Escúchenos en línea

«Y también enséñenles a leer»

Revista Envío, Wikipedia y http://www.sandinovive.org/cna/ | 23 de Agosto de 2007 a las 00:00
«Y también enséñenles a leer»
Este 23 de agosto se cumplen 27 años de la culminación de la Cruzada Nacional de Alfabetización "Héroes y Mártires por la Liberación de Nicaragua" (CNA), probablemente la gesta cívica más importante de la historia del país. Cuando llegó la hora del triunfo, todo estaba por hacer. Partiendo prácticamente de la nada había que organizar una nación y sus instituciones, había que reconstruir lo destruido en la guerra, había que darle un sentido nuevo a la nueva historia. Las tareas eran inmensas, complejas y la urgencia no permitía detenerse para preparar adecuadamente a los que iban a asumir tan enorme responsabilidad. El entusiasmo de los jóvenes ha sido puesto a prueba en la reconstrucción mucho más que en la insurrección. Cuando un pueblo que no sabía leer y escribir o que estaba apenas alfabetizado no se podía hacer realidad un proyecto social y político tan profundo como era la revolución. La Cruzada de Alfabetización, que empezó a planearse inmediatamente después del triunfo y que se inició en marzo de 1980,es la primera tarea que se le presenta a la juventud nicaragüense como desafío. Aproximadamente 80,000 jóvenes de todas las clases sociales se integran en las brigadas de alfabetización que se desplazan por todo el país. Por 6 meses conviven y comparten jóvenes campesinos con jóvenes de la ciudad. Para muchos de éstos es la primera vez que se aproximan a la vida campesina. La Cruzada fue una gran escuela para unos y otros. Un acontecimiento social de concientización masiva incomparable. Las tareas de la Cruzada permitieron a los jóvenes campesinos ser reconocidos en su comunidad por primera vez como sujetos con un rol social propio. Ellos eran los que mejor podían colaborar con los brigadistas que llegaban de la ciudad. Ellos se constituyeron líderes, porque con ellos había que contar: conocían el terreno. La Cruzada no sólo inicia una nueva relación entre el campo y la ciudad, entre el campesino y el joven urbano, sino que es también el inicio de una relación nueva del joven campesino al interior de su comunidad rural. Muchos de estos jóvenes brigadistas alfabetizadores -junto a otros incorporados más adelante- dan hoy continuidad, a través del Programa de Educación de Adultos, a la tarea iniciada entonces. En los primeros días de 1980 miles de gentes de todo tipo y clase, pero con el objetivo común de llevar la luz del saber leer y escribir a aquellos que por las diferentes circunstancias no tenían estos conocimientos, partieron de Managua expandiéndose por todo el territorio nacional, llegando a los más recónditos lugares y ganándose los ánimos de todos aquellos que, por alguna u otra causa, se retraían de adquirir los conocimientos que le permitirían, como dice el título del disco que apoyó la campaña, convertir la oscurana en claridad. Los motivos de las faltas de ánimo eran muy diversos, desde el miedo a lo desconocido o al "no ser capaces de aprender" hasta la creencia arraigada de que eso sólo era para los señoritos. La Cruzada Nacional de Alfabetización fue un gran movimiento de masas, participaron nicaragüenses de toda clase, a los que se sumaron miles de maestros mandados por Cuba y miles de cooperantes internacionalistas. En un año el índice de analfabetismo quedo reducido a menos del 13%. En los barrios, aldeas y pueblos ondeaban las banderas que indicaban que aquel territorio estaba libre de analfabetismo. El alfabetizador se acercaba de igual a igual al alfabetizado, enseñaba y aprendía. Compartía las labores de la tierra y aprendía a sembrar y recolectar, mientras en el intercambio, enseñaba a leer y a escribir. La Revolución género su propia pedagogía con su propio material didáctico y filosofía, razón por la cual posteriormente se creó una discusión sobre el contenido del material didáctico (folletos de lectura, manuales, textos, etc.) surgiendo acusaciones por parte de algunos sectores de "politizar" el aprendizaje del alfabetizado. Estas acusaciones son en cierta medida discutibles aún hoy en día. Si bien es cierto que gran parte del material conenía un fuerte contenido político-ideológico, lo cierto es que el alfabetizador no necesariamente era militante activo del, o siquiera relacionado al Gobierno Sandinista (la mayoría de los casos quizá), por lo que la "persuasión" política a la que el alfabetizado pudo haber estado expuesto más allá de los libros de texto generalmente resultaba mínima. Como hemos dicho, la discusión en cierta medida continúa abierta hoy en día. Total de participantes, 95,582, divididos así: 52,180 brigadistas 25,846 alfabetizadores populares 9,743 asesores y auxiliares técnicos 7,813 personal con otras funciones

