Escúchenos en línea

Autoridades mexicanas desbordadas por ola de emigrantes centroamericanos

El Heraldo de Tabasco. Desde Balancán y Tenosique, Tabasco, México. | 18 de Agosto de 2007 a las 00:00
A como ocurrió desde hace diez días en el municipio de Tenosique, pero esta vez no son decenas sino centenas de indocumentados, que como hormigas, están entrando por comunidades de esta demarcación municipal a territorio nacional, debido al cerco policíaco militar establecido por los gobiernos federal y estatal en Tenosique para frenar la ola de ilegales que busca cumplir el sueño americano. A pesar de que la empresa Chiapas–Mayab suspendió el servicio de ferrocarril en esta región del sureste en la que los migrantes se enganchaban para viajar a los estados del norte del país, ahora prefieren caminar por las rancherías, ejidos y poblados de Balancán, que conforma con Tenosique los 120 kilómetros de frontera que tiene Tabasco con Guatemala, para eludir a las policías Federal Preventiva, Estatal, personal del Instituto Nacional de Migración (INM) y al Ejército, que es el que patrulla las comunidades de Tenosique para detener y deportar a los cientos de indocumentados que se encuentran varados en esta región. Durante un recorrido realizado por la comunidad del Aguila, El Bari, Carlos Alberto Madrazo, el Mical, Revancha, el Tinto y la Asunción, en el trayecto de la carretera de terracería que comunica a la segunda comunidad con la última en mención, entre el tramo de Carlos A. Madrazo y El Mical, 22 migrantes caminaban rumbo a las vías del ferrocarril que se localizan en el Bari, entre estos una mujer los acompañaba procedente todos de Honduras. Al llegar a el Bari, allí se encontraban a alrededor de unos 100 indocumentados la mayoría del país de Honduras y sólo nueve de Nicaragua, de estos una joven de escasos 21 años, de nombre Marcela Rodríguez Saldívar es checada desde el pasado jueves por las brigadas médicas y epidemiológicas de la Jurisdicción Sanitaria 01 a cargo del Dr. Andrés Edén Nazur Cámara, quien en compañía de la Dra. Esther Gómez, atienden a la mujer embarazada y le hacen entrega de ácido fólico, una vitamina que ayuda para que los bebés no nazcan con problemas congénitos de salud. Al ser abordado el Jefe de la Jurisdicción Sanitaria, explicó que desde que se generó el problema de los indocumentados que quedaron varados ante el cierre de la empresa Chiapas –Mayab, del Ferrocarril de carga que era el que recorría estos lugares y el cual a su vez permitía que de manera ilegal treparan en el los cientos de centroamericanos para continuar su viaje a los Estados Unidos, se les ha estado atendiendo con las brigadas del sector salud. De la misma forma agregó que se han extraído 171 muestras febriles, para detectar paludismo u otra enfermedad, a los más de 426 ilegales que se han encontrado en determinadas comunidades o tramos de carretera rural. Hemos repartido óxido de aluminio luego de haberse detectado problemas gastrointestinales en algunos de los indocumentados que llevan varios días pernoctando en un patio de la comunidad El Bari, y pese a que ya se les explicó que el tren no pasará al menos en los que resta del año y el próximo, los ilegales como Juan de la Cruz Herrera de 30 años dicen con la esperanza de lograr su objetivo, "vamos a esperar hasta que caiga" en clara referencia al ferrocarril y sonríe para demostrar que ni la suspensión del ferrocarril ni nadie los detendrá a el y a sus compañeros en su sueño de llegar a la Unión Americana. Nazur Cámara, indicó que el gobernador del estado Andrés Granier Melo, a través del titular de Salud, Luis Felipe Graham Zapata, ordenó a las jurisdicciones de Balancán y Tenosique a brindar toda la ayuda en materia de