Escúchenos en línea

Dura reacción de los partidarios de Bolaños Davis

Informe Pastrán. | 14 de Agosto de 2007 a las 00:00
El político conservador Alejandro Bolaños Davis dijo sentirse indignado, enojado y frustrado por lo que pasa en Nicaragua, aunque a la vez aseguró tener fe y esperanza de que este "sacrificio" suyo tenga frutos más adelantes, por la confirmación judicial de que ya no es diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). En tanto, el primer secretario y diputado liberal Wilfredo Navarro alegó que no conocía la resolución de la CSJ y que ellos no se van a pronunciar hasta que el lunes se reúna el Comité Ejecutivo Nacional del PLC para analizarlo y tomar una decisión, pero adelantó que si la resolución no aborda el fondo del recurso es probable que se retome en la Junta Directiva y si se adhiere a la resolución del CSE entonces nada habría que hacer, según Navarro. Por su parte, el diputado del MRS, Víctor Hugo Tinoco dijo que Bolaños Davis sigue siendo diputado hasta tanto el plenario parlamentario no acepte o rechace lo decidido por la CSJ . Para la Tercera Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, la sandinista Alba Palacios, con la resolución de la Corte Suprema de Justicia en pleno, no hay nada más que discutir y Alejandro Bolaños Davis ya no es diputado. En declaraciones a los periodistas, la legisladora dijo que ellos no pueden actuar contra ley expresa y la constitución y por tanto la Junta Directiva tiene que limitarse a acatar lo dispuesto por la CSJ y mandar a incorporarse al suplente. Descartó cualquier posibilidad de que este asunto sea sometido al plenario de la Asamblea Nacional en la búsqueda de 47 votos para rechazarlo, porque significaría crear un conflicto entre los poderes. "Lo que se ha hecho es ratificar la resolución del Consejo Supremo Electoral a través de esta resolución de la CSJ que es de ineludible cumplimiento y a la junta directiva solamente le corresponde acatar e incorporar al suplente, Standford Cash", dijo Palacios.

La versión de Bolaños Davis y sus partidarios

En conferencia de prensa, Bolaños Davis calificó de "injusticia institucionalizada" el hecho que le hayan despojado de una diputación. "Tengo sentimientos de indignación por un lado ante lo que está pasando, de enojo, de frustración; pero también tengo fe, tengo sentimientos de esperanza de que todo lo que está pasando ahora va a rendir frutos más adelante", expresó. Bolaños Davis, sobrino del expresidente Enrique Bolaños, dijo que este es un problema de la Nación y del país, no solamente es suyo y no es un problema pequeño sino grande, que debiera ser resuelto por todas las fuerzas políticas no sandinistas para evitar que se instaure una nueva dictadura en el país. Anunció que va a recurrir ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que asistirá a la próxima sesión ordinaria de la Asamblea Nacional para ocupar su escaño y advirtió que solo a empujones o por la fuerza podrán sacarlo de ahí. Los dos directivos de la Alianza Liberal Nicaragüense, a la que pertenece Bolaños Davis, anunciaron que intentarán someter ante el plenario si aceptan o no la resolución de la CSJ , aunque el sandinista y presidente de este poder del estado, René Núñez se los impida. Entretanto, Eduardo Montealegre, jefe de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), dijo que el pacto liberosandinista le entregó en bandeja de plata, la cabeza de Bolaños Davis al presidente Daniel Ortega. En su primera reacción oficial luego de la resolución de la Corte Suprema de Justicia en pleno, Montealegre dijo que el pacto no solo demuestra que está vivo sino que se está solidificando y extendiendo sus tentáculos para afectar a todos los nicaragüenses y la institucionalidad del país. Aseguró que quien elige a los diputados son los nicaragüenses y en consecuencia es el pueblo de Nicaragua quien puede quitar a los legisladores y quien tiene esa representación son los diputados y es la Asamblea Nacional a quien le corresponde decidir el futuro de Bolaños Davis. "Aquí no solamente está en juego la cabeza del diputado Bolaños, también es de todos conocido que vienen resoluciones políticas ridículas, antojadizas de la Contraloría para achacarme responsabilidades que lo que hacen es evidenciar quien está al lado de la raya y vienen otras", advirtió. El presidente dijo que hay amenazas para destituir como diputados a los diputados del PLC que enfrentan a Arnoldo Alemán, como Enrique Quiñónez y Maximino Rodríguez y a todos aquellos que defienden la institucionalidad. "Los nicaragüenses no podemos perder lo que hemos avanzado en los últimos 16 años lo perdamos", sentenció. Aseguró que el miedo al poder del gobierno y del pacto, sería lo peor que puede ocurrir a los nicaragüenses. "No podemos aceptar que hoy en día la población se sienta impotente y se le estén cerrando los espacios, hemos sido testigos en el pasado que cuando a la población se le cierran los espacios democráticos, buscan como abrirse espacios a cualquier costo", expresó, para añadir que en el pasado cuando se cerraron los espacios democráticos se dio paso a la lucha armada y la guerra. "Hacemos un llamado a los diputados del PLC, a los convencionales del PLC, a la sociedad civil, a los medios de comunicación, para que juntos cerremos filas y defendamos la democracia en este país, porque no se trata solo de un diputado, sino de todos y cada uno de los nicaragüenses que buscan su verdadero espacio democrático", dijo Montealegre.