Resultados

Número de analfabetos: 1,434,738 Total mayores de 10 años: 722,431 Tasa de analfabetismo inicial: 50.35% Analfabetos aptos: 592,059 No. De alfabetizados: 406,056 Tasa de analfabetismo final: 12.96%

Héroes y Mártires

Total: 59 (35.6% fueron mujeres, 64.4% fueron hombres) de los cuales: 9 Brigadistas asesinados por el enemigo somocista. 19 Brigadistas ahogados. 9 Brigadistas muertos por accidentes con armas de fuego. 10 Brigadistas muertos de enfermedades comunes. 10 Brigadistas muertos en accidentes de transporte. 1 Brigadista muerto por envenenamiento. 1 Brigadista muerto por descarga eléctrica natural.

MÁRTIRES DE LA CNA

Georgino Andrade Rivera José Antonio Chacón Morazán Juana Cruz Centeno de Obando Napoleón Dávila Vargas Noel Gadea Pastora Miguel Ángel Guevara Marta Lorena Vargas Amador Luis Emilio Vásquez García Flor Marina Aguilar Alvarez

HÉROES DE LA CNA

Rene Aguilar Flores Adolfo Alvarado Jaime Arana Rocha Francisco Antonio Benavente Derma Briceño Sandino Carolina Isabel Castro D'Arce Jairo Antonio Castro Gómez Ronald Chavarría Pérez Ninoska Cuarezma Saballos Richard Downs Vess Gabby Duran Guerrero Anabell Duran Guerrero Isabel Duran Guerrero Rafael Escoto Vidaurre David Rene Espinoza Quintanilla Pedro Flores Morales Nilda García Carrasco Patricia Guido Mauricio Gutiérrez Hernández Marta Azucena Gutiérrez Izquierdo Alba Ruth Hernández Edmundo Hernández Guadamuz Eduardo Jirón David Ventura Largaespada Álvarez Domingo Lumbí Urbina Orlando Madrigal Bonilla Juan Francisco Martínez Maltez Eva Isabel Mena Ramírez Guadalupe Méndez Nandini Moncada Carrasco Antonio Montenegro Blandón Donald Munguía García Angélica Rafaela Ñurinda Vado Silvia Elena Paniagua Reyes Maria Pérez Mairena Noel Ernesto Pineda Rodríguez Oscar Ramírez Mendoza Raúl Robleto Amador Rene Augusto Robleto Amador Francisco Ruiz Arana Yazmina Ruiz Dávila Néstor Javier Ruiz Leiva José Felipe Tejada Alejandra Maria Tercero Inés Urbina Araica Ronald Urceda Artola Jorge Urcuyo Argüello Emilio Vega Hernández Julio Cesar Villareina

Himno del Brigadista

(música y letra: Carlos Mejía Godoy) Escuchar o bajar a su disco duro Avancemos, brigadistas, guerrilleros de la Alfabetización, tu machete es la cartilla para liquidar de un tajo la ignorancia y el error... Avancemos, brigadistas, muchos siglos de incultura caerán, levantemos barricadas de cuadernos y pizarras, vamos a la insurrección cultural... ¡¡PUÑO EN ALTO!! ¡¡LIBRO ABIERTO!! Todo el pueblo a la Cruzada Nacional. Ganaremos el destino de ser hijos de Sandino convirtiendo la oscurana en claridad. Avancemos, brigadistas, guerrilleros de la alfabetización, tu machete es la cartilla para aniquilar de un tajo la ignorancia y el error A vancernos, brigadistas, muchos siglos de incultura caerán, levantemos barricadas de cuadernos y pizarras vamos a la insurrección cultural.

