Escúchenos en línea

General retirado Hugo Torres refuta a Francois Houtart

El Nuevo Diario | 28 de Julio de 2007 a las 00:00
En la edición del sábado 28 de julio, El Nuevo Diario publica declaraciones del general retirado Hugo Torres Jiménez, diputado suplente y dirigente del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), en las cuales refuta la nota del sacerdote belga Francois Houtart, quien a su vez califica como "derecha post moderna" al partido de Torres. Estas son las declaraciones del general Torres, ofrecidas al periodista Edwin Sánchez. "Yo no sé cuales serán los parámetros de Francois Houtart para calificar a la izquierda actual en Latinoamérica y Nicaragua en particular. Los referentes para poder ubicar en determinada posición ideológica a determinada fuerza política, a mi juicio, siguen siendo el programa político de determinada organización, los principios, el propio programa para regir su vida interna, sus estatutos. Nosotros decimos que ningún interés, ninguna ideología o sistema, ningún partido, ni el Estado ni el mercado, pueden estar por encima de la persona y de su integridad, de su dignidad y de su libertad, y del derecho que tiene a su autonomía, a su propiedad, salud y bienestar. Houtart habló que sus críticas al FSLN –falta de ética de algunos líderes, el pacto, etc.– "tendrían más credibilidad si el MRS presentara una real perspectiva de izquierda". El nivel de descomposición en que han caído las cúpulas tradicionales, incluida la del FSLN, el nivel de corrupción propiciado en la sociedad, nos obliga a rescatar la ética como referente de primer orden para reconstituirnos como personas, familia y sociedad y poder tener opciones de futuro. El problema de Houtart y de otros pensadores es que malinterpretan las tesis de Maquiavelo con la consigna de que el fin justifica los medios. Por eso él dice, que tal como lo planteamos nosotros sería obra de ángeles llevar un proceso de izquierda, y por eso cae en la justificación de los actos delincuenciales, porque no son errores, son actos delincuenciales. Cuando se corrompe a la sociedad, cometés un crimen producto del pacto entre las cúpulas PLC y FSLN. Por eso decíamos en el pasado que la gran contradicción fue del pueblo contra la dictadura, luego sandinismo vs. antisandinismo, y luego decencia vs. indecencia, y hoy decimos democracia vs. autoritarismo, porque se trata del rechazo al sistema democrático. En eso somos claros, nosotros como alianza MRS reivindicamos la democracia desde una visión de izquierda, con principios y valores de izquierda, que es pensar en términos de igualdad y justicia social. Ahí me parece que Houtart y los que piensan como él se equivocan de plano en el caso de Nicaragua, porque se hacen de la vista gorda ante estas barbaridades cometidas en nombre de una supuesta izquierda por parte de la cúpula del Frente. Se oculta la corrupción del Poder Judicial, la prostitución del ejercicio de la justicia, producto en gran medida del pacto entre Alemán y Ortega. ¿De dónde cree que venimos la mayoría de nosotros? ¿Y quién dice que por el origen únicamente se garantiza la fidelidad ideológica de izquierda? ¿Quién dice eso? Daniel Ortega por su origen de clase es popular, pero su comportamiento es como el de cualquier caudillo de derecha. En la cúpula del danielismo hay gente de origen de clase burguesa, y hay gente de origen de clase popular, y hoy son nuevos burgueses. No es cierto que sea el origen de clase el que determine el comportamiento y niveles de consecuencia a favor de las causas populares, como tampoco es cierto que sea el origen de clase burguesa el que te impida asumir posiciones de izquierda, como hay tantos ejemplos en el mundo. Al revisar el programa de la alianza MRS nos encontramos con posiciones claramente definidas a favor de la nación. Al poner freno a la corrupción, estamos diciendo que en el marco del concepto de la democracia occidental es posible levantar el país hacia estadios superiores de desarrollo e institucionalidad. Al ponerle freno a la corrupción, ¿quién está siendo más de izquierda, la alianza o la cúpula del danielismo? Esas prácticas están totalmente alejadas de posiciones de izquierda; son prácticas tradicionales, típicas de la cúpula. Por eso digo no separar el referente ético, porque si no caemos en que no importa llevar a cabo tal práctica si con ello se alcanza un objetivo superior político. El discurso del presidente Daniel Ortega más bien desune a los ciudadanos y crea una nueva polarización, lo cual puede llevar a derroteros de alta peligrosidad, y quienes sufrirán las consecuencias serán los pobres a los que dice defender este gobierno. Muchos, además, podrían ir a lo mejor a las cárceles, porque ya vimos que la tónica es que quien se atreve a protestar o a denunciar actos de corrupción es llevado a los tribunales de justicia, y es juzgado por jueces venales que siguen consignas partidarias. Mientras estas personas caen presas, los corruptos quedan libres. Esa posición de izquierda es lo que defiende Houtart, si se hace en favor de supuestos intereses superiores. Además de eso, ¿quién garantiza que quienes llevan adelante tales prácticas corruptas sean inmunes a las mismas? Creo que el FSLN no llega ni a derecha posmoderna. Creo que hay que ser justos. Las bases siguen creyendo de buena fe en esa dirigencia que se comporta en la forma tradicional de los partidos de derecha, con cierto sesgo social, pero fundamentalmente para su clientela política, y si algo queda para el resto, mejor todavía para sus intereses. Si el FSLN en el poder es de izquierda, ¿cómo podría justificarse su alianza con la jerarquía más conservadora de la Iglesia Católica? Esta cúpula sacrificó el estado laico, un principio del Estado moderno, más aún visto desde la izquierda. Aprobó de manera diligente y acelerada la penalización del aborto terapéutico, sacrificando a muchas mujeres de nuestro país, como ha ocurrido en los últimos meses. Estamos en presencia de una cúpula que propicia el establecimiento de un Estado clerical, confesional, como en los mejores tiempos de la Santa Inquisición, entonces, ¿qué piensa Francois Houtart de esto? Esto nos confirma que ni siquiera llegan a derecha posmoderna".

Descarga la aplicación

en google play en google play