Escúchenos en línea

Felix pierde potencia y baja a categoría 3

MiPunto.com. Desde Tegucigalpa y San Salvador. | 4 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El huracán Felix perdió fuerzas y bajó de la categoría 5 (máxima) a la 3, informaron las autoridades hondureñas que, sin embargo, mantuvieron las alertas preventivas porque se esperan lluvias copiosas. "El descenso de la categoría tiene varios significados: uno, el huracán se va haciendo más pequeño, otro, la velocidad de los vientos disminuye, eso significa que empieza a soltar agua y a medida que vaya bajando la velocidad del huracán el viento es incapaz de sostener el agua y empieza a generar más lluvias", explicó el jefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Marcos Burgos. "Eso es relativamente bueno porque al estar en tierra ya no tiene de donde alimentarse nuevamente con agua y el agua está cayendo, lastimosamente, sobre Nicaragua, pero gracias a Dios fuera de nuestro territorio", indicó. Según el funcionario, "el pronóstico es que a medianoche, ya como tormenta tropical, Felix esté pasando al norte de Francisco Morazán (unos 70 km al norte de la capital)". Tegucigalpa se encuentra en "alerta roja", de emergencia, ante las fuertes lluvias del huracán "Félix" que azotarán hoy y mañana la región oriental y centro del país. La "alerta roja" decretada anoche en Tegucigalpa provocó una movilización masiva de capitalinos a los supermercados y mercados populares, lo mismo que a estaciones de combustibles para llenar sus coches, ante una eventual crisis. "No sabemos qué puede pasar mañana, es mejor estar prevenidos", comentó a Acan-Efe Fernando Molina, un conductor de un coche particular que dijo que llevaba casi una hora haciendo fila para comprar gasolina. Mientras, en los supermercados los consumidores comenzaron más temprano a abastecerse de alimentos, velas, linternas de mano, pilas, agua y otros productos para enfrentar la emergencia que prevén la Alcaldía de Tegucigalpa y la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO). La desesperada búsqueda de combustibles ha continuado hoy en la capital hondureña, donde muchos habitantes han comenzado a recordar la tragedia que sufrió la ciudad a finales de 1998, tras el paso del huracán "Mitch". Ese fenómeno natural, que pasó por Tegucigalpa convertido en tormenta tropical, tras azotar todo el Caribe, el este y norte de Honduras, demolió una gran parte de Tegucigalpa, donde todavía son visibles algunos daños que dejó "Mitch". La ciudad amaneció hoy con un cielo nuboso, como presagiando las fuertes lluvias que podrían comenzar a caer en horas de la tarde y se prolongarían durante unas 36 horas, según indicó el subcomisionado de la COPECO, Luis Alonso Maldonado. Tegucigalpa, una ciudad fundada hace 429 años, que ha crecido desordenadamente, sin un verdadero plan urbanístico, se localiza en una zona con muchas fallas geológicas en las que se asientan grandes núcleos poblacionales. Esas zonas de deslizamientos, según expertos en geología, deberían estar cubiertas de bosques. Regiones como El Berrinche, El Reparto y El Edén, que se localizan de oeste a este de la ciudad, con alguna frecuencia sufren deslizamientos, pero la mayoría de las familias que las habitan se resisten a abandonarlas, alegando que no tienen adónde ir. A las fallas geológicas se suman varias quebradas y al menos dos ríos que cruzan a Tegucigalpa, cuyos cauces son desbordados con facilidad con una hora de lluvia intensa. La ciudad quedó más vulnerable tras el paso del huracán "Mitch", que a su paso por Honduras dejó unos 5.657 muertos y pérdidas materiales por más de 3.000 millones de dólares, según fuentes oficiales. Burgos informó que se mantenían en alerta roja los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Yoro, Cortés (Caribe) y Olancho (centro este), mientras en alerta amarilla se encuentran Islas de la Bahía (Caribe), Francisco Morazán (centro sur), El Paraíso (este), Comayagua (centro), Choluteca y Valle (sur). Los otros departamentos están en alerta verde. Las autoridades de El Salvador mantenían este martes una alerta amarilla con posibilidad de incrementarla a naranja (de evacuación), debido a la proximidad del huracán Felix. "La alerta se mantiene amarilla y a la una de la tarde los ministros involucrados en la emergencia junto con la Dirección de Protección Civil podrían anunciar un cambio de alerta y las medidas respectivas", declaró a la AFP el portavoz del ministerio de Gobernación, Wilfredo Salamanca. Para atender posibles emergencias, El Salvador tiene ya listos 840 albergues que funcionan con el denominado "Plan Invierneño", precisó Salamanca. En tanto, los meteorólogos salvadoreños analizaban la trayectoria del huracán y advierten que la tendencia es "a moverse" al océano Pacífico. "Con base al último informe del Centro Nacional de Huracanes de Miami, es que el huracán se desplaza al oeste, con lo cual el fenómeno podría salir al sur de Guatemala", declaró a la AFP el meteorólogo Luis García. La mayor intensidad de las lluvias en El Salvador, según García, se esperan para la noche de este martes y el miércoles en la cadena volcánica y en la zona costera del Pacífico. Este martes en territorio salvadoreño todavía lucía un radiante sol. Por otra parte, autoridades de socorro de Guatemala se mantienen a la expectativa del posible nuevo rumbo que pueda tomar el huracán Felix que, se prevé, podría disolverse en territorio de Honduras, aunque aún rige la alerta naranja decretada la noche del lunes en ocho departamentos. "La vigilancia del fenómeno es permanente. Cambió su rumbo y se prevé que pueda desvanecerse en territorio hondureño, sin embargo, puede cambiar nuevamente su recorrido, por lo que se mantiene la alerta naranja en ocho departamentos", afirmó a la AFP Benedicto Girón. De acuerdo con Girón, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), la prevención se mantiene en los departamentos de Zacapa y Chiquimula en el este del país, Petén, Izabal, Quiché, Alta Verapaz y Baja Verapaz (norte), así como en Huehuetenango (oeste). Girón agregó que, a nivel interno, el Servicio Meteorológico emitió un boletín de alerta de tormenta tropical para los departamentos de Petén, Izabal, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Zacapa y Chiquimula, no obstante, a su criterio, no es suficiente para bajar el nivel de prevención. "Estos departamentos también han sido los más castigados por la época lluviosa en el país, por lo que, según los análisis realizados, el nivel de saturación de agua en sus suelos podría ocasionar algún problema, pero se está trabajando en conjunto con las poblaciones para minimizar las contingencias que pudieran presentarse", subrayó. Además, la Conred mantiene una alerta amarilla institucional en los restantes 14 departamentos que conforman los 108.889 km2 de extensión territorial de Guatemala.

Descarga la aplicación

en google play en google play