Un poco de Historia

Quince días después del triunfo de la Revolución, la Dirección Nacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el Gobierno de Reconstrucción Nacional, por medio del nuevo Ministro de Educación, Carlos Tünnermann, nombraron a Fernando Cardenal S.J., como coordinador de la Cruzada Nacional de Alfabetización. Desde antes del triunfo revolucionario, un equipo de trabajo del FSLN habían elaborado un ante-proyecto de alfabetización que sirvió de punto de partida para la planificación de la CNA. El primer paso de la Coordinación Nacional fue el de estudiar las experiencias de alfabetización de países hermanos tales como Cuba, Mozambique, Guinea-Bissau, Cabo Verde, etc. y consultar a los expertos en la materia, tales como el Profesor Paulo Freire, y asesores de la UNESCO y la OEA., etc. La Cruzada tuvo varias fases: la planificación inicial y selección del método de enseñanza, el desarrollo de talleres de capacitación junto con pruebas de campo para perfeccionar los métodos seleccionados. Esto sucedió a la par de la búsqueda de apoyo financiero para adquirir los materiales necesarios, el llamado a la formación del Ejercito Popular de Alfabetización (EPA) y los diferentes grupos de alfabetización urbana. Todo el trabajo y planificación inicial culminó con el acto de despedida del EPA, en la Plaza de la Revolución el 24 de Marzo de 1980. Además del apoyo y liderazgo gubernamental, muchas instituciones privadas y religiosas apoyaron a la CNA de diversas maneras y muchos ciudadanos de otros países contribuyeron con sus esfuerzos a la alfabetización. Los métodos de Cruzada evolucionaron aun más gracias a las experiencias de los alfabetizadores. En el camino de tan gran hazaña cayeron 59 compañeros alfabetizadores. En total, participaron 95,582 estudiantes, maestros, trabajadores de la salud, asesores pedagógicos, conductores, oficinistas y amas de casa. Ellos enseñaron a leer y escribir a 406,056 nicaragüenses, reduciendo la tasa de analfabetismo de un 50.35% a un 12.96%. La Campaña de Alfabetización en Español terminó oficialmente el 23 de Agosto de 1980, sin embargo el 30 de Septiembre comenzó la alfabetización en Ingles, Miskito y Sumo, con el objetivo de alfabetizar 16,500 nicaragüenses en la Costa Atlántica. El trabajo de alfabetización fue continuado hasta 1990 por el Vice Ministerio de Educación de Adultos. En la siguiente sección se presentan los objetivos de la CNA, expresados por el Padre Cardenal en una entrevista dada a 'La Cruzada en Marcha', órgano oficial de la CNA. Objetivos de la Cruzada Nacional de Alfabetización [ 3 ]
Escrito Por el Padre FERNANDO CARDENAL, S.J., Coordinador Nacional Cruzada Nacional de Alfabetización. Adaptado de "La Cruzada en Marcha", órgano Oficial de la Cruzada Nacional de alfabetización, No. 1, Febrero 1980.
– Combatir el problema social del analfabetismo. – Introducir la realidad social de Nicaragua y el Mundo a los miles de campesinos a quienes, realidad ocultada por tanto tiempo por el somocismo. – Hacer de nuestros jóvenes partíciples del cambio nacional y darles la oportunidad formativa más importante de su juventud. – Preparar el Vice Ministerio de Educación de Adultos. – Aprovechar la movilización de jóvenes para iniciar otros proyectos de interés nacional. Como meta fundamental se pretende darle un golpe mortal al problema social del analfabetismo. El 50% de nuestra población no sabe leer ni escribir. Desde su lucha en la