Escúchenos en línea

Ortega cuestiona papel de observadores electorales

None | 20 de Julio de 2006 a las 00:00
El candidato presidencial y líder sandinista de Nicaragua, Daniel Ortega, reiteró este martes que no confía en los observadores electorales y llamó a sus simpatizantes a "dar la pelea para defender el voto" en los comicios del próximo 5 de noviembre. Al clausurar este martes en Managua un foro latinoamericano de izquierda, Ortega dijo temer que aquí se repita lo ocurrido en los recientes comicios de México, donde -afirmó- "ha colapsado la confianza y credibilidad del Instituto Federal Electoral (IFE)". Ortega luego participó en una misa en la Catedral de Managua, que ofició el cardenal nicaragüense, Miguel Obando y Bravo, en vísperas de la celebración que tendrán los sandinistas este 19 de julio en la Plaza de la Fe "Juan Pablo II", en Managua. "Ya no andemos confiando en los observadores, nos invaden de observadores, como si ellos fueran a garantizar que el proceso sea limpio", comentó el ex mandatario (1985-1990), que por quinta vez aspira a la candidatura presidencial. Ortega llamó a los simpatizantes y militantes sandinistas a "dar la pelea para que se respete el derecho del voto, que se permita a los nicaragüenses ir a votar y luego que se cuenten bien esos votos y se respeten los resultados". El líder sandinista dijo haber tenido "amargas experiencias con los observadores", la peor de ellas en 1996 cuando fue derrotado en las urnas por el liberal Arnoldo Alemán. "Fue un proceso escandalosamente fraudulento, irregular, viciado", pese a la presencia de observadores del Centro Carter y de la OEA, indicó. Opinó que tras las pasadas elecciones en México "ha colapsado la credibilidad, el mito que ha generado el famoso IFE, que se había venido presentando como el sistema más perfecto de organización electoral, de conteo electoral de América Latina y el Caribe". "Ya le digo al pueblo nicaragüense que ya no andemos confiando en los observadores", declaró el ex presidente Ortega. Afirmó que los sandinistas han tenido experiencias amargas en el pasado con observadores internacionales encargados de avalar los resultados de las elecciones generales en este país. Agregó que la experiencia "más amarga" fue durante las elecciones de 1996, en la que participaron como observadores el ex secretario general de la OEA César Gaviria y los ex presidentes Jimmy Carter, de EEUU, y Oscar Arias, de Costa Rica. Ortega aseguró que un día después de esos comicios, que dio como ganador al ex presidente y ahora reo, Arnoldo Alemán, los expertos le habrían dicho en reunión privada que se habían cometido violaciones durante las elecciones y que por el bien del país le habían pedido que acatara los resultados. El líder sandinista dijo, además, no confiar en los observadores porque en México no han dicho nada, pese que el partido de izquierda de Andrés Manuel López Obrador ha presentado pruebas que supuestamente muestran las irregularidades que se cometieron en los comicios del 2 de julio "Por eso yo sólo confío en el voto de los nicaragüenses y en la organización electoral que tengan las fuerzas políticas", señaló. Ortega dijo también confiar en el Consejo Supremo Electoral (CSE), el que sus opositores recriminan que es controlado por los sandinistas.

Descarga la aplicación

en google play en google play