Escúchenos en línea

Ticos se clavaron el puñal

Managua. Agencia EFE. | 15 de Abril de 2015 a las 10:41
Ticos se clavaron el puñal

Las recientes obras ejecutadas por Costa Rica en una zona de disputa con Nicaragua podrían favorecer a Managua en el juicio que se lleva a cabo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en un caso por diferencias limítrofes, valoraron este miércoles expertos nicaragüense.

“Costa Rica ha clavado un puñal a su posición. Un Estado no puede realizar obras en su territorio que afecten espacios de otros”, dijo a periodistas Mauricio Herdocia.

 “Costa Rica violó la obligación de avisar a Nicaragua y la Convención de Basilea sobre los desechos (en otros países)”, refirió, por su lado, el también experto en derecho internacional, Norman Miranda, al referirse al inicio de las últimas audiencias orales en la CIJ, con sede en La Haya.

La CIJ realizará las últimas audiencias orales por este caso y podría emitir una sentencia este año o a inicios del próximo, según los cálculos del Gobierno costarricense y del nicaragüense.

La demanda fue presentada por Costa Rica a finales del 2010 por una supuesta invasión de Nicaragua.

A pesar que Costa Rica no tienes fundamentos, trata de demostrar que Nicaragua causó daños a un humedal protegido por convenios internacionales al abrir un canal para intentar unir el río San Juan, de soberanía nicaragüense, con el mar Caribe.

Costa Rica amplió la demanda en septiembre de 2013 al denunciar ante la CIJ que Nicaragua abrió dos caños más en la zona en disputa.

Los jueces decidieron agregar al caso una demanda de 2011 de Nicaragua contra Costa Rica por daños ambientales al río San Juan durante la construcción de un camino de lastre de unos 160 kilómetros que corre paralelo al afluente.

Costa Rica recientemente confirmó haber “sellado” con un dique uno de los caños en la desembocadura del río San Juan de Nicaragua, ubicado al norte de la frontera entre ambos países, la zona en disputa.

A juicio de los expertos, Costa Rica se equivocó por cuatro razones: debió avisar a Nicaragua por ser una zona transfronteriza, el lugar está en disputa, las remediaciones no se hacen depositando elementos extraños en la naturaleza, y las aguas del río San Juan son de soberanía nicaragüense.

“Lo del dique es un punto que Nicaragua tiene que explotar, porque Costa Rica causó daños a la navegabilidad del río, lo que es una violación al Laudo Cleveland (que regula la soberanía nicaragüense sobre el cuerpo de agua)”, refirió Miranda.

Ambos países también se debaten sobre si una carretera construida por Costa Rica junto al río San Juan debe ser cancelada, puesto que la obra provoca deslizamientos de tierra sobre el caudal, afectando los ecosistemas.


Descarga la aplicación

en google play en google play