Escúchenos en línea

Empresarios brasileños quieren aprovechar TLC con EEUU

Varias agencias. Desde Managua. | 8 de Agosto de 2007 a las 00:00
El vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales, inauguró este miércoles un Foro de Comercio e Inversiones entre empresarios brasileños y nicaragüenses para explorar las oportunidades de inversión que ofrece el país centroamericano en el campo de la energía, textiles e infraestructura. "Apoyamos toda inversión nacional o extranjera directa o mixta" que favorezca el desarrollo de Nicaragua sobre la base de "un aprovechamiento racional de los recursos naturales", afirmó Morales, durante la apertura del evento que se realiza en el Centro de Convenciones Crowne Plaza de Managua. La delegación brasileña esta integrada por 30 empresarios, encabezados por el vicepresidente de la Cámara Nacional de Industria, Lucas Isoton, que acompañan al presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva en su visita a Nicaragua. "Este encuentro es una extraordinaria oportunidad para presentar las buenas oportunidades de inversión y negocios que hay entre nuestros países", y para analizar la viabilidad de cooperar en proyectos de infraestructura y energía que necesita Nicaragua para mejorar su competitividad, señaló Isoto en su intervención. Los empresarios brasileños manifestaron interés en aprovechar las ventajas comerciales que Nicaragua tiene con Estados Unidos en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito con Centroamérica y sentar bases para la producción de etanol y biodiesel. "La exploración de las oportunidades CAFTA es una de las área de interés de los inversionistas brasileños" en Nicaragua, afirmó el vicepresidente de la Cámara Nacional de Industria de Brasil, Lucas Isoto. Isoto dijo que Brasil, la economía más fuerte de América del Sur, explora por ejemplo la posibilidad de invertir en empresas manufactureras y textiles que operan en Nicaragua bajo el régimen especial de "zonas francas" para beneficiarse de las preferencias comerciales de importación que tienen con Estados Unidos. "Las empresas brasileñas buscan países que puedan contribuir a generar ganancias en mercado locales o terceros", dijo Isoto, que también preside la Federación de Industrias de Brasil que aglutina a cinco millones de pequeños y medianos empresarios. La iniciativa fue acogida por el gobierno y empresarios nicaragüenses que expresaron la disposición de estrechar los vínculos comerciales con Brasil, con la finalidad de convertirse en "un trampolín" entre el Mercosur y Estados Unidos. Para ello el gobierno propone "aprovechar al máximo" los beneficios del TLC con Estados Unidos e incentivar la inversión en zonas francas, para atraer capitales de Sudamérica que contribuyan a su desarrollo, dijo el representante del gobierno sandinista Álvaro Baltodano, durante el foro. Isoto dijo que Brasil cuenta con una excelente tecnología para obras de infraestructura, y una prometedora industria de alcohol y de etanol que pueden ser útiles para Nicaragua y resto de Centroamérica. El Foro incluye cuatro mesas de trabajo en el área de energía, infraestructura, manufactura ligera y agroindustrial que son las áreas en las que los empresarios brasileños tienen interés en invertir en Nicargua a corto y mediano plazo. Por otra parte, el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, descartó el miércoles que el tema de la producción de etanol a partir de la caña de azúcar se vaya a abordar con la delegación de Brasil que encabeza el presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Cuando le preguntaron si el asunto de la producción de etanol será punto en la agenda que abordarán Lula da Silva y el presidente Daniel Ortega, Rapacciolli dijo a la radio oficial que "probablemente no se va a tocar porque en Nicaragua ya están definidos los proyectos de la siembra de caña de azúcar". Añadió que estos proyectos de siembra de caña de azúcar en su país ya tienen su dimensión y proyección para los próximos años, desarrollados fundamentalmente por los grupos empresariales centroamericanos Pellas y Pantaleón. "Quizás eso (de la producción de etanol a partir de la caña de azúcar) sea bueno, aceptable y justificado en otros países, pero para Nicaragua, nosotros preferimos dejar las áreas cultivables para otros productos que sean digeribles, de granos básicos para la alimentación", insistió el ministro Rappaccioli. El alto cargo formuló estas declaraciones a pesar de que hoy se instalaron mesas de trabajo en el marco de un foro de comercio e inversiones, en las que, entre otros asuntos se aborda la experiencia brasileña en producción de etanol.

Descarga la aplicación

en google play en google play