montaña, Carlos Fonseca había soñado con esta meta y se comprometió con los campesinos a enseñar a leer a todos los analfabetas del país en cuanto el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) llegara al poder. Este sueño de Carlos se está haciendo realidad por la Cruzada Nacional de Alfabetización. Pero no se pretende sólo enseñar a leer, escribir y los elementos de matemática, sino también se tiene como un objetivo clave la concientización y politización de nuestros analfabetas. En el mismo proceso de aprendizaje de la lectura, aprenderán nuestros obreros y campesinos a conocer su dignidad, su historia, su país, su Revolución. Con esta concientización podrán ellos integrarse activamente al proceso de desarrollo y reconstrucción nacional, lo mismo que ocupen su puesto de protagonista en el proceso de democratización y de consolidar los logros de la Revolución Popular Sandinista. Los jóvenes que integrarán el Ejército Popular de Alfabetización (EPA), pasarán también por un proceso de concientización muy intenso, pues llevarán la misma vida del campesino durante cinco (5) meses. Objetivo importante, pues, de esta Cruzada, es también darles a nuestros jóvenes la oportunidad de participar en la hazaña de nuestro pueblo, que será para ellos sin duda, el momento formativo más importante de su juventud. Objetivo también de la Cruzada es la preparación de la estructura del Vice-Ministerio de Educación de Adultos, que comenzará inmediatamente después de la Cruzada, el proceso educativo de los recién alfabetizados. La Cruzada Nacional de Alfabetización es inmensamente rica y son muchos los objetivos que con ella se van a ir consiguiendo. Uno pequeño es el fortalecimiento de las organizaciones de bases, no sólo con todos los nuevos miembros que se irán integrando en sus respectivas organizaciones de masas, sino también porque los cuadros dirigentes de estas organizaciones se fortalecerán y madurarán en la labor de sacar adelante la Cruzada, ya que ésta se realizará, como nuestra gloriosa insurrección, a través de las organizaciones de masas. Creemos que la Cruzada profundizará el proceso de integración nacional comenzando con el triunfo de la Revolución Popular Sandinista. Integración del Atlántico con el Pacífico, del trabajador y el estudiante, del habitante del campo y la ciudad. Finalmente, como una especie de "subproductos" de la Cruzada, aprovechando la inmensa movilización de jóvenes por todo el territorio nacional durante cinco meses, se piensa en muchos proyectos de gran interés para nuestro país, como por ejemplo: – Un plan de erradicación de la malaria. – La recolección de ejemplares de la flora y la fauna de las diferentes regiones del país. – Censos para recabar informes sobre la situación ocupacional, sistemas de comercialización, etc. – La recolección del tesoro nacional en leyendas, cantos populares, etc. – Investigaciones para detectar posibles tesoros arqueológicos, yacimientos minerales, etc. – Un proyecto de recuperación de la Historia Oral de la Guerra de Liberación Nacional. – Proyectos de educación sanitaria. El Ministerio de Salud ya elaboró una cartilla sobre medicina preventiva, salud ambiental y se preparará a los brigadistas para que puedan difundir esta educación sanitaria. Por tantos y por tan importantes objetivos que tiene la Cruzada, creo que ésta será uno de los más grandes triunfos de la Revolución Popular Sandinista; tanto a nivel nacional como internacional.

