Escúchenos en línea

EEUU amenaza, pero embargo es porque Esso debe 54 millones a Aduanas

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 20 de Agosto de 2007 a las 00:00
La jueza segunda de lo civil y laboral de Chinandega, occidente de Nicaragua, Socorro Toruño, confirmó el lunes que embargó bienes por casi tres millones de dólares de la Esso en Corinto, principal puerto del Pacífico de este país. En rueda de prensa Toruño informó de que fue a solicitud de la Dirección General de Aduanas (DGA) que, en compañía de dos policías, ejecutó el embargo en instalaciones que la Esso utiliza para almacenar hidrocarburos. La acción judicial se aplicó el viernes pasado después que la DGA alegara que la trasnacional norteamericana le adeuda 54 millones de córdobas (2.909.482 dólares). La DGA solicitó el embargo de los tanques del plantel número uno de la Esso en Corinto, mientras el problema continuará hasta que no haya un arreglo entre las partes. El gobierno de Estados Unidos, por su lado, advirtió hoy que las relaciones económicas con Nicaragua pueden verse dañadas "seriamente" a causa de las "acciones" contra la Esso. "Estas acciones tomadas por autoridades nicaragüenses tienen el potencial de dañar seriamente las relaciones económicas entre los Estados Unidos y Nicaragua. También tienen como consecuencia potencial afectar el clima de inversión extranjera en Nicaragua", indica un comunicado de la embajada. "El gobierno de los Estados Unidos insta a que la disputa sea resuelta rápidamente y con transparencia por medio de negociaciones entre el gobierno de Nicaragua y la Compañía Esso (Exxon Mobile)", expresa la escueta nota de la sede diplomática. Al ser consultada por los periodistas sobre por qué no dijo lo que pasaba a los funcionarios de la Esso, Toruño aseguró que los embargos y secuestros de bienes no necesariamente se tienen que notificar a la parte afectada. La funcionaria judicial nombró como interventor al director de la DGA en Chinandega, Roberto Zepeda. Agregó que la DGA no dio explicaciones sobre porqué pedía el embargo "simplemente dijo que hay una deuda y la ley en este caso (por tratarse de una entidad estatal) está exonerada de rendir fianza como es normal en los embargos". "Si las partes logran acuerdos ellos sabrán cuál es el problema que ellos tienen, lo que el juez hasta este momento no lo sabe", aseguró Toruño. La funcionaria judicial también aseguró que las actividades de la empresa no están paralizadas y que la DGA no ha interpuesto ninguna demanda, porque para ello tiene un plazo de 15 días, y por eso la Esso tampoco ha enviado a su autoridad ningún escrito. Explicó que el embargo es una solicitud de retención de alguna cosa para garantizarse después el resultado de un juicio en caso de que la parte que promueve la acción salga victoriosa. El embajador estadounidense en Managua, Paul Trivelli, abordó ese tema con el canciller nicaragüense, Samuel Santos, después de asistir a un acto oficial en el Ministerio de Relaciones Exteriores. El diplomático advirtió que "ese tipo de acción tiene potencial de dañar las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Nicaragua". Trivelli aseveró que ese "incidente" con la petrolera es "preocupante", porque "básicamente se ha confiscado, en este momento, los bienes de la Esso". Santos aclaró, por su lado, que ese caso está fuera de la competencia del Ejecutivo y es asunto del Poder Judicial. También dijo que "algunas empresas", sin mencionar nombres, están acostumbradas a no pagar impuestos y cuando el Estado cobra recurren a amenazas.

Descarga la aplicación

en google play en google play