Escúchenos en línea

Trivelli confirma que la Cuenta del Milenio es «el cuento del milenio»

Varias agencias. Desde Managua. | 24 de Julio de 2007 a las 00:00
El embajador de Estados Unidos en Managua, Paul Trivelli, confirmó que su gobierno apenas ha desembolsado menos del 6% de los 175 millones de dólares prometidos a Nicaragua mediante la «Cuenta Reto del Milenio», pese a que ya han transcurrido dos de los cinco años que durará el programa. Tras participar con el vicepresidente Jaime Morales Carazo de una ceremonia de "agradecimiento" al Comando Sur del Ejército de Estados Unidos, por la asistencia médica brindada a la población de occidente, el embajador Trivelli comentó las afirmaciones del presidente Daniel Ortega sobre la ayuda norteamericana. Aunque Morales Carazo justificó las quejas del presidente Daniel Ortega contra la Cuenta del Milenio, porque demuestra su "desesperación de buscar soluciones" a los urgentes problemas sociales del país, también lo contradijo. "Creo que la información que le dieron al Presidente no era la más reciente", afirmó Morales Carazo, al referirse a la Cuenta del Milenio, bautizada por Ortega como «el cuento del milenio». Según el vicepresidente, habló ampliamente con el director del programa, Juan Sebastián Chamorro, ex viceministro de Hacienda del gobierno de Enrique Bolaños, quien supuestamente le aseguró que han ejecutado obras y acciones por más de 12 millones de dólares, en beneficio para más de cinco mil productores chinandeganos y leoneses. "Chamorro me ha dicho que están por construirse todos los estudios para los planes viales", agregó Morales Carazo. Pero las cifras que ofrece Chamorro son diferentes a las que suministra el embajador Trivelli. "Tengo entendido que ya se han desembolsado más de diez millones de dólares y han firmado contrato para 20 millones de dólares más", informó Trivelli. Eso representa apenas el 5.71% desembolsados en el 40% del tiempo comprometido, pues el programa contempla 175 millones para cinco años. El acuerdo se firmó entre los gobiernos de Estados Unidos y Nicaragua en julio de 2005. No obstante, el expresidente Enrique Bolaños aceptó que todo el dinero es administrado directamente por una entidad contratada por la administración norteamericana, sin ningún tipo de supervisión ni financiera ni ejecutiva de parte del estado nicaragüense. Ortega reclamó a la Asamblea Nacional porque no ha objetado la renuncia a la soberanía que implica ese convenio. "No he escuchado a ningún diputado, de esos vendepatrias, decir que se controla la Cuenta del Milenio. Esa la maneja Estados Unidos por separado, esa no se ve en el presupuesto, allí no hay preocupación porque la controle el presupuesto. Simplemente ellos deciden", denunció Ortega el jueves pasado, durante el acto celebración por el 19 de julio. No obstante, este lunes Trivelli calificó la Cuenta del Milenio como "un programa exitoso. Nosotros solamente estamos cooperando aquí contra la pobreza, el problema de salud y educación, con parte de infraestructura y contra la inflación económica. Creo que el programa de la Cuenta del Milenio ha sido exitoso porque ya hay cinco mil beneficiarios en los programas agrícolas, y nuestra intención en estos días es publicar un folleto con toda la información". Ortega no cree que esto sea así. En el mismo discurso del jueves pasado, dijo: "lo que yo sé es que no se ha construido un solo kilómetro, no ha habido obras. Sí ha habido estudios, viajes y gastos de los equipos que se han formado. Pero vamos a ver cuándo, vamos a ver si es cierto, y que se haga realidad, pero hasta el momento no se ha concretado". El embajador Trivelli ratificó que su gobierno seguirá con la ayuda a Nicaragua, porque, dijo, "nuestro compromiso es con el pueblo nicaragüense. Tenemos programas en educación, con salud, con la democracia, con seguridad y esa es nuestra intención, que esos programas continúen".

«Gratitud permanente»

El vicepresidente Jaime Morales Carazo manifestó el lunes la gratitud del gobierno de Nicaragua con Estados Unidos por los servicios que presta desde la semana pasada el buque hospital estadounidense en el occidente del país. Morales Carazo dijo que ante "cualquier eventual circunstancia o coyuntura histórica que es cosa del pasado, nosotros queremos expresar que nuestra gratitud es permanente y que este tipo de acciones son las que verdaderamente consolidan relaciones que son indisolubles fraternas y que cada día tienden a irse estrechando". El vicepresidente se refería a las tensas relaciones que en los años 80 tuvo Nicaragua y el gobierno de los Estados Unidos que creó, armó y financió a los contrarrevolucionarios ("contras") para destruir al gobierno revolucionario sandinista. Morales Carazo viajó el lunes hasta el Puerto de Corinto, para visitar el barco que ha prestado más de 5.000 atenciones a pacientes nicaragüenses desde que arribó la semana pasada en los centros de salud ubicados en municipios del departamento de Chinandega. La brigada médica concluirá sus labores el martes. El nuevo gobierno mantiene relaciones cordiales y normales con Estados Unidos. El presidente Daniel Ortega con frecuencia lo denuncia como representante del imperialismo y el capitalismo salvaje. Nicaragua es signatario de un tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, conocido como Cafta-RD por sus siglas en inglés. La brigada médica, a bordo de un barco del Comando Sur de la Marina de ese país, realizó 95 cirugías de todo tipo en un período de cinco días. El buque hospital United Status Navy Ship (UNSN, por sus siglas en inglés) atracó el pasado día 18 a seis kilómetros de Corinto. La brigada médica estadounidense realiza su misión con el apoyo de dos organizaciones no gubernamentales que trabajan en Nicaragua: El Proyecto Esperanza, que brindará atención médica y medicina preventiva y vacunas; y Operación Sonrisa, que atenderá a 35 pacientes de labio leporino o paladar hendido. También se han brindado otros servicios como medicina preventiva, cirugía general, ortopedia, dentistas, cuidado de odontología pediátrica, ginecología, obstetricia y servicios de salud pública. El buque hospital ya ha visitado Belice, Guatemala y Panamá, donde la tripulación ha atendido a más de 40.000 pacientes en tierra y 1.500 atenciones especializadas en el barco. El buque hospital USNS, que viaja con un equipo de especialistas médico de 500 personas, partió desde Norfolk, Virginia, el 15 de junio pasado en una gira por varios países de Latinoamérica y El Caribe, donde prevén brindar cuidados médicos a cerca de 85,000 pacientes en áreas con limitado acceso a cuidados de salud.

Descarga la aplicación

en google play en google play