salud a quienes lo requieran de los cientos de ilegales que aun quedan varados en varias comunidades de los dos municipios fronterizos con Guatemala. Ya les hemos explicado una y otra vez que el tren ya no pasará porque se declaró en quiebra, agregó Andrés Nazur, e indicó a diario estamos visitando las comunidades que se localizan en la franja fronteriza con el objetivo de brindar ayuda a los ilegales y evitar se propague un brote de enfermedades como el paludismo, dengue y gastrointestinales, por la forma de alimentación que están llevando a cabo al no tener mas dinero ni en donde preparar sus alimentos. Por su parte Marcela Rodríguez, la joven embarazada de cuatro meses, al decirle a ella y sus compañeros que el ferrocarril ha dejado de prestar su servicio, con tristeza expresa, yo no sé cómo le voy a hacer pero no estoy dispuesta a regresar a mi pueblo y país, porque el padre del fruto que llevo en mi vientre estoy segura me matará, porque es un delincuente. Mientras ella es escuchada por varios corresponsales, otra de sus compañeras en una batea puesta sobre el suelo y arrodillada, lava la ropa que lleva de repuesto para cambiarse en donde lo puedan hacer, en tanto que un grupito de alrededor de 10 hondureños se olvidan por unos minutos u horas de su desgracia y de que el tren ya no recorrerá las vías que atraviesan por Villa el Triunfo, San Pedro, El Bari, El Aguila y Mactum, perteneciente a esta localidad, y jugando con unas barajas y hasta apostando de a dos y tres pesitos mexicanos como una diversión. Rumbo a la comunidad de El Mical, se aprecian a 22 hondureños entre los cuales camina una mujer a quien las brigadas médicas le hacen entrega de una caja de paracetamol, por si las dudas contrae problemas febriles, por tanta humedad que soportan al caminar la mayoría de los casos por terrenos fangosos, y así evitar que los elementos de la Migra o el Ejército los detengan y deporten de nuevo a sus países de origen. Al pasar cerca de ellos uno de los periodistas para unos segundos el vehículo en el que nos transportamos y les pregunta si ya tienen conocimiento en relación a que el tren ya ha dejado de recorrer las vía ferroviarias, y estos sin titubear responden que habitantes de otras comunidades que ya han recorrido, les han enterado pero aseguran en combi o como puédanos pero nosotros no estamos dispuestos regresar. Sin embargo al explicarles que la mayoría de sus compatriotas prefieren entregarse a las autoridades migratorias para ser repatriados estos dicen, si las cosas están así lo pensaremos, y siguen caminando bajo los incandescentes rayos del sol que a las 11: 15 de la mañana ya se sentían con gran fuerza sobre la humanidad de todos. De regreso a la cabecera municipal a la altura del entronque Balancan–Villa El Triunfo–Villa Chablé, seis camionetas de la Policía Federal Preventiva (antes de caminos), unos 10 integrantes de la Migra entre estos el Sub delegado de la Migra con sede en la garita de La Venta Tabasco, el coordinador en Tabasco, Miguel Angel Barrera Flores y el oficial José Torres Peraza acompañado de 19 elementos a bordo de seis vehículos con sede en la Subordinación de Tapachula en el estado de Chiapas, así como unos 40 policías del estado, mantenían el operativo para evitar la salida de indocumentados y en su caso detenerlos y deportarlos por Tapachula Chiapas. Miguel Angel Barrera expresó que ya bajó el número de ilegales que se encontraban varados desde inicios del presente mes en comunidades y propiedades que se localizan a orillas de las vías del ferrocarril, sin embargo manifestó que mientras algunos piden y se entregan para ser deportados pocos muy pocos son los que se aferran a esperar el tren que nunca más se verá recorrer dicha vía.

