Escúchenos en línea

Cerezo recuerda agenda pendiente tras acuerdos de Esquipulas

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 21 de Agosto de 2007 a las 00:00
El ex presidente guatemalteco Vinicio Cerezo dijo el martes que los acuerdos de Esquipulas II es un proceso que tiene pendiente la solución de la injusticia social, la pobreza y la concentración de la riqueza en Centroamérica. Durante la celebración de los acuerdos de paz de Esquipulas II en Managua, el ex mandatario guatemalteco señaló que se logró terminar con la guerra y el conflicto entre las naciones y los pueblos mismos de esta zona. "Pero no hemos resuelto el problema de la justicia social, la pobreza y al contrario Centroamérica es un ejemplo en este momento donde existen modelos de concentración de la riqueza y altos niveles de marginación social", dijo Cerezo. Abogó por la solución de estos problemas y señaló que esta es la agenda pendiente que quedó de los acuerdos de paz cuyo 20 aniversario se celebran hoy en Managua por invitación del cardenal Miguel Obando y Bravo. A esta celebración también asisten el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, el ex mandatario hondureño Rafael Leonardo Callejas y el líder sandinista Daniel Ortega. Cerezo señaló que actualmente lo que hay en Centroamérica es una guerra sorda provocada por las condiciones de injusticia social que hoy están sufriendo la mayoría de los pobladores de los países de la región. "Las maras (pandillas), pequeños grupos de criminales, el crimen organizado, la falta de oportunidades, esas son las causas que van a conducir a un enfrentamiento que nos podría situar en una posición muy difícil", añadió Eso sería, según Cerezo, volver a establecer gobiernos represivos para acallar la protesta sorda o indirecta por la injusticia social en la región. "La única manera de consolidar el proceso de Esquipulas es trabajar y tomar las decisiones para terminar con la pobreza y la ausencia de oportunidades a todas las personas que emigraron a los Estados Unidos", enfatizó Cerezo. Señaló que hay una gran ventaja ahora que Daniel Ortega y Óscar Arias, firmantes de los acuerdos de paz y presidentes de aquella época, electos de nuevo para dirigir sus gobiernos. "Ellos (Ortega y Arias) deben tomar ahora el liderazgo para cumplir con otro punto pendiente de la agenda de Esquipulas II. También abogó por avanzar hacia la integración centroamericana política "porque Centroamérica unida jamás será vencida", insistió Cerezo, uno de los oradores más aplaudidos durante la celebración del 20 aniversario de los acuerdos. Recordó que antes de la paz, Centroamérica vivió guerras de baja intensidad, llamadas así porque los que se estaban muriendo no eran soldados norteamericanos ni de la Unión Soviética sino ciudadanos centroamericanos. Dijo que era un reto histórico que ponía en juego a los presidentes centroamericanos para ver que se podía hacer para ser sujeto y no objetos de su propia historia. "Nosotros poníamos los cadáveres y otros vendían las armas, era un buen negocio para los países que querían utilizarnos, hacer sus negocios y sus propios intereses", añadió.

Descarga la aplicación

en google play en google play