porqué tomarnos ese pleito. Porque además, ¿vamos a tomarnos el pleito nosotros, cuando Taiwán invierte en China Popular más de 200 mil millones de dólares? O sea, las inversiones de Taiwán llegan a China Popular y para eso no hay problemas; tienen relaciones comerciales. Taiwán es el tercer país con mayor inversión en China Popular. Cuando un país se está ahogando... es como que un hermano se esté ahogando, está muerto de sed, porque le falta un vaso de agua, y yo tengo ese vaso de agua; el otro tiene millones de vasos de agua... ¿quién es el que actúa con verdadera solidaridad y humanidad? Aquél que está dispuesto a darte el vaso de agua para que no te ahogués. Eso es lo que tenemos que valorar, la solidaridad. Y en estas condiciones, Venezuela, la Revolución Bolivariana, ha sido un pueblo, una nación, un Gobierno que ha actuado con ese principio cristiano de compartir el pan con el prójimo y, sobre todo, dar de beber al sediento. Lo dice Cristo, dar de comer al hambriento. ¿Cuántos países poderosos, de esas potencias enormes, tienen ese comportamiento? ¿Cuántos, ante la situación que tiene Nicaragua? ¿Dónde están los Estados Unidos, trayendo plantas aquí de 500 megawatts, para que resolvamos el problema? ¿dónde están...? Están con un programa llamado del Milenio, que ya tiene milenios de estarse estudiando y diseñando; ya tiene milenios de tener unas directivas que están ganando grandes salarios, pero todavía, no hemos visto resultados de ese Programa del Milenio. En cambio, de la solidaridad venezolana y cubana, sí ¡ya tenemos resultados! Espero que todas las fuerzas políticas de nuestro país... porque he encontrado una actitud seria, responsable de parte de los empresarios. Hemos estado en reuniones con los empresarios e inversionistas nicaragüenses, y todos ellos, han estado con una actitud madura, comprensivos de la situación y reconociendo el esfuerzo que estamos haciendo para resolver el problema energético. Porque este país, tiene que resolverlo para poder prosperar, para que se pueda derrotar el hambre y el desempleo, por eso es que nos hemos comprometido que a más tardar, en el primer trimestre del próximo año, ¡van a desaparecer los apagones de nuestro país! Se creó finalmente la Comisión Nacional de Reconciliación, con Su Eminencia el Cardenal Obando al frente, para darle respuesta al problema de la tierra, al problema del financiamiento, al problema de viviendas para nuestros hermanos desmovilizados de la Resistencia Nicaragüense, retirados del Ejército, del Ministerio del Interior, luego de Gobernación. Para darles respuestas y cumplirles con lo que se habían venido comprometiendo gobiernos anteriores, ¡que no cumplieron y los han dejado en el abandono! La Comisión ya se constituyó y en las próximas semanas se llevará a cabo una reunión de la Comisión Nacional de Reconciliación con el Gabinete de Gobierno, para dar los pasos concretos y las respuestas correspondientes a las múltiples demandas que no fueron cumplidas durante estos 16 años de gobiernos, que lo que hicieron fue saquear al país. Venimos desarrollando el Programa Hambre Cero; los campesinos y las campesinas están contentas, recibiendo sus vaquitas, cerditos, las gallinas, las semillas; recibiendo capacitación y mientras tanto, ¡ya empezó la guerra sucia! y están conspirando. Tenemos la información ¡ya están conspirando contra el Programa Hambre Cero! Ahora dicen que el Programa Hambre Cero hay que pasárselo a las Alcaldías y, no se han dado cuenta, se les ha olvidado que el Programa Hambre Cero se está haciendo directamente, en coordinación con las Alcaldías. Y como que se les olvida que de las 153 Alcaldías que hay en el país, 87 las ganó el Frente Sandinista de Liberación Nacional; pero además, no estamos excluyendo a ningún municipio. Donde hay hambre, donde hay miseria, donde está una familia pasando dificultades, no se pregunta si es liberal o sandinista, sino que se cumple con el precepto cristiano de dar de comer al hambriento y dar de beber al sediento. Ahora, ellos que se pasaron 16 años, tranquilamente, sin guerras; porque nosotros no les hicimos la guerra a ellos, los dejamos tranquilos hacer su Gobierno; recibieron millones de millones... por lo menos, eso es lo que decían ellos mismos, pero ¡creció el analfabetismo, el hambre, el desempleo! Privatizaron la salud, la educación y ¿por qué no se les ocurrió a ellos el Programa Hambre Cero? ¿Por qué, en lugar de robarse lo que se robaron, no lo invirtieron en el Programa Hambre Cero? ¿Por qué no lo hicieron? ¿Por qué, todo lo que se robaron no lo invirtieron en medicamentos para que se salvaran vidas, que se perdieron por la falta de medicinas en los puestos de salud y en los hospitales? ¿Por qué no invirtieron en mejorar las escuelas y, en el servicio y atención a la niñez y la juventud? Porque más bien se dedicaron a saquear los recursos del país, los recursos del Estado y eso, ¡ahora