Escúchenos en línea

Dean dejó de ser huracán y ahora es apenas una depresión

Varias agencias. Desde Ciudad de México. | 22 de Agosto de 2007 a las 00:00
El huracán "Dean" se debilitó durante la noche del miércoles sobre territorio mexicano para degradarse primero a tormenta tropical y después a depresión, según informó la televisión mexicana. El extenso huracán Dean tocó tierra en México por segunda vez en dos días y se extendió rápidamente hasta el Pacífico el miércoles, con lluvias torrenciales sobre las montañas centrales que provocaron crecidas en los ríos antes de perder fuerza y convertirse en tormenta tropical. "Dean" se convirtió en una amplia zona de baja depresión sobre la Sierra Madre Oriental, cuyas montañas alcanzan hasta 5.700 metros de altura. En amplias zonas del país se registraron fuertes lluvias. Los efectos de la depresión también se sintieron en la Ciudad de México, situada a una distancia de unos 400 kilómetros. Muchas calles de la capital mexicana estaban anegadas a causa de las persistentes lluvias y se teme que se produzcan deslaves e inundaciones. Dean había ingresado a territorio mexicano en la mañana como huracán categoría 2 con vientos de 160 km/h. Su ojo impactó en la costa del estado mexicano de Veracruz donde las autoridades habían ordenado evacuaciones masivas de la población por temor a eventuales inundaciones y deslaves. Después de haber atravesado el martes la península de Yucatán (este), el meteoro tocó tierra al mediodía local a unos 65 km al sur-sudeste del puerto de Tuxpan, azotando con vientos de 160 km/h la porción norte de la extensa costa de Veracruz. Con vientos máximos de 160 kph (100 mph), el centro de Dean alcanzó la población turística y pesquera de Tecolutla poco después que la defensa civil evacuó a los últimos pobladores hacia refugios alejados del mar. Pero no pudieron evitar los vientos huracanados, que azotaron un tramo de 100 kilómetros de la costa de Veracruz. Cerca de las 16H00 locales el meteoro se convirtió en tormenta tropical provocando lluvias en todo el Golfo de México, informó el Centro de Huracanes de Miami. Además de ese estado, la zona que potencialmente podría tener "un alto impacto" por las lluvias de Dean incluye a Puebla, Hidalgo (centro) y San Luis Potosí (noreste), según las previsiones de la Comisión Nacional del Agua. En Puebla, al menos 1.430 personas de 14 municipios fueron evacuadas y trasladadas a albergues, informó la unidad de Protección Civil local. En Hidalgo las precipitaciones hicieron que se desbordara el río Huehuetla, sin que se registraran víctimas, debido a que las poblaciones aledañas también habían sido desalojadas. En ese mismo distrito las lluvias provocaron inundaciones en Tulancingo y Pachuca, mientras dos carreteras también mostraban algunos daños, de acuerdo con el gobierno de la entidad. Más temprano, la ciudad de Nautla, sobre la costa Esmeralda de Veracruz, fue barrida por intensos vientos, según constató la AFP. Un gimnasio fue convertido en refugio y numerosos habitantes de la zona acudieron a él para protegerse, en especial campesinos. El gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, explicó en declaraciones a la emisora CNN que había un "saldo blanco" (sin víctimas) por el azote de Dean, aunque a media jornada se reportó el fallecimiento por una descarga eléctrica de un hombre que había subido al techo de su vivienda para asegurar unas láminas. El fenómeno afectó principalmente la costa de Tecolutla, al sur del puerto de Tuxpan, provocando intensas precipitaciones en toda la zona costera, sembrada además de numerosos ríos, cuyo eventual desbordamiento por las lluvias mantiene en emergencia a las autoridades, agregó el funcionario. La ciudad de Orizaba, con 114.000 habitantes, también fue azotada por fuertes lluvias y vientos, mientras los ciudadanos observaban temerosos cómo los tres ríos de la localidad -el Orizaba, el Blanco y el Chiquito- se encontraban a su máxima capacidad. En 1999 esos ríos se salieron de su cauce y provocaron inundaciones catastróficas. La zona de riesgo en Veracruz cuenta con una población de 3,5 millones de personas, aunque desde la madrugada del miércoles "iniciamos las evacuaciones", dijo Fidel Herrera. En su recorrido por la península de Yucatán (este), Dean no dejó víctimas, sólo causó inundaciones, derribó árboles y postes, y provocó daños en viviendas de materiales frágiles, principalmente en los estados de Quintana Roo y Campeche. La Ciudad del Carmen, localidad de Campeche erigida entre el mar y una laguna, sufrió importantes inundaciones que afectaron a cientos de casas, mientras que la zona baja de Chetumal, capital de Quintana Roo, se vio anegada por el agua de la bahía. El paso del huracán por las costas de Campeche, la zona mexicana de mayor producción petrolera, obligó al cierre de 407 pozos, lo que ocasionó pérdidas a México por 150 millones de dólares diarios, según informes oficiales. La tarde del miércoles Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que iba a iniciar el retorno del personal de las plataformas de producción que fueron cerradas antes de la llegada de Dean.

Descarga la aplicación

en google play en google play