Escúchenos en línea

En 15 años, los gobiernos neoliberales expulsaron a 800 mil nicaragüenses

None | 25 de Julio de 2006 a las 00:00
Más de 800 mil nicaragüenses se vieron obligados a abandonar su país en los últimos 15 años por falta de empleos y salarios dignos. De acuerdo con Martha Cranshaw, representante de la Red de Migrantes de Nicaragua, el Estado es el primer violador de los derechos humanos de los ciudadanos, al no erradicar las causas que provocan la emigración. Cranshaw recordó que la primera migración significativa de nicaragüenses fue por motivos políticos, durante el gobierno sandinista (1979-1990), cuando se calcula que unas 200 mil personas dejaron el país. Las nuevas migraciones son laborales, podemos afirmar que más de 800 mil nicaragüenses han partido en los últimos 15 años, aseveró Cranshaw en alusión a un período en el que tres gobiernos de corte neoliberal se han alternado en el poder. Afirmó que la unidad familiar y tener un nombre y una nacionalidad son los principales derechos que les son negados a los emigrantes del país centroamericano. En general, quien se va es el jefe del hogar, y su partida provoca una separación familiar, señaló Cranshaw para luego añadir que más de 45 mil hijos de nicaragüenses nacidos en el exterior carecen de papeles que los acrediten como ciudadanos de este país. El asesor del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Pedro Contreras, por su parte, alertó que la Constitución obliga al Estado a proteger a los ciudadanos que están en el exterior. Según Contreras, los migrantes necesitan ser protegidos de la sobreexplotación laboral y de la discriminación a que están expuestos en los países donde residen, en la mayoría de los casos, de forma ilegal. El tema migratorio no es una prioridad para los políticos a la hora de formular el presupuesto de la nación, se lamentó el funcionario, al criticar la falta de asignación de fondos a los consulados para que atiendan las necesidades de los emigrantes.

Descarga la aplicación

en google play en google play