Aumentan migrantes por la ausencia del tren

Miembro de la orden Franciscana y colaborador de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de Tenosique, Fray Juan Pablo Chávez Vargas, no se anda por las ramas al opinar sobre el problema migratorio que ha copado este municipio ante el acumulamiento de ilegales que tratan de abordar el tren que ha dejado de circular hace 15 días. Las autoridades migratorias actúan con prepotencia, con abuso de autoridad, roban a los migrantes y les inventan delitos como chantaje para que no los denuncien, asegura. Este día en el salón, el único con el que cuenta la parroquia Cristo Crucificado se ha visto atestado de migrantes procedentes de diversos países centroamericanos, han llegado a la iglesia porque saben que este lugar se ha convertido en especie de embajada, donde reciben protección. Al menos una treintena de ilegales en su mayoría de jóvenes de entre 18 y 30 años de edad llegan por las noches a bañarse y a comer algo de alimento. Hasta Cristo Crucificado bajan de diversos puntos del Tenosique literalmente sitiado por migrantes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y hasta haitianos y cubanos, nacionalidades apuntadas en la pizarra del Instituto Nacional de Migración (INM), han llegado a este municipio fronterizo. Chávez Vargas junto con el padre Blas Alvarado, se han hecho cargo de la protección de los miles de migrantes que buscan llegar a los Estados Unidos iniciando su calvario por la Frontera Sur. Es sabido por todos, asegura Fray Juan Pablo, que desde siempre las autoridades migratorias se dejan llevar con prepotencia, con abusos de autoridad, incrementándose más los abusos por parte de autoridades de Migración, de militares, y de la policía, ahora cuando el tren ha dejado de pasar y se acumula el número de migrantes que suman miles, y es cuando los han perseguido de una manera discriminada Sabemos, continúa Fray Juan Pablo, la situación que están viviendo los migrantes que viajan en busca de algo mejor para su familia, la mayoría de ellos. En su defensa porque esa es la misión de la iglesia, socorrer a quienes necesitan, el religioso, asegura que en Tenosique lo que buscan los migrantes no es más que un poco de alimento, de descanso y continuar su camino; no hay otra intensión en Tenosique, y por ello, dice, la parroquia está apoyando y haciendo su parte para beneficio de algunos migrantes, a fin de brindarles un poco de descanso en esa travesía muy larga. Conocedor por muchos años del sufrimiento y vicisitudes por las que pasa el migrante centroamericano, Chávez Rivera, señala que desgraciadamente muchos ilegales en su intento por llegar a un lugar propicio para adherirse al ferrocarril, muchos se quedan a la mitad del camino, algunos mueren, otros son deportados, pero vuelven a regresar, y continúa la situación de inseguridad; de no saber qué hacer. La situación, dice, se complica más ahora que el tren ya no está funcionando, lo que origina que no sepan que hacer, para llegar a Coatzacoalcos que dista de Tenosique más de 300 kilómetros. Para llegar a ese lugar, añade Fray Juan Pablo, van a sufrir todavía más de lo que sufren en las persecuciones de que son objeto por las autoridades migratorias en la Frontera Sur. Por eso, las autoridades mexicanas, de Migración tendrán que escoger la manera de buscar una solución al problema. Agrega que ya se han presentado algunas propuestas a los legisladores en el sentido de la urgencia de que se reforme la Ley Migratoria mexicana, porque si esta no se da con el fin de ayudar a esas personas a que lleguen a su destino entonces se seguirá cometiendo esta serie de situaciones de injusticia. Según el religioso los cientos de migrantes que han llegado y siguen arribando, no representan ningún peligro: Muchos de ellos, señal, tienen dinero que les mandan familiares que ya lograron llegar al país del Norte o de algunos otros lugares les envían dinero para sostenerse. Sin embargo, lo que sí sería problema es que se estas personas se establecieran en Tenosique, puesto que no hay infraestructura para tenerlos permanentemente; eso sí podría crear problemas, pero la mayoría están de paso, están dos o tres días y se van, sostiene. El párroco reconoce, sin embargo, que lógicamente entre ellos sí hay algunos que podrían ser delincuentes, o podrían crear algún problema de violación o robo, pero el problema no es generalizado, la mayoría