Escúchenos en línea

Lluvias dejan siete muertos en Guatemala, tres en El Salvador y otro en Honduras

Varias agencias. Desde ciudad Guatemala y San Salvador. | 14 de Agosto de 2007 a las 00:00
Al menos siete personas muertas, decenas de evacuadas y poblaciones incomunicadas por derrumbes y desbordamiento de ríos es el saldo preliminar este martes de las fuertes lluvias que azotan el norte de Guatemala desde hace dos días, según el recuento de las autoridades de socorro. "Las labores de evaluación, prevención y búsqueda y rescate se mantienen en el área. Hasta el momento se reporta oficialmente el deceso de siete personas, dos en San Juan Chamelco y cinco más en Cobán, del departamento de Alta Verapaz (unos 219 kilómetros al norte de la capital)", afirmó a la AFP Benedicto Girón, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred). Sin embargo, precisó Girón, "es posible que el número de víctimas sea mayor porque tenemos reportadas más de una decena de personas desaparecidas desde las primeras horas de hoy". Con las siete personas fallecidas hoy suman doce las víctimas mortales de las lluvias en este país centroamericano en menos de una semana. Personal de Conred, con la asistencia de socorristas y soldados, han evacuado a 484 familias a seis albergues que se han habilitado en la ciudad de Cobán, provenientes de las comunidades vecinas, en su mayoría indígenas pobres. Las fuertes lluvias, provocadas por una depresión tropical proveniente del norte, no han cesado desde el pasado sábado en los departamentos de Alta y Baja Verapaz (norte), Quiché y Huehuetenango (noroeste) y San Marcos (oeste). Según el Instituto Nacional de Meteorología, Sismología, Vulcanología e Hidrología, las lluvias continuarán durante las próximas 24 horas en todo el territorio nacional, pero serán más intensas en las zonas del norte y noroeste del país. La Conred declaró hoy "alerta roja" que abarca, además de Alta Verapaz, los departamentos de Baja Verapaz (norte), Quiché (norte), Huehuetenango (noroeste) y el altiplano de San Marcos (oeste), este último, uno de los más afectados por la tormenta Stan, en octubre de 2005. También empezó a movilizar personal de apoyo a las comunidades más vulnerables para apoyar en el rescate y búsqueda de víctimas, y trasladar personas a los albergues. El director del Instituto, Eddy Sánchez, afirmó que se prevé que dicho fenómeno afecte el territorio nacional a partir de este miércoles y que permanezca estacionario toda vez que el viento no es muy fuerte. "Las lluvias podrían extenderse durante varios días más y estas comunidades se verían seriamente afectadas", detalló Sánchez al radioperiódico Patrullaje Informativo. La fuerza e intensidad de las lluvias han provocado cortes en el suministro de energía eléctrica, agua potable y telecomunicaciones, lo que según Girón "ha impedido que tengamos información más detallada" de lo que ocurre en las áreas afectadas. Aunque en Alta Verapaz hay funcionarios de varias instituciones en labores de contingencia, hasta el momento la comunicación es irregular. "Se enviaron cuatro plantas eléctricas para paliar en parte la situación que se está viviendo en el área. Esperamos que todos los servicios empiecen a restablecerse en las próximas horas", destacó Girón. El reporte oficial también da cuenta de la movilización de 484 damnificados a unos seis albergues temporales habilitados en la región, pues sus viviendas fueron inundadas por el desborde de los ríos Cahabón y Polochic y afectadas por los deslizamientos de tierra que han provocado las fuertes lluvias. Desde el jueves pasado, las lluvias han provocado la muerte de 12 personas en Guatemala, entre ellos, cinco menores a consecuencia de un deslave que sepultó su humilde vivienda en la periferia este de la ciudad, específicamente en jurisdicción de Santa Catarina Pinula. El pasado jueves cinco hermanos menores de edad murieron al caer un alud de tierra en la humilde vivienda en donde dormían, en la comunidad de Santa Catarina Pinula, en la periferia este de la capital guatemalteca. Guatemala es sumamente vulnerable a las fuertes lluvias, huracanes y tormentas, meteoros que desde 1998 a la fecha se han cobrado la vida de más de 2.500 personas, y causado perdidas millonarias a la agricultura e infraestructura del país.

Rescatan cadáveres en El Salvador

Las autoridades salvadoreñas han rescatado los cadáveres de dos hombres que fueron arrastrados por la crecida de dos ríos en el oeste de El Salvador y continúan en la búsqueda de un niño que también desapareció en uno de los hechos. Una fuente de la Dirección Nacional de Protección Civil confirmó el martes a Acan-Efe que Geovanny Antonio Bernal López, de 22 años, fue arrastrado el domingo mientras se bañaba en el río Sensunapán, en el departamento occidental de Sonsonate, y su cuerpo fue encontrado ayer a unos dos kilómetros del lugar. Según diversos informes, la crecida del río, así como otros cercanos a la zona, fue provocada por las constantes lluvias que ha impactado especialmente el oeste de El Salvador. Junto a Bernal se encontraban otras dos personas que lograron salir del caudal y ponerse a salvo, dijo la fuente oficial. En otro hecho, Juan Carlos Tajchin, de 22 años, y el menor Adán Gómez, de cinco, fueron arrastrados también el domingo por la crecida del río Sunza, también en Sonsonate. Cuerpos de socorro lograron rescatar anoche el cadáver de Tajchin en una zona cercana al lugar donde fue arrastrado, mientras las autoridades continúan esta mañana la búsqueda del menor, según confirmó la fuente de Protección Civil.

Un muerto en Honduras

Las lluvias que han azotado casi todo el territorio de Honduras en las últimos cuatro días han dejado al menos un menor de edad muerto en el norte, informaron el martes fuentes de la Policía y la Comisión Permanente Contingencias (COPECO). En el sector de Villanueva, departamento de Cortés, un niño murió ahogado ayer tras cruzar un canal de alivio que había aumentado su caudal de agua por las intensas lluvias que cayeron en esa zona del norte hondureño, indicó un portavoz de la Policía. La misma fuente indicó que el menor había salido de la escuela y que cuando cruzaba un pequeño puente cayó al agua y murió ahogado. Fuentes de la COPECO, por su parte, advirtieron que entre hoy y el próximo viernes se esperan al menos unos 30 milímetros de lluvia a causa de tres fenómenos en el Caribe. Los aguaceros de los últimos días han causado algunos daños en el centro, norte y oriente del país. En Tegucigalpa y comunidades cercanas se han registrado algunos deslizamientos de tierra en carreteras, en tanto que en la ciudad de Comayagua, unos 80 kilómetros al norte de la capital, más de 150 personas han sido afectadas por las lluvias. La COPECO y la Oficina de Pronósticos de Aeronáutica Civil hicieron hoy un nuevo llamamiento para que en todo el país se tomen las medidas de prevención necesarias por el mal tiempo que se registrará en casi todo Honduras. Según los expertos, desde que inició la temporada de huracanes en el Caribe, el 1 de junio pasado, en el país se han registrado 23 ondas tropicales. La 24 está por llegar y dejará lluvias de moderadas a fuertes en algunas regiones, en las que no obstante también se prevén altas temperaturas, principalmente en las partes bajas.

Descarga la aplicación

en google play en google play