Fernando Cardenal Martínez, S.J. 1980: Año de la Alfabetización

Método y capacitación[3] El método de enseñanza que se usó en la Cruzada Nacional de Alfabetización fue inspirado en parte en métodos tales como el de Paulo Freire, los usados en la experiencia metodológica de la República de Cuba y otras campañas similares y completado con particularidades y temas nicaragüenses. El método final se cristalizó en el Cuaderno de Lectoescritura 'El Amanecer del Pueblo' conteniendo 23 temas ligados con la realidad nicaragüense y el proceso revolucionario. Este método se definió como global, analítico y sintético. Las instrucciones para la aplicación de este cuaderno se describieron el Cuaderno de Orientaciones para el Alfabetizador (COA). Además de estas dos herramientas de la alfabetización se prepararon documentos de evaluación y un cuaderno de operaciones matemáticas prácticas. A la vez que se definía el método de enseñanza y se elaboraba el contenido programático de la alfabetización, se organizó y realizó el Censo Nacional de la Alfabetización. Este censo reveló que al triunfo de la revolución más del 50% de la población mayor de 10 años era analfabeta. Se descubrió que la población infantil entre 10 y 14 años tenían niveles de analfabetismo elevados, sobre todo en el sector rural, alcanzando en algunas regiones del campo tasas del 74% hasta el 80%. Para garantizar la capacitación de cerca de 80.000 alfabetizadores se utilizó una mecánica multiplicadora en la capacitación. En la primera etapa se preparó un equipo de 80 capacitadores (futuros entrenadores de los alfabetizadores), en un taller de 15 días. Este primer grupo desarrollo una experiencia práctica de campo para comprobar la eficacia del método de preparación. En la segunda etapa, los primeros 80 capacitadores entrenaron a 560 nuevos capacitadores, y estos a su vez a 7,000 capacitadores. Fue este grupo de cerca de 8,000 capacitadores el que preparó el universo total de alfabetizadores (80.000) en los diferentes niveles departamentales y municipales, en talleres de diez días de duración. Esta etapa final tuvo lugar en los primeros días del mes de Marzo de 1980. Se calcula que el Proyecto de alfabetización nacional tuvo un costo de aproximadamente 20 millones de Dólares (200 millones de Córdobas de la época). Esta fue cifra muy baja, si se toma en cuenta la magnitud del proyecto (conviene recordar que ese mismo fue el costo de la Campaña de Alfabetización Cubana en los años de 1960). Debido a la crisis económica que se heredó del somocismo, se solicito ayuda a otros países, instituciones, partidos políticos, sindicatos, etc., solidarios con la Revolución Popular Sandinista. Esta ayuda fue muy importante para el financiamiento de la Cruzada Nacional de Alfabetización Nicaragüense. La Cruzada Nacional de Alfabetización fue posible solamente con la conjugación de la voluntad política de la Revolución y el apoyo del pueblo. Esto implicó una gran movilización de masas, y por eso las exigencias de Apoyo Logístico sólo fueron comparables con los requerimientos de de la Guerra de Liberación Nacional y la lucha contra la Agresión Imperialista de Reagan y Bush. Por ejemplo, hubo que garantizar y organizar la producción y el transporte de todo el material pedagógico y técnico (cartillas, manuales, tizas, borradores, uniformes, etc.); el transporte del personal, la preparación de los locales para los momentos de alfabetización; el alojamiento de los brigadistas en el campo y en la montaña; la creación de un sistema de salud preventiva y curativa; la creación de un sistema de comunicación e información para mantener contacto directo y continuo con todas las brigadas distribuidas a lo largo y ancho del país, el abastecimiento de kerosén y de baterías para las lámparas y los radios a transistores, etc. Para responder a esas exigencias logísticas, la Coordinación Nacional de la Cruzada de Alfabetización creó un Departamento de Apoyo Logístico, el cual con el respaldo del gobierno de reconstrucción nacional tomo todas las medidas necesarias para responder a esas necesidades y facilito el éxito de la CNA. Naturalmente hubo problemas, principalmente en el área de transporte de materiales a los brigadistas ubicados en zonas aisladas, pero estos obstáculos no detuvieron el avance de la Cruzada y su éxito final. El Ministerio de la Construcción permitió el uso de flota de camiones para la distribución de los alimentos a los alfabetizadores. Por cada brigadista, este esfuerzo correspondió a que recibieran mensualmente 15 lb. de arroz, 15 lb. de frijoles, 20 lb. de maíz, 7-1/2 lb. de azúcar, 1-1/2 lb. de sal, 2 litros de aceite de cocinar y 2 barras de jabón de lavar.

EL EJÉRCITO POPULAR DE ALFABETIZACION (EPA): [2, 3]