viene con la intención de buscar una nueva vida, y mejorar su situación económica, y la de su familia, pero insiste que entre esos podrían venir algunos que no vienen con buena intención, o que a lo mejor podrían crear algún problema no obstante, afirma que a todos se les va haciendo conciencia que si cometen algún delito tienen que enfrentarse a las autoridades y sufrirán las consecuencias En la parroquia Cristo Crucificado se atienden a diario hasta a 15 personas, pero ahora el número se ha cuadruplicado a consecuencia de la ausencia del tren, lo que hace que más migrantes lleguen en busca de apoyo. Enfatiza que no se sabe qué se va a hacer con ese número tan grande de migrantes, pero la parroquia sigue socorriéndolos porque los fieles de Tenosique envían alimento necesario para que los migrantes continúen su camino. Para este gasto que para la parroquia es casi tenerlo en el presupuesto, se sigue buscando la ayuda de los grupos, de la gente de la parroquia, mientras que en las misas se exhorta a la comunidad para que apoyen con víveres y alimentos algunos ya preparados otros para ser preparados por voluntarios. Reconoce sin embargo que no todo el problema se resuelve, pero se les ayuda un poco en sus necesidades: Ellos buscan alimento, medicinas algunas veces ayuda legal cuando lo requieren, hospedaje, y dónde bañarse Para este problema, abunda, se necesita más ayuda, no sólo de Tenosique, sino extranjera o del mismo país para construir la Casa del Migrante, para la que ya está el espacio para recibir a hombres y mujeres, pero sólo es el espacio, pues la parroquia sólo cuenta con un solo salón, y no podemos juntar a hombres y mujeres en un mismo lugar, hasta en tanto no se cuente con la Casa del Migrantes que será cuando se podrá recibir a mujeres y darles un acompañamiento más cercano, que no se trata de un acompañamiento de decirles les vamos a instruir religiosamente porque no se trata de eso, porque incluso también vienen algunos que no comparten nuestra fe y de igual manera los recibimos y les damos el mismo trato humanitario que reciben todos de acuerdo a las posibilidades y recursos con los que se cuenta. La Iglesia, asegura ha exhortado a las autoridades para el buen trato de los migrantes, al grado que incluso se ha tenido problemas sobre todo con Migración, debido a que el trato que les dan a los migrantes es un trato injusto. El religioso y defensor de los derechos humanos del migrante en la Frontera Sur, compara:"Nos hemos quejado del maltrato que hay en la frontera con Estados Unidos, pero estamos viendo que de este lado el maltrato que se les da a los migrantes es a veces superior en relación al maltrato físico, y psicológico que reciben. Precisa que se han hecho muchas denuncias. En algunas ocasiones han hecho caso, pero hay mucha fricción por ese lado, pero tratamos de apoyarlos lo más que se pueda, exigiendo que se respeten los derechos que tienen los migrantes, el derecho a la comida, a un buen trato cuando son detenidos, a proporcionarles la comunicación necesaria No los pueden incomunicar. En muchas ocasiones al visitar la garita de Migración en donde tienen hacinados a cantidad de migrantes como iglesia no nos permiten el acceso a ese lugar debido a que hemos sido una institución que ha denunciado públicamente los atropellos, y entonces nos van privando de poder ayudar a los que están detenidos. Hace algunos años teníamos acceso a esas instalaciones, pero ahora con los problemas y dificultades que se han tenido, ya no lo permiten, pero de todos modos, puntualiza Fray Pablo, seguiremos trabajando y apoyando a toda esa gente que solicita ayuda con lo que se pueda se les seguirá apoyando. ¿Qué hace falta en el personal de migración, capacitación o preparación?, se le pregunta y responde "Definitivamente, hace falta establecer de que no es una policía que está persiguiendo a delincuentes, puesto que no son delincuentes, si cometen algún delito, hay personas capacitadas para detenerlos, son personas que entran ilegalmente al país, pero no se les puede considerar delincuentes o maleantes, sino que se les tiene que dar un trato justo que no se les da", subraya. Entonces añade, sí hace falta mucha preparación la capacitación, lógicamente que tampoco van a llegar así con buenas palabras, hay veces que sí es un poco la fuerza que emplean para detenerlos, y más ahora que se han aliado con el Ejército, y la Policía Municipal