Escúchenos en línea

Fidel aboga por una Latinoamérica sin analfabetismo y Chávez predice fin del imperialismo

None | 22 de Julio de 2006 a las 00:00
El presidente de Cuba, Fidel Castro, aseguró que si el MERCOSUR se lo propone en unos tres años puede erradicar el analfabetismo en el sub-continente. Por Eduardo Rodríguez-Baz, desde Córdoba, Argentina (PL) - Durante un acto paralelo a la Cumbre del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), celebrado anoche en el campus de la Universidad Nacional de Córdoba, el mandatario sostuvo que resulta increible que todavía se hable de 50 millones de iletrados en el hemisferio. No se justifica que hayan tantos latinoamericanos que no sepan leer ni escribir, enfatizó el líder revolucionario en un discurso de unas tres horas ante una multitud que él mismo calculó en 100 mil personas, en su mayoría jóvenes. Fidel Castro, quien la víspera acaparó los mayores aplausos en la magna cita del mayor bloque comercial del Cono Sur, con el cual la isla caribeña firmó un Acuerdo de Complementación Económica, compartió el masivo acto con su colega venezolano, Hugo Chávez. Sobre ese pacto con el bloque sureño anunció que su país adquirirá en los venideros seis meses unos 300 millones de dólares en alimentos de los estados miembros del MERCOSUR. Apuntó que esas compras trascienden lo meramente económico y representan un aporte de La Habana a la consolidación del principal mecanismo de integración de Sudamérica. Esto lo hacemos con el deseo, la necesidad y el deber de hacer un modesto aporte a esta unión aduanera, remarcó El estadista dedicó gran parte de su alocución a los programas sociales emprendidos por La Habana en los últimos años, así como a los proyectos de integración impulsados conjuntamente con Caracas dentro de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA). Al respecto, no dudó en precisar que mediante el método educacional cubano Yo, sí puedo, en 30 meses habrá tiempo suficiente para la alfabetización total de Bolivia, otras de las naciones incorporadas al ALBA. En esa misma línea de pensamiento, el jefe de Estado subrayó la necesidad de que el Tercer Mundo disponga de suficientes maestros y médicos, y citó el ejemplo de su país, el cual tiene más de 70 mil galenos con una población de poco más de 11 millones de habitantes. No pueden sobrar médicos en un mundo en el que impera la globalización de los servicios, señaló Fidel Castro, cuyo país tiene unos 30 mil profesionales de salud prestando servicios en varias regiones del planeta. Hizo una disertación sobre la crisis que sacude al planeta, con énfasis en la desmesurada alza en los precios del petróleo y de la mayoría de los principales recursos naturales. Se refirió a los planes emprendidos en los últimos años por la isla caribeña para mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos, en particular a la llamada Revolución Energética para hacer más eficiente ese vital sector. Expuso, además, las experiencias de programas tales como Operación Milagro, destinado a curar a pacientes latinoamericanos con problemas oftalmológicos, y destacó la generosidad en esa materia de su par venezolano. El líder de Cuba puso esas iniciativas a disposición del MERCOSUR, así como la experiencia de la mayor de las Antillas en el ahorro energético. Durante su intervención como invitado especial en la cita de mandatarios del Cono Sur, aclaró que no vino a predicar, sino a expresar determinados sentimientos que aprendió a lo largo de su vida. No cuestan nada (esos proyectos) y el MERCOSUR es hoy lo suficientemente fuerte para levantar las banderas de la alfabetización, enfatizó Fidel Castro, al explicar la necesidad de crear capital humano como recurso de vida para los pueblos. En su exposición, ovacionada constantemente por la multitud, el presidente de Cuba vaticinó que el imperialismo no durará más de 50 años y advirtió que a diferencia de épocas precedentes, la batalla de hoy se gana con la ideas, no con las armas. Apoyémonos en un punto sólido y moveremos este continente, exhortó el líder en medio de prolongados aplausos, al tiempo que ponderó la construcción de un MERCOSUR social y solidario.

Vaticina Chávez fin de imperio estadounidense en este siglo

Roberto Molina, enviado especial Córdoba, Argentina – El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, auguró el fin del imperialismo estadounidense en este siglo, durante un multitudinario acto en el campus de la Universidad Nacional de Córdoba. Ante al menos un centenar de miles de personas, acompañado del mandatario cubano, Fidel Castro, dijo que no es útil sobreestimar la fuerza de ese imperio, aún cuando no debe ser subestimada, pero afirmó que cada día le será más difícil poder dominar el planeta. "No podrán dominar este planeta, no podrán dominar a nuestros pueblos, cada día se les hará más difícil", remarcó, para añadir que el poderío estadounidense va progresivamente a convertirse en un gigante de papel. En cuanto a la situación actual de América Latina, opinó que nunca antes en 100 años y más se presentan hoy condiciones de una gran fuerza y un gran potencial para lograr los cambios que durante tanto tiempo se han estado buscando. "Creo que este momento crucial hay que mirarlo con atencion, interiorizarlo y cada uno de nosotros debe entregarse de lleno a la batalla, con conciencia cada día mayor", añadió. Dijo que Estados Unidos y sus aliados no sólo ponen en peligro la paz mundial, sino la propia existencia de la especie humana, y calificó de locura lo que está pasando ahora en Libano, en Iraq, las amenazas a Irán, Corea Democrática y a Cuba. Chávez se refirió al plan presentado ante el Congreso de Estados Unidos que promueve una denominada transición en Cuba que no es otra cosa que un programa concebido para cuando Fidel Castro no esté. Al respecto dijo que quienes debían estar haciendo un plan de transición son los estadounidenses para que aprendan a vivir sin ser un imperio, porque en este siglo se les termina. Recaltó la importancia de la unidad y la conciencia de los movimientos populares para difundir y protagonizar esta nueva época que viene, mediante la creación de nuevas plataformas unitarias, "Es muy importante que esto lo entendamos -subrayó-, y es también muy importante que hagamos cada día más esfuerzos para articular todos los mvimientos sociales". Chávez destacó el papel de las nuevas generaciones en esta lucha y remarcó que a ellas le pertenece el futuro, que inexorablemente será de un socialismo nuevo, del siglo XXI. Tuvo palabras de reconocimiento a los valores históricos de Córdoba por su reforma universitaria del 1918 y las luchas del Cordobazo de 1969, así como a Ernesto Che Guevara quien vivió y se formó aquí y es de Argentina, de Cuba y tambien de Venezuela. "Fue precisamente a ustedes -destacó- a los jóvenes de todos los tiempos, a los que el Che habla cuando dice que el presente es de lucha, el futuro nos pertenece". El mandatario venezolano valoró altamente la XXX Cumbre del MERCOSUR concluida hoy aquí y de las esperanzas que se abren para ese proceso integrador que terminará abarcando desde el Caribe hasta la Patagonia.

Descarga la aplicación

en google play en google play