Escúchenos en línea

Washington conspira contra la reforma constitucional en Venezuela

Varias agencias. Desde Caracas. | 19 de Agosto de 2007 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, alertó el domingo sobre el inicio de una conspiración contra el proyecto de reforma a la constitución, dirigido a fortalecer la construcción del socialismo en el país. El presidente venezolano presentó el miércoles al Parlamento su proyecto para una profunda reforma que propone modificar 33 artículos de los 350 o un 10% de la Constitución Bolivariana de 1999, impulsada por el propio mandatario tras llegar al poder en febrero de ese año. "Estamos frente a un adversario que no respeta la democracia. Esto lo digo para que todos estemos alerta (...) a Dios rogando y con el mazo dando. Ya empezó la conspiración. Ya comenzaron a circular y a llegar mensajes a los cuarteles y van a insistir. Detrás de esto está la mano de la CIA, del imperio", sentenció el mandatario venezolano durante su programa dominical radiotelevisado "Aló, Presidente". Reveló que ya empezaron a llegar mensajes a los cuarteles y advirtió sobre la mano de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y del imperio de Estados Unidos detrás de esas acciones. De nuevo, añadió, estaremos enfrentados a las amenazas del imperio y sus lacayos aprovechando un momento en que el presidente, haciendo uso de sus facultades, formula una propuesta que ya estaba incluso anunciada con anterioridad. Con esto, expresó Chávez, no estamos sorprendiendo a nadie, "nunca cargo cartas bajo la manga" y ratificó que tras el debate será el pueblo quien decidirá. "Comenzó el debate para los que nos gusta el debate y para los que decimos que vivan las ideas. Mientras ha comenzado para otros la gran locura", agregó. "No olvidéis que nosotros no nos estamos enfrentando a esos patarucos (gallos que no sirven para pelear) de aquí (de Venezuela), estamos enfrentando al imperio más poderoso que ha tenido la historia de la humanidad, el de los Estados Unidos, no debemos subestimarlos, sería un gravísimo error", advirtió. Chávez hizo un recorrido por la prensa nacional e internacional para dar lectura y rechazar las críticas que se han hecho a su propuesta de reforma presentada ante la Asamblea Nacional (AN, legislativo) y pidió a sus seguidores no subestimar a la oposición ni a Washington. Chávez llamó a la oposición a que expliquen sus sugerencias frente al proyecto de reforma constitucional que se debate en todo el país. Sin dudas, añadió, esa propuesta es la del capitalismo para que nos "ponga a depender de nuevo de Estados Unidos", pues sus dueños están en Washington y acá se colocan "la mascara de la democracia social". La oposición reaccionó a la propuesta de reforma convocando a una movilización en contra del proyecto, que deberá ser sometido a un referendo si, como se espera, lo aprueban los diputados, todos de filiación oficialista desde que la oposición boicoteó los comicios de 2005. Chávez recordó el carácter socialista de la Revolución Bolivariana: "Eso no es nuevo. Yo lo vengo hablando desde hace tres años y en la campaña electoral lo repetí infinidades de veces. Por tanto, es absolutamente lógico, político y ético decir que todo el que votó por mí (en los comicios de diciembre pasado) votó por el socialismo, porque yo lancé la propuesta socialista", y de lo contrario hubiesen votado por la oposición. Respecto a la reforma constitucional, destacó que el tratamiento del proyecto se hizo siguiendo la propia estructura de la Carta Magna y en ello "hemos sido respetuosos al máximo", hasta el punto de evitar la creación de nuevos artículos. Uno de los elementos esenciales, destacó, es el del carácter popular de las fuerzas armadas, lo cual nos lleva a estudiar, planificar y ejecutar la doctrina militar bolivariana. En ello están las funciones de las instituciones castrenses en la guerra popular de resistencia, mantenimiento de la seguridad ciudadana, el orden interno y la participación activa en planes para el desarrollo económico, social, científico y tecnológico. De esa forma, será una fuerza armada siempre al servicio del pueblo venezolano y nunca "de oligarquía alguna o poder imperial extranjero", afirmó el mandatario. El mandatario advirtió "a los imperialistas y sus lacayos que anuncian insurgencia, si quieren denle clavo. Nosotros estaremos listos para batallar en cualquier escenario. Larevolución es pacífica, quiere ser pacífica, pero no es una revolución desarmada, es una revolución armada". Expresó que habrá que estudiar "la guerra de todo el pueblo, la guerra de resistencia" y agregó: "No sólo hay que estudiarla, sino crear nuestra propia doctrina". Chávez pidió a sus seguidores prepararse para unos meses de intenso debate sobre la reforma e hizo énfasis en la necesidad de replantear y reforzar la constitución, a fin de profundizar el proceso revolucionario que abandera en Venezuela.

Descarga la aplicación

en google play en google play