Escúchenos en línea

Somos un país sin capacidad para resistir ni huracanes ni terremotos

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 30 de Agosto de 2007 a las 00:00
Nicaragua no tiene capacidad para soportar un terremoto como el ocurrido recientemente en Perú, ni un huracán similar al "Mitch" que azotó a los países de Centroamérica en 1998. A esa conclusión llegaron el jueves distintos organismos de la sociedad civil que integran la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo, que se reunieron en esta capital para analizar la vulnerabilidad ante los desastres naturales. Amado Ordóñez, del Centro "Humboldt", dijo que Nicaragua "es uno de los países de la región que padece de la mayor cantidad de amenazas" naturales. Entre esas amenazas Ordóñez mencionó las sísmicas y volcánicas, que ocurren con mayor frecuencia en el Pacífico de Nicaragua, y la de huracanes y "tsunamis". Sobre los huracanes, el ejecutivo del Centro "Humbolt" advirtió que un 36 por ciento de esos fenómenos que se forman en el Caribe tienden a golpear las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur de este país, principalmente en Bilwi (capital del Caribe norte). Los miembros de esa Mesa también identificaron como punto crítico a los desastres el occidente del país, donde se está expuesto a las inundaciones, sequías y actividades sísmicas. En el caso de Managua, Ordóñez señaló que "es una de las ciudades de más alto riesgo en América Latina". Indicó que la capital está expuesta a los constantes movimientos telúricos y a las inundaciones, por ser una zona baja. "Realmente es una ciudad poco segura desde esa perspectiva, aunque tenemos la virtud que, desde el punto de vista social, si lo es, comparada con otras capitales centroamericanas", añadió. Los integrantes de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo, miembros de la Concertación Centroamericana para la Gestión de Riesgo, acordaron elaborar un manual de operaciones de prevención, que será entregado a las autoridades gubernamentales en octubre próximo. En ese manual se explicará paso a paso, en las distintas lenguas que se hablan en Nicaragua, los procedimientos a seguir a la hora de una emergencia provocada por un desastre, explicaron los organizadores. También procurará entrelazar el trabajo de prevención que realiza la sociedad civil y las instancias gubernamentales. Asimismo, permitirá evaluar los daños para gestionar recursos de la cooperación internacional. La Mesa la integran el Centro "Humboldt", el Centro de Estudios Tecnológicos y Sociales, el Centro de Información y Servicios de Asesoría y Salud, y el Movimiento Comunal Nicaragüense. También la Asociación Habitar, la Red de Acción de Iglesias Conjuntas, la Federación de la Iglesia Luterana, el Instituto para el Desarrollo Sostenible y el Consejo de Iglesias Evangélicas Pro Alianza Denominacional (Cepad).

Descarga la aplicación

en google play en google play