para realizar estas redadas, por eso les hemos dicho inclusive a los migrantes que tienen que denunciar los atropellos que cometen contra ellos, de que las detenciones que hacen son injustas, porque los maltratan, los insultan, les roban. Según el párroco, si los migrantes tienen dinero y les llegan al precio, pues compran su libertad y pueden continuar libremente, y eso se convierte en es un negocio redondo que se podía evitar si se hace una reforma migratoria en el país en el que ellos lo que buscan es solo un libre acceso por el país, así se podría tener un control más seguro de las personas que entran al país, puesto que son miles los que ingresan por la frontera sur, miles y pues no se sabe quiénes son, no hay nombres, su situación jurídica o legal que hayan tenido en su país de origen. Entonces si hubiera alguna manera de concederles un permiso de 15 días, ellos pueden llegar hasta su destino, y cruzar la frontera como ellos quieren, pero eso es un problema de ellos dar el siguiente paso, pero aquí, estamos realizando el trabajo sucio de nuestros vecinos del norte, que no quieren hacer los de allá, y entonces aquí se está realizando, mientras las autoridades no han hecho lo necesario para que esto tenga una buena solución, pero como iglesia tenemos que denunciar, con todo porque no es posible que continúe esta serie de atropellos a los migrantes. Asegura que aunque hay amenazas, se tiene que seguir, no tenemos que quedarnos privados de hacer alguna denuncia por lo que sea, y más si se trata de la misma comunidad, de personas que necesitan de nuestra ayuda, y si está en nosotros poder ayudar, pues lo realizamos incluso le hemos dicho constantemente a las autoridades que necesitan prepararse para realizar este trabajo que no es fácil, no es fácil ser policía, o parte de una institución, sino que se requiere de una capacitación especial que si no se les da, ellos se van ateniendo a lo que creen que es, y ahí es donde se comete toda una serie de violación a los derechos humanos y ahí donde tenemos que intervenir nosotros, asegura. ¿Qué denuncian los migrantes en especial? Hay violaciones, pero muchos de ellos no lo denuncian, vienen a la oficina a presentar su queja, no somos autoridad para recibir su queja, simplemente si la autoridad competente no le da seguimiento a su queja, entonces la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos interviene. Han sido pocos los que denuncian, puesto que muchos son amenazados, porque les inventan infinidad de cosas, como de que son traficantes, y les hacen más grande su delito, entonces ellos con esa presión prefieren mejor no decir nada y conformarse simplemente con la deportación, entonces de los miles uno, si a caso dos, denuncian los atropellos Las estadísticas según la parroquia, se trata sólo de anotarse en un libro donde se registran donde anotan su nombre, fecha de nacimiento, lugar de donde son, país tiempo de estancia, en este caso no se les permite que estén más de tres días, dado que no se cuenta con el espacio ni la infraestructura para tenerlos más tiempo. Pero si se tiene el registro de los que van pasando por Tenosique. Al año, dice son aproximadamente entre 500 y 600, algunos no se registran sólo se bañan, comen y continúan, por eso no llegan a registrarse, pero es mínimo el número de los que en realidad están por esta zona, aunque esta cifra ahora se cuadruplica, y precisa que de la mayoría de ilegales que pasan a la iglesia son de Honduras, de los demás países son contados los que recurren a demandar apoyo. De la Casa del Migrante, dice, no hay nada, sólo el terreno que ya fue donado, y se está buscando la manera de recibir ayuda del gobierno, de instituciones privadas, y sobre todo de la misma comunidad para que el proyecto lo sientan como suyo, ahorita sólo está el terreno y funciona el comedor de ancianos y niños pobres de Tenosique, donde se atienden aproximadamente a 80 personas todos los días se les da el alimento, pero se necesita la Casa del Migrante, para darle la atención requerida, no para que se queden aquí un tiempo muy largo, sino que es un lugar de descanso donde se les puede dar ayuda médica, asesoría legal si lo requieren, solamente sería el espacio pero no se tiene, y únicamente en la parroquia con un salón de usos múltiples, para reuniones, fiestas y para los migrantes que quienes se comparte.

Descarga la aplicación

en google play en google play