Escúchenos en línea

Perú necesita USD 100 millones para reconstruir las ciudades devastadas

Varias agencias. Desde Lima, Perú. | 23 de Agosto de 2007 a las 00:00
La reconstrucción de las ciudades devastadas por el terremoto del pasado 15 de agosto en Perú demandará una inversión de 100 millones de dólares, con la intención de convertirlas en un "cómodo destino turístico" y un "lugar totalmente distinto". El ministro de la Producción, Rafael Rey, explicó el jueves que el Ejecutivo planea nombrar una autoridad "autónoma" que tendrá la misión de marcar independientemente su plan de trabajo y decidir los plazos de la reconstrucción. El sismo en Perú dejó 513 muertos y miles de heridos y damnificados, mientras que los reportes indican que unas 41 personas siguen desaparecidas en Pisco. El jefe del Instituto de Medicina Legal, Luis Bromley, precisó que esta cifra, relativa sobre todo a jóvenes, responde a las denuncias hechas por los familiares de los desaparecidos, que aún esperan encontrarlos con vida. Los trabajos de remoción de escombros se centran ahora en el derrumbado hotel Embassy, donde se cree que quedaron sepultados varios huéspedes y en un local de tragamonedas próximo a la iglesia de San Clemente, que colapsó provocando la muerte de más de cien feligreses. La ciudad de Pisco fue fumigada para evitar plagas de insectos y roedores, mientras unos mil damnificados pagados por el gobierno prosiguen con las labores de limpieza de las calles, donde el comercio fue restablecido en su mayoría. Después del sismo se han registrado más de 400 réplicas, una de las cuales causó el domingo la muerte de un niño de 12 años en la ciudad de Ica. El gobierno también promulgó hoy la Ley de Solidaridad, que faculta a las autoridades regionales y locales a reprogramar sus presupuestos y utilizar los recursos del canon y regalías mineras para fines de reconstrucción. Rey destacó, por otra parte, "la solidaridad de las grandes empresas compradoras internacionales, como el grupo español Inditex, que donó un millón de euros para que los trabajadores textiles sean bien atendidos". El ministro comentó, por otra parte, que se intensificaron las solicitudes de la inversión internacional en la zona "especialmente en el sector petroquímico". Anunció que la estadounidense Terra Industries y el grupo petroquímico indio Oswal anunciaron su deseo de instalarse en Ica, un hecho que se debe "no a costos laborales más baratos, sino a una forma empresarial de expresar solidaridad". Mantener la logística para alimentar a la población damnificada, para lo que ya existe un presupuesto, y tratar de restablecer las condiciones de vida normales son, según Rey, las principales tareas que restan para los próximos días. El presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, señaló, a su turno, que la ayuda internacional entregada en efectivo al gobierno peruano asciende, hasta el momento, a 38 millones de dólares. Del Castillo dijo que la contribución económica fue entregada por diversos países y organismos internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que aportó 10 millones de dólares. La asistencia será utilizada para atender las necesidades más urgentes de las cerca de 40.000 familias damnificadas en 14 provincias peruanas, así como las labores de reconstrucción. Del Castillo aclaró que en ese monto no se incluye el valor de las carpas, cobijas, alimentos y otros artículos donados por la comunidad internacional desde que se presentó la emergencia. El gobierno peruano transportó, por aire, mar y tierra, 12.000 toneladas de ayuda, hasta el momento. Además, el Poder Ejecutivo envió al Congreso, con carácter de urgencia, el proyecto de ley que crea el Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas por los Sismos (Forsur).

Terremoto causa graves daños a sitios turísticos

Algunos templos históricos y haciendas de la época colonial en la costa sur del Perú sufrieron serios daños durante el terremoto que azotó a esta nación sudamericana la semana pasada y los viajes en embarcaciones hacia una reserva natural fueron suspendidos. Las salidas que llevaban normalmente a turistas hacia las Islas Ballestas _islas rugosas y cubiertas de guano_ que albergan a leones marinos, miles de especies de aves entre ellos los pingüinos Humboldt, se quedaron ancladas al puerto después de que las autoridades cerraron el Parque Nacional de Paracas, u nos 265 kilómetros al suereste de Lima, la capital del país. El terremoto del 15 de agosto provocó el desgajamiento de rocas de los acantilados costeros y de gran parte de una formación de roca en forma de arco llamado "La Catedral", que se vino abajo. El lujoso Hotel Paracas, ubicado cerca de la reserva, fue cerrado por tiempo indeterminado. Aproximadamente un metro y medio de océano penetró al hotel, de 114 habitaciones, la madrugada del jueves. Un guardia en la puerta de entrada le impidió el paso a un periodista de la Associated Press. El guardia indicó que nadie resultó herido cuando ocurrió el terremoto en el hotel, pero que estaba en condiciones inhabitables. Sin embargo, sus muelles, un punto de salida de Ballestas, parecían estar intactos. En tanto, la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Mercedes Aráoz informó el miércoles "que existe un daño muy importante en las iglesias antiguas, que son monumentos históricos, y en el recurso turístico más importante de Chincha que es la zona de San José, y El Carmen, donde particularmente está dañado el hotel de San José, en más de un 70%." La Hacienda de San José, a las afueras de Chincha, de 329 años de antigüedad, sufrió el derrumbe parcial de algunos de sus muros, pero estaba en gran parte intacta debido a sus techos de madera. La fachada de la capilla, que databa del siglo XVIII, sufrió graves daños. La recepcionista de la hacienda, Roxana Montoyoa, dijo desconocer cuánto se podría salvar. La recepcionista, dos policías y tres periodistas huyeron de la capilla el martes por la mañana, cuando una réplica del sismo sacudió la zona y escucharon cómo crujían las cúpulas del campanario. La hacienda fue declarada monumento nacional a finales de la década de los sesenta. Funcionarios del Ministerio de Turismo también están inspeccionando hoteles en la zona que podrían haber sufrido daños. Muchos estaban muy resquebrajados porque fueron "mal construidos". En la cercana ciudad portuaria de Pisco, la más afectada por el terremoto de la semana pasada que ha matado a por lo menos 540 personas, el Hotel Embassy, de cinco pisos, se derrumbó totalmente matando a 15 personas. Sin embargo, otros hoteles mejor construidos lograron sobrevivir el terremoto. Las autoridades judiciales peruanas instalaron sus oficinas en uno de ellos, la Posada Latino, posee un patio ubicado en el techo del edificio que ofrecía una vista panorámica de una ciudad en ruinas. Gran parte de los edificios fueron construidos de adobe sin refuerzos en Pisco, donde el 85% de las casas quedaron destruidas. Por su parte, Oscar Gonzáles, presidente del Instituto Nacional de Cultura Ica, señaló que las autoridades estaban levantando un inventario de más de 2.800 monumentos pre incas en el estado Ica. El funcionario indicó que los sitios arqueológicos donde hay sepulturas son particularmente susceptibles a daños, debido al terreno suelto del desierto. Las afamadas líneas de Nazca no sufrieron daños, indicó el Ministerio. Tampoco sufrieron daños las ruinas incas de Tambo Colorado ubicadas cerca del Río Pisco, aunque una roca gigante bloqueó parcialmente la carretera que lleva hacia ese sitio histórico.

Descarga la aplicación

en google play en google play