Escúchenos en línea

Nicas van contra Jamaica en eliminatoria mundialista

Managua. Agencia PL. | 27 de Julio de 2015 a las 09:29

La suerte está echada y muy poca le tocó al seleccionado de fútbol de Nicaragua en el sorteo de la tercera ronda eliminatoria al Mundial de Rusia-2018, porque todavía resuenan los ecos de su rival: Jamaica.

Los nicaragüenses pudieron tener adversarios asequibles como Curazao, Belice, Haití, San Vicente y las Granadinas, Aruba, Antigua y Barbuda, Granada, Canadá o Guatemala, pero no, su fatalismo histórico salió a relucir una vez más en grado superlativo.

En el bombo del sorteo había 12 países, la inmensa mayoría de poca entidad en el balompié del área, a excepción de El Salvador y los Reggae Boys jamaicanos.

Pero la mano inocente del italiano Fabio Cannavaro, excampeón mundial en 2006, enlazó a Nicaragua con Jamaica, a priori, un paseo para los caribeños y un suicidio para los centroamericanos, por historia y actualidad, por talento y experiencia internacional, por físico, en fin, por todo.

La prensa nicaragüense fue tajante: nos tocó bailar con la más fea, publicó El Nuevo Diario.

Los jugadores, por su parte, también reconocieron la superioridad del rival pero dejaron una ventana abierta para la sorpresa, amparados, sobre todo, en su excelente desempeño en la presente fase eliminatoria.

Jamaica es un gran rival, serán partidos sumamente difíciles, pero se puede. Primero hay que tener fe en Dios y después creer en nosotros, así sacaremos ese gran resultado, sentenció el defensor de la escuadra pinolera Luis Copete.

Jamás en la historia una selección de Nicaragua había avanzado hasta la tercera ronda de las clasificatorias mundialistas, sin embargo, en esta ocasión logró prevalecer con soberbios triunfos sobre Anguila y Suriname.

Acceder a la siguiente instancia parece una quimera, pero en el fútbol nada es imposible y de proezas está repleta su historia.

El volante pinolero Luis Barrera, el mejor jugador del seleccionado azul y blanco, consideró a Jamaica "un rival difícil pero no invencible".

Amor propio, confianza, tranquilidad y mucha sangre fría deberá tener Nicaragua para construir sus posibilidades y alterar el cauce lógico del destino.

Además, dependerán muchísimo del seleccionador Henry Duarte, un hombre curtido en mil batallas, que, en poco tiempo, fortaleció la mentalidad de la escuadra e hizo creer en sí mismos a los jugadores.

Si Duarte optimiza el orden defensivo, mejora la disciplina táctica, compacta al equipo y "afila sus cuchillos" por las bandas, entonces tendría opciones de molestar al potente equipo jamaicano, que ayer perdió 1-3 contra México en la gran final de la Copa Oro.

El equipo pinolero ocupa actualmente el puesto 143 del ranking mundial, mientras los Reggae Boys, que accedieron de manera directa a esta instancia, están ubicados en el 76.

Los restantes enfrentamientos de la tercera etapa de las eliminatorias por la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe quedaron pactados a base de Curazao-El Salvador, Canadá-Belice, Granada-Haití, San Vicente y las Granadinas-Aruba, Antigua y Barbuda-Guatemala.


Descarga la aplicación

en google play en google play