LA ESTRUCTURA DE LOS BRIGADISTAS EN LA CNA "El Ejército Popular de Alfabetización (EPA) rememora las tradiciones de lucha de Sandino y del FSLN; se constituye en ejército popular para darle carácter y disciplina. dada la condición popular y heterogénea de los 52,180 jóvenes que lo integraron..." II Congreso de la CNA.[ 1 ] Ejercito Popular de Alfabetización Desde el punto de vista histórico, esta fue una Guerra contra la Ignorancia y por lo tanto los alfabetizadores se organizaron en lo que se denomino el Ejército Popular de Alfabetización (EPA). Este tipo de organización facilitó las tareas de apoyo logístico y garantizó un flujo continuo de información acerca de los avances en las tareas de alfabetización a la vez que creó un ambiente de fraternidad y competencia entre las diferentes unidades y areas geográficas. FRENTES: El Frente lo constituyeron todos los alfabetizadores ubicados en las zonas donde operó el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) durante la lucha contra la tiranía somocista. Estos fueron: El Frente Occidental "Rigoberto López Pérez", que abarcó los Departamentos de Chinandega y León. El Frente Central "Camilo Ortega Saavedra", que abarcó los Departamentos de Masaya, Carazo, Managua y Granada. El Frente Sur "Benjamín Zeledón", que abarcó los Departamentos de Rivas y Río San Juan. El Frente Oriental "Roberto Huembes", que abarcó los Departamentos de Chontales, Boaco, y la zona del Rama. El Frente Nororiental "Pablo Úbeda", que abarcó los Departamentos de Matagalpa, Jinotega y Zelaya (zonas de Siuna, Bonanza, Rosita). El Frente Norte "Carlos Fonseca Amador", que abarcó los Departamentos de Jinotega, Estelí, Matagalpa, Nueva Segovia y Madriz. BRIGADAS: Este fue el nombre dado al grupo de todos los alfabetizadores que fueron ubicados en un municipio, independiente del número de brigadistas. Cada brigada tuvo un Estado Mayor formado por el Responsable de la Brigada, el Segundo al Mando y los Responsables de Columnas. COLUMNAS: Fueron formadas por grupos de cerca de 120 brigadistas. Las columnas a su vez estaban formadas cuatro escuadras radicadas en una determinada zona. El Responsable y el Segundo Mando fueron seleccionados de los mejores Jefes de escuadras y estuvieron apoyados por los Responsables Técnicos de zona (maestros licenciados). En lo posible cada columna fue distribuida en los confines geográficos de las comarcas. Generalmente, alumnos de un mismo instituto o colegio formaron las escuadras de alfabetizadores. COMPOSICION DE LA ESCUADRA: Se trató de que las escuadras estuvieran formadas con brigadistas de un mismo sexo y de un mismo grupo de edades. Las escuadras tuvieron 30 miembros, con uno de ellos como responsable de la escuadra y otro como segundo al mando. Las escuadras de la CNA tuvieron las siguientes características: a) Los Responsables de escuadras no tuvieron otras responsabilidades en Brigadas o Columnas; b) Cada Escuadra tuvo de 1 a 3 Auxiliares Técnicos (maestros) para asesorar pedagógicamente a los brigadistas, estos no fueron parte de los 30 miembros de la escuadra; c) El Estado Mayor de la Escuadra lo formaron el Responsable, el Segundo al Mando y los Auxiliares Técnicos. d) Cada Escuadra llevó el nombre de un mártir por la liberación nacional, de batallas históricas importantes, de países, figuras internacionalistas, etc. con su correspondiente lema o consigna; y finalmente e) cada escuadras estuvo preparada para reorganizarse de acuerdo a las exigencias de la zona, cumpliendo las directrices del Mando Superior. El UNIFORME DEL EPA: [3] Parte del proyecto de la Cruzada Nacional de Alfabetización fue el de equipar a los brigadistas del campo y de la montaña con un uniforme. Este estuvo formado por una cotona (o camisa campesina) de color gris; un pantalón de azulón, una boina o sombrero y una escarapela distintiva cosida a cotona. Este uniforme fue un símbolo importantes dentro del proyecto del proyecto de alfabetización ya que identificaba al brigadista ante los compañeros campesinos y ante las autoridades políticas, militares y administrativas del país. Para los brigadistas el uniforme fue un recuerdo continuo del comportamiento patriótico, y a veces heroico, requerido para llevar a cabo la tarea de la enseñanza y con el cual se comprometieron ante el pueblo nicaragüense al tomar la juramentación como miembro del EPA. Este uniforme sencillo y austero tuvo gran valor motivacional y político para la CNA.

Otros campos de batalla contra el analfabetismo: [2, 4]

