Escúchenos en línea

Gobierno analiza acuerdo amistoso con Costa Rica por denuncia de xenofobia

None | 22 de Julio de 2006 a las 00:00
El gobierno analiza si acepta o no un "acuerdo amistoso" con Costa Rica sobre la demanda de xenofobia y de discriminación que interpuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dijo este jueves el canciller Norman Caldera. El diplomático afirmó que el "acuerdo amistoso", que propuso la CIDH a ambos países en su audiencia en Guatemala, el pasado 18 de julio, lo aceptarán si sienten que en Costa Rica se "están tomando medidas para asegurar que a los nicaragüenses se le respeten sus derechos humanos". El funcionario manifestó que un equipo de abogados de la cancillería analiza cuales serían las solicitudes a presentar a Costa Rica, si es que se acepta la solución amistosa. "El norte nuestro es que los nicaragüenses que residen en Costa Rica no tengan miedo", señaló. Agregó que en un arreglo amistoso lo que normalmente se acuerda es un compromiso de reformar leyes, otorgar indemnización a las personas a las que se le violaron sus derechos humanos, entre otros tipos de manifiestos. "Eso son básicamente los tipos de remedio que se ven en este caso, no voy a entrar a detalles hasta hablar con los abogados, pero es el tipo de cosa para restituir situaciones en las que hay violaciones de derechos humanos", insistió. Caldera dijo que los abogados estudian en que pueden proceder de Estado a Estado y en que no. El diplomático nicaragüense también comentó que, a su juicio, la CIDH ya admitió la demanda contra Costa Rica, al proponer un acuerdo amistoso. Caldera confirmó que se reunirá la próxima semana con su homólogo de Costa Rica, Bruno Stagno, donde se prevé abordaran el tema.

Autoridades costarricenses perplejas

La denuncia de Nicaragua contra Costa Rica radicada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) generó una situación inédita debido a la forma como fue planteada, aseguró el canciller costarricense Bruno Stagno. "En realidad lo que hubo fue una comunicación de parte de Nicaragua, como Estado parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos", y que legalmente no califica como denuncia, estimó el funcionario este miércoles. Se trató de "una comunicación relativa a dos situaciones que acontecieron en Costa Rica, pero donde la figura de demanda o denuncia no existe ya que es algo que no está tipificado dentro del sistema cuando se trata de un Estado a otro", agregó. "La figura de la denuncia o la demanda existe cuando se trata de un individuo hacia un Estado", explicó Stagno, y agregó que "por lo tanto, estamos ante una situación inédita en lo que es el Sistema Interamericano de Derechos Humanos". El planteamiento fue el tema de la sesión llevada a cabo el martes en Guatemala por la CIDH, órgano adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA) y cuya sede está en Washington. Como parte de los trabajos que por primera vez realiza fuera de su sede, el gobierno de Nicaragua acusó al de Costa Rica de xenofobia y discriminación contra la población migrante nicaragüense, además de negligencia y negación de justicia por la muerte de dos de sus ciudadanos. La delegación costarricense rechazó las acusaciones y minimizó las denuncias al asegurar que se trata de "situaciones aisladas, (que) de ninguna manera se pueden interpretar que son parte de un contexto de xenofobia o de discriminación imperante en Costa Rica". "Costa Rica es un país que tiene una trayectoria impecable en materia de Estado de derecho y de respeto a los derechos humanos", agregó Stagno, y señaló que además "siempre ha aportado auxilio y refugio a todo tipo de personas de todo tipo de procedencia". "Con el flujo migratorio nicaragüense y toda la gente que está aquí en situación legal e ilegal siempre han primado los principios de la acogida y de la solidaridad", enfatizó el ministro. Entre las argumentaciones presentadas por Costa Rica, figura la de que aún "no se ha agotado la vía interna", y que el caso se tramita según la dinámica con que opera el sistema judicial. "Ambos casos están en la vía judicial, en la vía penal y por lo tanto, tenemos que dar un tiempo prudencial para el agotamiento de la vía diplomática", sentenció Caldera.

Descarga la aplicación

en google play en google play