se les olvida! ¡no lo quieren ver! Ahora dicen... ¡pásennos el Programa Hambre Cero! Les parece que ellos van a robarle al pueblo este Programa, pero el pueblo ¡no está dispuesto a dejarse robar el Programa Hambre Cero! ¡Las campañas que han montando en contra del Poder Ciudadano! Para el pueblo, lo que es del pueblo. ¡Ah! Ellos quieren que el pueblo les de el voto en las elecciones, pero después, no quieren que el pueblo tenga poder. Fíjense bien! Se quieren quedar tranquilos y a sus anchas, haciendo lo que les dé la gana, desde las diferentes instituciones del Gobierno, o desde algunas Alcaldías. Menosprecian la inteligencia, la capacidad del pueblo. ¿Quién pone a los concejales en esos cargos? ¿Quién pone a los Alcaldes, a los Diputados, a los Ministros en sus cargos? ¿Quién pone al Presidente en ese cargo? ¡El pueblo! Entonces, el Pueblo es Presidente; el pueblo debe tener el poder ¡eso es lo que estamos defendiendo! ¡Y que no le tengan miedo! ¿Quiénes pueden tenerle miedo al control del pueblo? Los que no quieren que los controlen; los que no quieren que les regulen el salario, que les controlen los gastos, porque el mejor fiscal para acabar con la corrupción ¡es el pueblo! y van a ser, los Consejos del Poder Ciudadano. Los Consejos del Poder Ciudadano... ¡a terminar de organizarlos! y en ellos, están las puertas abiertas para todos los ciudadanos, a nadie se le va a preguntar si es liberal, sandinista, conservador, si es católico o cristiano. Lo que se les va a preguntar es, ¿querés ejercer el poder? ¿querés estar informado de cómo se gastan tus recursos? ¿querés tener la capacidad de influir para que, en ese Consejo se le diga al Alcalde y al Concejo municipal o al Ministro, a la Asamblea Nacional o al Presidente ¡hay que reducir los megasalarios, hay que desaparecerlos! como lo hemos hecho ya en el Poder Ejecutivo? Que puedan reunirse y, claro, el Alcalde y los Concejales que presenten sus propuestas salariales, de gastos corrientes, de inversiones, y que sea el pueblo el que diga: ¡no! ese salario está muy alto, ¡hay que bajarlo! Esos gastos corrientes están muy altos ¡hay que bajarlos! y hay que dedicar más a la inversión. ¿Y en dónde invertimos? veamos que hace falta en el barrio, si hay que reparar la escuela, el puesto de salud, o llevar la energía. Es decir, que el pueblo tenga el poder de manera permanente ¡eso es lo queremos nosotros! Y estamos hablando de Consejos a todos los niveles; Consejos Ciudadanos para tratar el tema de la energía, el tema de la producción, donde estén los productores grandes, medianos, pequeños; Consejos para tratar el tema de los derechos de los jóvenes, de las actividades deportivas, culturales. Consejos en los municipios, en los departamentos, donde se formen los gabinetes, donde estén los delegados de cada ministerio, y no le cuenten cuentos al pueblo, sino que le rindan cuentas al pueblo. Eso es lo queremos, ¡que le rindan cuentas al pueblo! ¡que no le cuenten cuentos! Ellos tienen los votos en la Asamblea para decir, que desaparezcan los Consejos del Poder Ciudadano, pero estarían, en primer lugar, incumpliendo lo que manda la Constitución y, deben estar totalmente claros, que es voluntad, es un derecho del Gobierno, ¡es un derecho del Presidente! compartir el poder con el pueblo, que el pueblo sea Presidente, ¡ellos no pueden negarme ese derecho! Así es que, yo llamo a las fuerzas políticas, porque se ve que todavía están resentidos, están ardidos por la pérdida electoral. Que aprendan de nosotros, ¡que aprendan de nosotros! Que hemos librado una lucha de decenas de años, desde aquella lucha guerrillera que se inició en los años 60 con ese himno histórico del Frente Sandinista que dice: "Luchar, luchar, luchar, es nuestro grito de guerra; vencer, vencer, vencer, es nuestro ideal y al grito de Patria libre o morir, marcharemos al triunfo de la Revolución." Invito a todos los nicaragüenses, de los diferentes estratos económicos y sociales, porque ese capitalismo global amenaza con la destrucción, no de los pequeños ¡porque ya los ha destruido! sino, que amenaza con la destrucción a los productores medianos, a los grandes... entonces, ¡unámonos hermanos para salvar a Nicaragua! ¡Unámonos centroamericanos para salvar a Centroamérica! ¡Unámonos latinoamericanos y caribeños para salvar a América Latina y El Caribe! ¡Abel tiene que triunfar! ¡Caín va a ser derrotado por los pueblos! ¡Que viva el 28 Aniversario! ¡Que viva el ALBA! ¡Que viva el pueblo de Nicaragua! ¡Que viva la unidad de todos los nicaragüenses! ¡Sandino vive, la lucha sigue! ¡Patria libre o morir! ¡Nosotros vamos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte y si morimos, no importa, otros nos seguirán! ¡Nosotros vamos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte y si morimos, otros nos seguirán! ¡Que viva Nicaragua, bendita y siempre libre!

Descarga la aplicación

en google play en google play