Escúchenos en línea

Dragado, proyecto vinculado a defensa de la soberanía

Managua. Radio La Primerísima. | 29 de Abril de 2015 a las 04:42
Dragado, proyecto vinculado a defensa de la soberanía

Edén Pastora asegura que el río San Juan ha recuperado su caudal y que la navegabilidad  está en un 100 por ciento gracias a una inversión hecha por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega que supera los USD 8 millones.

Durante una entrevista concedida a Confidencial, Pastora Gómez habla sobre la importancia del dragado y otros trabajos que se realizan en esa zona como la siembra de 1 millón 300 mil árboles que forma parte de un programa de reforestación.

A continuación la entrevista íntegra hecha a Edén Pastora:

El comandante Edén Pastora, delegado del gobierno para el dragado del Río San Juan, aseguró que como resultado de las operaciones de dragado el país ha recuperado el caudal y la navegabilidad en el 100% de los últimos 38 kilómetros del río nicaragüense tras una inversión estatal que supera los ocho millones de dólares durante los últimos cuatro años.

“Del 5, 6, 7% de agua que entraba por el Río San Juan, y el resto se iba 95% por el Río Colorado (costarricense), hemos recuperado el 20-30% de nuestro caudal. A tal extremo que eso nos permite la navegabilidad segura en estos meses de marzo, abril, mayo, que antes no se navegaba”, dijo Pastora en entrevista con Confidencial.

El funcionario gubernamental brindó estas  declaraciones mientras Nicaragua y Costa Rica se enfrentan en la Corte Internacional de Justicia para dirimir la soberanía sobre un humedal de 2.5 kilómetros cuadrados, que los costarricenses consideran invadió Pastora cuando hacía las labores de dragado.

Pastora afirma que el dragado es un proyecto más político que técnico, tratándose de la defensa de la soberanía nacional, en el que 108 personas trabajan con un presupuesto mensual de 120 mil dólares y que lo combinan con la siembra de 1 millón 300 mil árboles que hacen parte de un programa de reforestación

Manda informes al Ejército

Pastora dijo que rinde informes técnicos a una comisión interinstitucional creada para lograr el desarrollo del Río y que es presidida por el general Julio César Avilés, jefe del Ejército de Nicaragua.

En términos contables, asegura que pasa sus reportes a la Empresa Portuaria Nacional (EPN). “No son millones de dólares mensuales. Para la obra, y en cuatro años (en realidad son cinco) lo que se gasta mensualmente, comparado con las otras obras y proyectos del gobierno, ¡esto es cacahuate finos! Es más político que técnico,”, dice Pastora.

Pastora se incomoda cuando se le pregunta sobre la posición de algunos sectores que suelen llamarlo mentiroso al escuchar sus anuncios sobre la mejoría de la navegabilidad en el Río.

“Es un adjetivo más, que la gente me califica de mentiroso, porque me han dicho errático, vanidoso, egocéntrico, impredecible, inmanejable, hijueputa, agente de la CIA, garganta de Reagan, aliado del imperialismo, traidor y lilá, lilá, lilá”, responde en ráfaga en la oficina que ha acondicionado en su casa, donde presenta a contadores y algunos de los empleados más cercanos que trabajan con él en el dragado, entre ellos uno de sus hijos.

“Que digan mentiroso es un perro más que ladra. Pero que vayan a ver, que me lo prueben. Mirá aquí estoy probando (señala unos informes colocados en una mesa, resoluciones de auditorías de la Contraloría y cartas institucionales) que no es mi capricho”, negó.

Los informes aludidos por Pastora, no fueron entregados a este reportero para poder realizar una lectura detenida, o someterlos a consulta con expertos independientes. De hecho, en los últimos cuatro años, dichos informes nunca han sido publicados ni existe un reporte evaluativo oficial sobre los resultados del dragado en el río.

ANIA: “Falta total de información”

Ingenieros afiliados a la Asociación Nicaragüense de Arquitectos e Ingenieros (ANIA) y  biólogos que trabajan en la Fundación del Río cuestionan la falta de información y transparencia sobre el dragado.

El ingeniero Raúl Leclair, a nombre de ANIA, lamentó que “la falta total de información” no permite una evaluación técnica de la obra. El especialista dijo que ni siquiera se sabe cuándo terminará ni qué alcances se pretende con la misma.

“El tema está en qué se está pretendiendo hacer con el dragado; profundizar para que haya navegación más segura de barcos de mayor calado pudiera ser un objetivo. Pero ni siquiera eso podemos decir: ¿A qué nivel de profundidad es que andan en el dragado? Para así saber a qué tipo de embarcaciones se está tratando de favorecer”, dijo Leclair.