La alfabetización en los centros urbanos Además del Ejército Popular de alfabetización (EPA) se formaron las Guerrillas Urbanas Alfabetizadoras (GUA), la Milicias Obreras Alfabetizadoras (MOA) y las Milicias Alfabetizadoras Campesinas (MAC). En conjunto estos fueron los ALFABETlZADORES POPULARES. Los alfabetizadores populares, formados por 25,846 personas, eran todos aquellos alfabetizadores voluntarios, que en sus horas no productivas, alfabetizaron en las zonas urbanas: sus miembros fueron amas de casa, trabajadores, empleados y, en general todos aquellos que deseando alfabetizar no podían desplazarse al campo o a la montaña a tiempo completo por cinco meses. Así como la zona rural fue atendida por el EPA, la zona urbana fue atendida por los alfabetizadores populares. La organización de la alfabetización urbana. tanto lo referente a alfabetizandos como a alfabetizadores, fue asumida principalmente por organizaciones gremiales y populares. Guerrillas Urbanas Alfabetizadoras (GUA) Los alfabetizadores populares constituyeron un factor determinante en la reducción del analfabetismo en las zonas urbanas y suburbanas. Los Comités de Defensa Sandinistas (CDS), la Asociación de Mujeres 'Luisa Amanda Espinoza' (AMNLAE) y la Central Sandinista de Trabajadores (CST) fueron las principales organizaciones dirigentes de la alfabetización urbana. Las unidades de enseñanza fueron denominadas 'Centros de Educación Popular' (CEP) y organizadas en los barrios por los CDS y por las diferentes organizaciones sindicales en los centros de trabajo y mercados populares. Estos organismos contribuyeron con maestros y aulas para los CEPs. Milicias Obreras de Alfabetización (MOA) El movimiento obrero estructuró las MILICIAS OBRERAS DE ALFABETIZACION que en alianza con los campesinos participaron el la alfabetización en fábricas, centros de producción rurales, poblados y lugares de difícil acceso junto a los brigadistas del EPA. Milicias Alfabetizadoras Campesinas (MAC) Este fue un movimiento de campesinos que dio vida al principio de 'el que sabe mas enseña al que sabe menos', enseñando a sus propios hermanos en lugares alejados. Miembros de las MOAs fueron los primeros en tener miembros asesinados por los enemigos del pueblo. La alfabetización en los centros carcelarios Como parte de el censo 1980, el Sistema Penitenciario Nacional, reporto una tasa de analfabetismo del 60% entre la población penal. La mayoría de la población penal de entonces estaba formada de ex-miembros de genocida guardia de Somoza, quienes sirvieron de instrumentos de destrucción y represión hacia su propio pueblo, y que participaron en la ejecución de crímenes horrendos contra civiles. La Revolución Sandinista, alfabetizó a estos miles de nicaragüenses sancionados por la sociedad, como inicio del objetivo más importante de reeducarlos de forma integral, para que se integrasen a la sociedad como hombres útiles. Y aun las familias de estos sancionados recibieron un beneficio más de la revolución, pues el sancionado que ingresó analfabeto salio alfabetizado y capacitado para aprender nuevos oficios. Una de las consignas que se uso en estos centros fue: "DE LAS CELDAS QUE HAY EN EL PAIS... ARRANCAREMOS LA IGNORANCIA DE RAIZ".

