Escúchenos en línea

Fenosa quiere «que el pueblo pague sus sinvergüenzadas», afirma Ortega

| 28 de Julio de 2007 a las 00:00
En un inesperado giro a las declaraciones políticas sobre las relaciones entre el gobierno y Unión Fenosa, el presidente Daniel Ortega acusó a la transnacional española de insensible, intransigente y ambiciosa. Durante su discurso la noche del sábado en Somoto, tras entregar centenares de títulos de propiedad a decenas de cooperativas, el presidente Ortega denunció que por culpa de la intransigencia de los dueños de Fenosa, no ha sido posible alcanzar un acuerdo para una solución integral a la crisis energética que vive el país. Desde el pasado 16 de julio, el gobierno, Fenosa, los dueños de las empresas generadoras y el ente regulador, iniciaron una serie de negociaciones para que eventualmente el Estado firme un Protocolo de Entendimiento con la transnacional. Esta serie de reuniones, en las cuales se discute entre otros muchos temas las tarifas, la inversión en las redes de distribución y la deuda con los generadores, son resultado de un Memorando de Intención firmado el 28 de junio entre el asesor económico presidencial, Bayardo Arce, y Honorato López, vicepresidente de Unión Fenosa, bajo los auspicios del gobierno de España. Ortega cuestionó la ambición desmedida de Fenosa, que se niega a absorber en forma compartida con el gobierno y los generadores, los costos de la severa crisis que vive el sector eléctrico y que ha causado racionamientos de hasta 11 horas diarias. "Fíjense que bonito. Ellos haciendo su negocio tranquilamente, y ahora quieren que el gobierno sea el que responda (por los apagones), es decir, que el pueblo pague las sinvergüenzadas que ellos han cometido", señaló el mandatario. En cambio, cuestionó que no han cumplido el contrato de privatización, firmado en el año 2000 con el gobierno del entonces presidente Arnoldo Alemán, en materia de inversiones en la ampliación y mejoramiento de la red de distribución eléctrica. "Que les importa que los pobres pierdan, que siempre pierdan y que nunca puedan acceder a nada…pero para ellos (inversionistas) sí tienen que haber garantías, entonces no hay libre mercado", aseguró. En el punto 7 del Memorando de Intención, "Unión Fenosa expresa su intención de suspender la reclamación internacional del Seguro MIGA (por 49.5 millones de dólares) y no emprender la demanda al SIAGUI (por 200 millones de dólares) y el gobierno de Nicaragua manifiesta su disposición de realizar gestiones a fin de suspender el proceso de arbitraje en curso, y cualquier otro proceso que dificulte el proceso de entendimiento actualmente en marcha". Sin embargo, el presidente Ortega acusó a Fenosa de chantajear a Nicaragua, porque mantiene su amenaza de seguir con esa demanda, ante un organismo que en el 99% de los casos falla a favor de las multinacionales y en contra de los países pobres.

Descarga la aplicación

en google play en google play