Escúchenos en línea

Partido de Lula inventa nueva definición de socialismo

MiPunto.com. Desde Sao Paulo, Brasil. | 1 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El tercer Congreso del oficialista Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) resolvió este sábado definirse como una fuerza democrática, socialista y popular, y convocar a una Asamblea Constituyente para hacer una reforma política en Brasil. El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, en un discurso de una hora ante el Congreso, pidió no perder el compañerismo con los dirigentes del PT acusados de corrupción, y reiteró que no será candidato a un tercer mandato en 2010. El Congreso, el primero durante el gobierno de Lula, inaugurado el viernes a la sombra de las acusaciones por corrupción de numerosos dirigentes, definió el socialismo como la "convivencia armónica entre crecimiento y distribución de renta". Los anteriores congresos del PT se realizaron en 1991 y 1999. Posteriormente resolvió impulsar la elección de una Asamblea Constituyente para hacer una reforma política en Brasil, que incluya temas como financiación de campañas, fidelidad partidaria, votación por listas y eliminación de una cámara legislativa. El Congreso debate aún tres propuestas que definirán fecha, velocidad y forma de proceso de convocatoria de la constituyente. Estudia además que la asamblea se realice en 2010, para evitar especulaciones sobre la posibilidad de habilitar una segunda reelección de Lula. El PT decidió además apoyar la campaña del Movimiento de campesinos Sin Tierra (MST) y otras organizaciones por la reestatización de la minera Compañía Vale do Rio Doce, vendida en 1997 por 3.300 millones de reales y con un valor de mercado actual de 90.000 millones de reales (cerca de USD 45.000 millones). Lula, en tanto, al abordar las acusaciones decididas esta semana por el Supremo Tribunal Federal (STF) por el "mensalao", esquema de compra de apoyos al gobierno en su primera gestión (2003-2006), revelado en 2005, recordó "que hasta ahora nadie fue absuelto, pero tampoco nadie fue condenado". Subrayó que "no podemos perder la sensibilidad, el compañerismo (...) Nadie puede tener vergüenza de defender a un compañero, ningún petista debe tener vergüenza de pertenecer a este partido". Su mensaje, según el sitio del PT, buscaba "levantar la autoestima petista". El presidente advirtió a cientos de delegados que deliberarán hasta el domingo para trazar los rumbos del PT para las elecciones municipales de 2008 y generales de 2010, que quienes "cometieron errores pagarán (por ellos ante la justicia), y aquellos que no cometieron ningún error serán absueltos". El fundador y líder del partido afirmó que cualquiera, "por más amigo que sea, estará subordinado a las mismas leyes y reglas que los restantes 190 millones de brasileños". Su ex jefe de gabinete y ex presidente del PT, José Dirceu, acusado por el STF como jefe de la "banda" del "mensalao", sostiene que nunca existió ese esquema ilegal y que no hay pruebas para condenarlo. El actual presidente del PT, Ricardo Berzoini, declaró que "cualquier solidaridad personal es comprensible", pero que no hay un desagravio del Congreso a lo acusados. Cuando Dirceu ingresó el viernes a la sala de sesiones, un grupo de delegados coreó reiteradamente su nombre. Lula manifestó además que desea entregar la banda presidencial el 1 de enero de 2011 "a alguien identificado con nuestro proyecto, capaz de darle continuidad y profundidad". La oposición teme que la Constituyente que impulsará el PT pueda habilitar un tercer mandato de Lula, extremo descartado por el presidente. "El PT y sus aliados tienen nombres, pero sobre todo ideas y legitimidad, para una candidatura propia", admitió Lula, pero advirtió que existe "una amplia coalición de partidos, importante para cumplir nuestro proyecto".

Descarga la aplicación

en google play en google play