Último Parte de Guerra de la Cruzada Nacional de Alfabetización

En el acto de clausura de la CNA [1] PARTE DE GUERRA "AÑO DE LA ALFABETIZACION" DE: EL ESTADO MAYOR NACIONAL DE LA CNA A: LA DIRECCION NACIONAL DEL FSLN, LA JUNTA DE GOBIERNO DE RECONSTRUCCION NACIONAL, NUESTRO HEROICO PUEBLO Y AL MUNDO. El Estado Mayor Nacional de la Cruzada Nacional de Alfabetización "Héroes y Mártires por la Liberación de Nicaragua", informa: 1. Que cumpliendo instrucciones el día 23 de Marzo de 1980, se dio la orden de abrir los fuegos en contra de los siglos de ignorancia y humillación, herencia nefasta de la dictadura somocista. 2. Que las tropas en esta nueva guerra de liberación estaban integradas por nuestro glorioso Ejército Popular de Alfabetización (EPA) los abnegados Guerrilleros Urbanos de la Alfabetización (GUA) las Milicias Obreras de Alfabetización (MOA) las Milicias de Alfabetización Campesina (MAC), y las Brigadas Rojo y Negro de ANDEN, además de las Brigadas de Salud, de Cultura y Rescate Histórico, que suman un total de 95,582 combatientes. 3. Que en todo momento contamos con un respaldo activo y abnegado del pueblo nicaragüense, a través de sus organizaciones de masas, ATC, CST, CDS, AMNLAE, y muy especial ANDEN y la Juventud Sandinista "19 de Julio". Sin todas ellas, no hubiera sido posible la victoria. 4. Que como toda causa justa y revolucionaria, despertó el entusiasmo y la solidaridad internacional, desde la UNESCO hasta estudiantes y maestros de varias decenas de países de América, Europa y Asia, que vinieron a dar su invaluable aporte a la Revolución Nicaragüense. 5. Que la organización y sostenimiento de la logística de un ejército en el campo de 59,123 personas en la difícil geografía de nuestra patria, no tiene precedentes en la región; y a menos de un año de la victoria es un ejemplo del potencial de nuestro heroico pueblo. El costo de este esfuerzo es de 120 Millones de Córdobas y muchos millones más que no se pueden contabilizar y que se han concretado en el aporte directo y material de innumerables organismos sociales y religiosos, empresas, instituciones del estado, padres de familia, etc. 6. Que mientras las cifras oficiales que daba el somocismo eran de un 42.0 % de analfabetismo, en el censo realizado en octubre, pudimos comprobar que el analfabetismo en nuestro país era del 50.35 %. 7. Que en estos cinco meses de Guerra Popular contra el Analfabetismo, nuestras heroicas tropas alfabetizadoras sufrieron 59 bajas; 40 por accidente, 10 muerte natural y 9 asesinados por feroces enemigos del pueblo nicaragüense. Estas vidas valiosas entregadas en la más hermosa de las batallas, es la muestra más destacada del heroísmo de que son capaces nuestro pueblo y su juventud. Sea este acto el más grande homenaje que podemos rendir a los Héroes y Mártires de la Cruzada Nacional de Alfabetización. 8. Que a la par que se combatía sin descanso para aniquilar la ignorancia, se desarrollaban otras tareas en benefició de la comunidad, tales como: construcción de parques, escuelas, pozos, letrinas, caminos, puentes, etc. Además de participación en trabajos agropecuarios, especialmente en la siembra y cosecha de granos básicos. 9. Que después, de cinco meses de ardua lucha en campos, montañas y ciudades, hemos logrado enseñar a leer y escribir a 406,056 nicaragüenses, reduciendo la tasa de analfabetismo de un 50.35% a un 12.96%, de la población mayor de 10 años. Además, están próximos a terminar su proceso de alfabetización, 42,639 compañeros. 10. Que el día 30 de Septiembre comienza la alfabetización en Lenguas, de 16,500 nicaragüenses en la Costa Atlántica. 11. Que hoy 23 de Agosto de 1980 podemos afirmar con seguridad y orgullo, que la tarea que nos fue asignada desde los primeros días de la victoria, ha sido culminada y en nombre de todos los combatientes de la Alfabetización, decimos a la Dirección Nacional, a la Junta de Gobierno, al Pueblo de Nicaragua y al Mundo.

¡HEMOS CUMPLIDO!, ¿CUALES SON LAS PROXIMAS TAREAS?

Presentan este informe y piden permiso para izar la Bandera Victoriosa, CARLOS CARRIÓN CRUZ Delegado de la Dirección Nacional del FSLN ante la CNA FERNANDO CARDENAL, S.J. Coordinador Nacional de la CNA DOUGLAS GUERRERO CASTELLON (q.e.p.d.) Asistente del Coordinador Nacional de la CNA CARLOS TUNNERMAN BERNHEIM Ministro de Educación. MANAGUA, NICARAGUA LIBRE, 23 DE AGOSTO DE 1980. "AÑO DE LA ALFABETIZACION" Fuente de Información y Textos adaptados de: 1. DOCUMENTOS: 2o CONGRESO NACIONAL DE LA ALFABETIZACION "Héroes y Mártires por la alfabetización", 5 y 6 de Septiembre 1980, Teatro Popular Rubén Darío, Managua, Nicaragua. MED, Enero 1981, 207p. 2. Revista 'Encuentro', No. 16, Numero especial dedicado a la Cruzada Nacional de alfabetización. Publicación de la Universidad Centroamericana (UCA) 3. Compendio de "La Cruzada en Marcha", órgano Oficial de la Cruzada Nacional de alfabetización del Ministerio de Educación, 1980. 4. Vencimos. Nicaragua: Cruzada Nacional de alfabetización. Tomo I. Por Lola Cendales, John McFadden, Germán Mariño, Mario Peresson, Maria Soares y Carlos Tames. por el Ministerio de Educación (MED), la Comisión Evangélica Latinoamericana de Educación Cristiana (CELADEC) y Dimensión Educativa Colombia (DIMED). 1988, 442p., Edición de 1000 ejemplares.

Descarga la aplicación

en google play en google play