El ingeniero Raúl Leclair, a nombre de ANIA, lamentó que “la falta total de información” no permite una evaluación técnica de la obra. El especialista dijo que ni siquiera se sabe cuándo terminará ni qué alcances se pretende con la misma.

“El tema está en qué se está pretendiendo hacer con el dragado; profundizar para que haya navegación más segura de barcos de mayor calado pudiera ser un objetivo. Pero ni siquiera eso podemos decir: ¿A qué nivel de profundidad es que andan en el dragado? Para así saber a qué tipo de embarcaciones se está tratando de favorecer”, dijo Leclair.

- See more at: http://www.confidencial.com.ni/articulo/21617/pastora-039-100-navegabilidad-del-rio-039#sthash.0zULwpvN.dpuf

El ingeniero Raúl Leclair, a nombre de ANIA, lamentó que “la falta total de información” no permite una evaluación técnica de la obra. El especialista dijo que ni siquiera se sabe cuándo terminará ni qué alcances se pretende con la misma.

“El tema está en qué se está pretendiendo hacer con el dragado; profundizar para que haya navegación más segura de barcos de mayor calado pudiera ser un objetivo. Pero ni siquiera eso podemos decir: ¿A qué nivel de profundidad es que andan en el dragado? Para así saber a qué tipo de embarcaciones se está tratando de favorecer”, dijo Leclair.

- See more at: http://www.confidencial.com.ni/articulo/21617/pastora-039-100-navegabilidad-del-rio-039#sthash.0zULwpvN.dpuf

En esta asociación, fundada por profesionales en 1957, no entienden por qué no hay un ingeniero a cargo el proyecto. Pastora dice que él se hace rodear de especialistas. “No han ido ni siquiera al lugar, ni han venido a mi oficina a preguntar, ¡eso es tener mucho valor!”, se queja Pastora.  “El ingeniero Leclair que no espere que yo voy a llegar a su casa. ¡Que venga a preguntarme que lo va saber!”, retó.

Entre los pobladores de San Juan del Norte, existe una opinión dividida sobre el dragado. Marcial Taisigüe es transportista y tiene dos naves, en los que mueve 95 y 88 pasajeros en cada viaje. Su principal preocupación es el costo del combustible y explica que en el caso del dragado este se ha hecho en un tramo corto.

“No es de gran intensidad. Le repito para tiempo de verano es buenísimo, (pero) como eso es arena, lo dragan ahorita en el verano, pero con una llena (de agua) se vuelve porque es arena, tendrán que hacerlo todos los años”, insiste.

Taisigüe explica que no es en todas las partes del Río, sino en la parte seca donde se draga, un proyecto en la que percibe obvios intereses de Pastora. “Él puede decir lo que le dé la gana. Si es publicidad de él (Pastora), él sabe por qué lo hace. Durante ese dragado insiste está feliz agarrando los billetes”, cuestionó.

No todos piensan así. Edgar Olson, líder creole, tiene otro punto de vista. Para él, los resultados son positivos y afirma que se ha mejorado la situación y se puede navegar tranquilamente en verano en el Río San Juan. Coincide plenamente con Pastora. “Antes no se podía, tenía que salirse la gente a empujar la panga, gracias al gobierno que mandó a hacer eso. Está un 95% mejor, debería estar seco ahorita, pero está navegable. Nosotros estamos felices”, dice vía telefónica.

El biólogo Amaru Ruiz refirió que una de las cosas que ha cambiado en el Río San Juan es la militarización, lo que provoca amedrentamiento de la población.

*Pastora: no he cometido ningún error

Edén Pastora, de 79 años, protagonista del conflicto fronterizo con Costa Rica, considera que en el próximo fallo en La Haya, que se espera a finales de 2015, quedarán definidas las fronteras entre Nicaragua y Costa Rica en el territorio en disputa. Eso permitirá trabajar mejor el tema del dragado.

“No se puede hablar de limpieza del río completamente sin hablar de la salida. El río tiene dos tapones: el delta y la salida. En los últimos cuatro kilómetros no se sabe por dónde trabajar, habrá que esperar el fallo”, reconoció.

Bajo ningún concepto acepta que haya cometido un error, que se haya traducido en la invasión de la que lo acusan los costarricenses. “Te lo voy a explicar, no cometí ningún error hermano. Te lo voy a explicar clarito. Nunca he andado buscando figuración”.

Él mismo cuenta que él descubrió el primer caño fronterizo mencionado en los laudos con Costa Rica y que eso se lo reconoció el ecologista Jaime Incer Barquero. “Nadie había dicho nada”, dice.


Descarga la aplicación

en google play en google play