Escúchenos en línea

Se hunde el barco de Otto Pérez en Guatemala

Ciudad Guatemala. PL. | 22 de Agosto de 2015 a las 08:48
Se hunde el barco de Otto Pérez en Guatemala

Insumergible como el Titanic parecía el gobierno de mano dura, prometido por el binomio presidencial de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, que hoy hace agua por el peso del desvío de millones de dólares. Ese barco político chocó con el iceberg denominado Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), ente avalado por Naciones Unidas, que ambos políticos intentaron sacar del camino este año.

Sin embargo, tras destaparse el escándalo de La Línea el pasado 16 de abril tuvieron que cambiar de opinión y prorrogar el mandato de la Cicig por dos años más.

A los dos gobernantes les cayó un cubo de agua fría encima hace poco más de cuatro meses, cuando esa comisión y el Ministerio Público (MP) desarticularon a La Línea, red dedicada a la defraudación aduanera.

Pero en aquel entonces lo más grave aún estaba por descubrirse: ayer Baldetti fue enviada al cuartel de Matamoros y los referidos entes fiscales solicitaron un antejuicio contra el Jefe de Estado por considerarlos los cabecillas de ese grupo.

En un principio se negaron a renunciar porque se veían limpios de polvo y paja con relación a ese caso de defraudación millonaria.

Empero, Baldetti dimitió el 8 de mayo anterior, mientras que Pérez Molina se aferra al poder como tabla de salvación para evitar un juicio político.

Al parecer los días del mandatario en su puesto están contados, pues ayer miles de personas reiteraron en las calles su reclamo para que abdique, en tanto el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales Industriales y Financieras (Cacif) se pronunció al respecto.

"Consideramos que es el momento de pedir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina", manifestó en rueda de prensa el presidente del Cacif, Jorge Briz.

Briz se expresó de manera similar en contra de la vicepresidenta Baldetti el 6 de mayo, dos días antes de que Pérez Molina anunciara que ella de manera "valiente" abandonaba el cargo.

Paradójicamente ambos funcionarios definieron a la corrupción como un monstruo de mil cabezas.

"Me ha sorprendido que los niveles de corrupción en el país son incontables. De alguna manera es una frustración para mí. Me he pasado ocho meses entendiendo que tengo que seguir [la lucha]", expresó Baldetti en una entrevista publicada el 23 de septiembre de 2012 en el diario local Prensa Libre.

Esta y otras frases como: "No me he robado un centavo, uno, del pueblo de Guatemala. Se los juro por la vida de mi madre, que está muerta", delatan, cuando menos, un caso de proyección, la cual funciona, según los psicoanalistas, como un mecanismo de defensa.

"La proyección negativa opera en situaciones de conflicto emocional o amenaza de origen interno o externo, atribuyendo a otras personas u objetos los sentimientos, impulsos o pensamientos propios que resultan inaceptables para el sujeto", de acuerdo con una escueta definición del término.

Las evidencias del caso La Línea las pusieron el viernes sobre la mesa el jefe de la Cicig, el colombiano Iván Velásquez y la Fiscal General Thelma Aldana.

Todas las referencias al uno, el mero mero, el dueño de la finca; y la señora, la mera mera y la dos, corresponden al presidente y a la exvicepresidenta, respectivamente, según nuestro análisis de los elementos probatorios, afirmó el comisionado.

Los investigadores incautaron a miembros de la banda criminal documentos que revelan una relación cercana entre el mandatario y la exgobernante con otros implicados.

En inmuebles del exsecretario privado de la Vicepresidencia, Juan Carlos Monzón, se confiscaron cotizaciones de compra de vehículos dirigidas a Pérez Molina, papeles relacionados con la adquisición de propiedades y boletos aéreos de viajes realizados por el binomio antes de ser electos.

Velásquez sostuvo que en las oficinas de Salvador González se encontraron seis cheques girados a nombre de Baldetti, que en su conjunto suman 7,9 millones de quetzales (poco más de un millón de dólares).

Las pruebas apuntan que la relación entre los acusados surgió antes de enero de 2012, cuando ambos asumieron el destino del Ejecutivo y prometieron mano dura, que derivó en mano suelta en este país donde el 62 por ciento de los habitantes subsiste en la pobreza.


Descarga la aplicación

en google play en google play