Escúchenos en línea

Gobierno anuncia pronto arreglo con ESSO

| 1 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega dijo el sábado que "muy pronto" quedará resuelto el conflicto con la transnacional petrolera ESSO, con quien el gobierno inició hace dos semanas un agrio enfrentamiento después de fracasar prolongadas negociaciones privadas para lograr que la empresa alquilara siete tanques de almacenamiento ubicados en Corinto. Tras finalizar el acto del Ejército de Nicaragua para celebrar su XXVII aniversario, el mandatario aseguró que "todo eso se está arreglando, se va a arreglar dentro del marco legal, dentro del marco de las leyes, y va a ser beneficioso para ellos y beneficioso para el país, pero se va a arreglar pronto". Ortega no dio más detalles. En cambio, el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), reveló que el nuevo acuerdo implicaría anular el contrato de arrendamiento firmado entre la estatal Petronic y el interventor interino, Roberto Zepeda, nombrado durante cinco días por la jueza Socorro Toruño, de Chinandega. Ese contrato, mediante el cual se alquilaban los tanques por seis meses prorrogables si ambas partes así lo acordaban, fue firmado tras la intervención del plantel ordenada por la jueza Toruño a solicitud de la Dirección General de Aduanas (DGA). Zepeda es el administrador de la DGA en Puerto Corinto. A través del convenio, Petronic puede usar los siete tanques para almacenar centenares de miles de barriles de combustible que Venezuela ha enviado en cumpliendo del acuerdo firmado con Nicaragua. El estado no posee tanques para albergar los derivados del petróleo. Para ejecutar el acuerdo, según el magistrado Solís, el Tribunal de Apelaciones de Occidente ya admitió el recurso de apelación de la transnacional contra el contrato suscrito con Petronic. El tribunal deberá pronunciarse esta semana y según parece, favorecerá la solicitud de la Esso y anulará el convenio. Sin embargo, Solís aseguró que aunque el Tribunal eventualmente de la razón a la Esso, el fallo no le exime de pagar los adeudos con la DGA, con la Dirección General de Ingresos y con la Alcaldía de Managua. En total, las deudas superan los 20 millones de dólares. En este sentido, Solís recordó que ninguna deuda con el Estado es prescindible, ni negociable ni sujeta de condonación. En cambio, si se pueden bajar o anular, las multas impuestas por impuestos o tributos no cancelados. La anulación el convenio con Petronic dará paso a un nuevo contrato entre la Esso y la empresa estatal cuyos detalles no se conocen, explicó Solís. Solís, y el titular de la DGI, Walter Porras, también ofrecieron sus declaraciones al terminar el acto del Ejército. Según Porras, en el avance de la auditoría que sus agentes hacen en la Esso, la deuda ya superó los cien millones de córdobas. A mediados de la semana, Porras había calculado el adeudo en un poco menos de 60 millones de córdobas. De acuerdo al director de la DGI, ese monto es por un cálculo incorrecto de la tasa que se debe pagar al Estado, fruto de un dadivoso acuerdo firmado con el ex titular de esa dependencia, Byron Jerez, uno de los principales cómplices del ex presidente Arnoldo Alemán en la descomunal corrupción con fondos públicos operada entre 1997 y 2001. Mediante ese acuerdo, Jerez permitió a la Esso pagar el 25 y no el 30% de Impuesto sobre la Renta, lo cual ha causado pérdidas al estado por más de un millón de córdobas mensuales desde 1998. El mismo sábado, el embajador norteamericano en Managua, Paul Trivelli, insistió "en que se respete el Estado de Derecho y las leyes y que la Esso pueda retomar el control de sus instalaciones en puerto Corinto, luego pueden hablar de nuevas relaciones con la Esso, pero hay que cumplir con la ley primero".

Descarga la aplicación

en google play en google play