Escúchenos en línea

¡Pobrecito el viejito! Bolaños dice que es víctima de una «venganza política»

LaVoz.com. Desde Managua. | 20 de Agosto de 2007 a las 00:00
El ex presidente Enrique Bolaños se cantó el lunes víctima de "persecución política" o de "una vendetta" de sus rivales, que lo acusan por supuesta complicidad en tráfico de personas e intentan desaforarlo como diputado para enjuiciarlo. Al comparecer ante una comisión especial de la Asamblea Nacional (AN) que dictaminará si debe ser desaforado, Bolaños (2002-2006), que es diputado por Ley, dijo que "es inaceptable (que su caso) sea resuelto bajo el aspecto político porque entonces ya estoy de previo condenado, y mi defensa, explicaciones y argumentos no tendrían sentido". Se refería a que la comisión está integrada por cinco miembros, de los cuales dos son del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y dos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que en 2005 intentaron darle un golpe de Estado que se desvaneció gracias a gestiones de la OEA. El ex mandatario también destacó que una Convención del PLC le ordenó a sus diputados votar por su desafuero. Acusó a la Asamblea Nacional de "actuar selectivamente, pues en la legislatura pasada tuvo unas 60 quejas de solicitudes de desafuero que quedaron pendientes". En declaraciones a la AP, Bolaños dijo que era evidente que detrás de las acusaciones que le han hecho de supuesta corrupción está el ex presidente Arnoldo Alemán (1996-2001) y el actual presidente Daniel Ortega, artífices de aquel complot fallido. "Se trata de una vendetta personal de un caudillo secundada por un grupo de personas ciegamente sometida a sus deseos", manifestó. Alemán, que es líder del PLC, fue condenado a 20 años de cárcel por fraude al Estado y lavado de dinero en un juicio promovido por Bolaños tan pronto asumió el poder en 2002, pese a que eran del mismo partido. Ante la comisión, Bolaños alegó ser inocente del cargo de complicidad en el caso de seis ciudadanos chinos que entraron al país durante su gobierno, pese a que las leyes establecen prohibiciones. El ex presidente dijo que, según la ley, el entonces jefe de migración tenía derechos de discrecionalidad para hacerlo. "No he cometido ningún delito, ni mucho menos del delito que se me imputa de ser encubridor. Esto lo demostraré para ilustración, satisfacción y convencimiento de ustedes, de los nicaragüenses y de la comunidad internacional y para la historia", manifestó. "Toda una serie de hechos apuntan a que este desafuero lo están convirtiendo en una persecución política y no en un juicio jurídico. De tratarlo jurídicamente, se me haría justicia y ustedes se honrarían a sí mismos y honrarían a Nicaragua", añadió. Al ser preguntado sobre las diferencias que podrían haber entre su caso y el del ex presidente Alemán, insistió en ser inocente al tiempo que mostró a los periodistas copias de cheques firmados por Alemán por varios millones de dólares a favor de su esposa María Fernanda Flores. Contra Bolaños pesan otras acusaciones de las cuales también se declara inocente. Dijo no estar interesado en su diputación porque quiere ir a descansar tranquilo a su casa, como lo hacen los presidentes que no quieren perpetuarse en el poder.

Descarga la aplicación

en google play en google play