Téllez dice que CSJ es sinvergüenza

Dora María Téllez, ex diputada y ex presidenta del Movimiento Renovador Sandinista dijo que la resolución de la Corte "es una sinverguenzada", porque el Consejo Supremo Electoral no tiene facultad ni legal ni constitucional para cancelar el nombramiento ni la elección de ningún diputado. Téllez expuso en el programa "Estudio 24 Horas" del Canal 8, que la anulación de una diputación solamente puede realizarse mediante un proceso judicial, es decir, se le debe acusar, abrir juicio y emitir una condena por haber cometido un delito y eso inhabilita sus condiciones ciudadanos. Pero anotó que en este caso existe una persecución política por parte del gobierno sandinista hacia Bolaños Davis, por haber denunciado que altos dirigentes del FSLN estaban envueltos en un escándalo de extorsiones y chantajes contra inversionistas privados en el municipio de Tola, en Rivas. "Lo único que demuestra es que la denuncia era cierta; ese nivel de venganza quiere demostrarle a la sociedad que este gobierno está dispuesto a hacer cualquier cosa si te oponés a él", manifestó. Calificó como un error político el que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional haya interpuesto un recurso innominado ante la CSJ , sabiendo que no existen causales. Dijo que la posición de la mesa legislativa es también "timorata y cómplice". Según Dora María Téllez, los poderes electoral y judicial, controlados y sometidos por el Frente Sandinista y el Partido Liberal Constitucionalista, han cometido tropelías, porque el Consejo Supremo Electoral no puede destituir a una persona que fue electa con el voto popular y son ellos quienes debieran ser enjuiciados. "Ellos debieran ser los enjuiciados. Primero porque le da una cédula (de identidad ciudadana), dos cédulas le da; segundo porque lo tiene inscrito (como candidato a diputado) sin ningún problema; tercero, admite la candidatura, no hay impugnaciones contra esa candidatura y lo declara electo, ¿a quien hay que enjuiciar por irresponsable?", preguntó. La dirigente política del MRS preguntó además que si en este momento nos damos cuenta que el Presidente Daniel Ortega es guatemalteco, entonces habría que destituirlo del cargo. "Esas son unas cosas completamente bárbaras, para eso los procesos tienen unos períodos, un período de impugnación, y el CSE lo declaró electo (a Alejandro Bolaños Davis), está electo y si ha cometido un delito que lo lleven a juicio", sostuvo. Precisó que "lo que hay contra Bolaños Davis es una venganza y una venganza no se repara en asuntos legales ni técnicos de ninguna naturaleza y es una venganza decidida por Daniel Ortega". El jurista liberal, Sergio García Quintero opinó que ni el CSE, ni la CSJ actuaron apegadas estrictamente a la ley en el más estricto puritanismo legal, para decapitar a Bolaños Davis, sino que prevalecieron sentimientos y actitudes reñidas con la ley. García consideró que el CSE actuó de forma irresponsable con intenciones maliciosas y que nunca tomó tanta diligencia cuando se denunció el caso de Lilliam Morales Tábora, electa en la boleta del PLC en el 2001, demostrándose que era de nacionalidad hondureña e inscrita como nicaragüense con documentos falsos. A pesar que la ciudadanía protestó y que los medios de comunicación lo denunciaran y hubo impugnaciones, no se hizo nada contra ese caso. "El problema más grave es que se está sentando un precedente por parte de la CSJ , un precedente muy grave, porque está haciendo una renunciación de lo que significa su posición ante la Constitución Política de la República ", expresó. Observó que la resolución sobre Bolaños Davis es discutida y discutible, dándole una patente de corzo al CSE para ponerse por encima de la Constitución y que puedan hacer todo lo que se les venga en gana. García Quintero insistió en que esta situación es peligrosa para el país, porque todos los desmanes que pueda cometer el CSE serán reparados, avalados y legalizados por el poder judicial, sin oportunidad de recurrir contra ellos ordinaria o extraordinariamente.

Descarga la aplicación

en google play en google play