Escúchenos en línea

Ya empezaron las negociaciones con EEUU para canjear misiles por equpos médicos

Varias agencias. Desde Managua. | 20 de Agosto de 2007 a las 00:00
El gobierno inició conversaciones con Estados Unidos para negociar un intercambio de 600 misiles rusos SAM-7 en su poder por equipos médicos y medicinas, informó este lunes el canciller Samuel Santos. "Nosotros ya iniciamos las pláticas formales para esa relación para resolver el tema y negociar ese tema que espero se resuelva rápidamente, porque hay buena disposición de las autoridades norteamericanas como de las nicaragüenses" para llegar a un acuerdo, aseguró Santos. Reiteró que "ambas partes hemos expresado la anuencia y la buena voluntad de llevar adelante esta negociación". Santos dijo que las negociaciones iniciaron la semana pasada durante la visita que realizó a Washington para entrevistarse con el subsecretario de Estado norteamericano para el Hemisferio Occidental, Thomas Shannon y "otros amigos" del Departamento de Estado. La reunión perseguía abordar de manera específica la propuesta que el presidente sandinista Ortega hizo en julio a Washington de canjear más 600 de los 1.051 cohetes SAM-7 que el ejército guarda en sus arsenales, por medicinas y aparatos de alta tecnología para los hospitales, entre otros puntos, precisó el ministro. "Conversamos ampliamente sobre ese tema que ha sido (tenido) una reacción muy positiva" de parte de Estados Unidos, afirmó el canciller. "Shanon fue muy claro, muy preciso" sobre el interés que su gobierno tiene de llegar a un acuerdo sobre este tema, dijo. El canciller Santos explicó que el motivo de su visita a Washington fue "continuar estrechando las relaciones que cada día son mejores entre nuestros dos gobiernos y pueblos. Ha sido una plática muy franca con las máximas autoridades del Departamento de Estado y todo caminó muy bien", afirmó. Santos dijo que se entrevistó con Shannon y "otros amigos" del Departamento de Estado, que no mencionó. Aseguró que Shannon dio un respaldo "total" a esa propuesta, la cual espera pueda ejecutarse cuando antes. El Ministerio de Salud anunció, la semana pasada, que ya firmó la carta con la propuesta y que se la entregó a Ortega, quien la revisará y enviará al gobierno estadounidense. Ortega planteó el pasado 31 de julio la posibilidad de destruir 651 de los 1.051 misiles que tiene el Ejército en sus arsenales y que son un remanente del conflicto armado que vivió Nicaragua en los años 80. El presidente dijo que los otros 400 cohetes son "intocables" pues pueden servir para la defensa de la soberanía nacional. Nicaragua inició en el 2004 un proceso de destrucción de los primeros 1.000 de los 2,051 misiles que el ejército adquirió durante la revolución de los años 80, que Washington considera un peligro para la seguridad regional. El desarme se suspendió en 2005 a causa de una iniciativa legal del Congreso, dominado por liberales y sandinistas, que prohíbe al Ejecutivo, destruir armamento sin la aprobación de una mayoría calificada de diputados.

Descarga la aplicación

en google play en google play