Escúchenos en línea

Arias conspiró contra la Revolución

Varias agencias. Desde Managua. | 8 de Agosto de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega, dijo el miércoles que su colega costarricense Oscar Arias conspiró contra su primer gobierno, en la década de 1980, a instancias de Estados Unidos, que se oponía a la Revolución Popular Sandinista. Hablando ante periodistas en presencia del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, Ortega aludió al 20 aniversario de la firma de los históricos Acuerdos de Paz de Esquipulas II, que pusieron fin a la guerra en Centroamérica en 1987. El mandatario afirmó que Estados Unidos, bajo los gobiernos de Ronald Reagan y George Bush padre, ejerció "presiones tremendas" sobre los gobiernos centroamericanos para evitar un acuerdo de pacificación con la Nicaragua revolucionaria. "Amenazaban al presidente de Honduras, al presidente de El Salvador, y al presidente de Costa Rica lo utilizaban para conspirar en contra nuestra", dijo Daniel Ortega sin mencionar por su nombre a Oscar Arias, que gobernó por primera vez de 1986 a 1990. Según Ortega, en una ocasión "antes de firmar el acuerdo" de paz, Arias reunió en Costa Rica al resto de gobernantes centroamericanos "y les propuso tomar acuerdos sin tomar en cuenta a Nicaragua", pero según dijo no tuvo éxito porque el guatemalteco Vinicio Cerezo se opuso. "El presidente de Guatemala reaccionó diciéndole que cómo iba a ser eso, y finalmente en Guatemala, y gracias a la posición firme de Cerezo se logró dar el primer paso en favor de la paz hace 20 años", recordó Ortega. Cerezo sirvió de anfitrión a la histórica cumbre realizada en el poblado guatemalteco de Esquipulas. La declaración de Ortega se produjo en momentos en que el presidente Arias, Premio Nobel de la Paz, celebraba este miércoles el 20 aniversario de Esquipulas II en San José con el resto de los gobernantes del istmo. Al respecto, el líder sandinista dijo sentirse "muy contento" de conmemorar la fecha histórica "en presencia del pueblo brasileño a través de su máxima autoridad". Este encuentro "es el mejor homenaje que le hacemos a la paz", subrayó. Ortega dijo que la visita de Lula era como un homenaje a los acuerdos de Paz Esquipulas II que celebraban en San José, Costa Rica, sus colegas de Guatemala, El Salvador y Honduras y Costa Rica, por el papel importante que jugó el en ese entonces secretario general de la OEA, el brasileño Joao Baena Soares. Señaló que en esos años el organismo continental "estaba subordinado a los dominios del imperio", en alusión a Estados Unidos. Afirmó que Baena Soares tuvo una "participación extraordinaria" en todo ese proceso "con firmeza e independencia frente a las presiones de los norteamericanos que amenazaban a los presidentes de Centroamérica para que no se reunieran". El líder sandinista declaró hoy la región demanda la unidad y la integración de los pueblos de la región y se lucha en todos los campos en favor de esa unidad. "Lo importante es que la bandera de la unidad y la integración se está moviendo como nunca en América Latina", dijo Ortega.

Descarga la aplicación

en google play en google play