Escúchenos en línea

Saca pide a la población calma y precaución

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 4 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El presidente salvadoreño, Elías Saca, pidió la noche del martes calma y precaución a la población ante las tormentas que han comenzado a azotar en algunas zonas del país por efecto del huracán "Félix". Acompañado por varios ministros y las autoridades del Sistema de Protección Civil, el gobernante dijo, en una rueda de prensa, que si bien el huracán se ha degradado a tormenta tropical, las fuertes lluvias que se prevén en el territorio nacional en las próximas horas pueden causar daños, sobre todo en las zonas más vulnerables. Indicó que se mantiene la alerta naranja decretada a primera hora de la tarde de hoy y que, dependiendo de las condiciones atmosféricas, se evaluará un cambio en la misma. Saca dijo que se da constante seguimiento al comportamiento del fenómeno, que ha causado desastres en la zona costera del Caribe de Nicaragua y serios daños en la de Honduras, ya que podría desplazarse hacia el océano Pacífico y volver a convertirse en huracán. El ministro de Gobernación, Juan Miguel Bolaños, dijo que hasta el momento sólo se ha evacuado a cinco familias en el este del país, en prevención de daños en sus viviendas, mientras que sólo se han registrado derrumbes menores en la jurisdicción de Concepción de Oriente y Chapeltique, en la misma zona. Saca recordó a la población la suspensión de las actividades escolares mañana en todo el país y en todos los niveles educativos, mientras que el ministro de Seguridad Pública y Justicia, René Figueroa, pidió no circular en las calles y carreteras si no es necesario. Bolaños informó de que se han habilitado 759 albergues a nivel nacional y que se monitorea la situación en cada uno de los 262 municipios del país, donde están activados los comités de emergencia, coordinados por Protección Civil. René Figueroa informó de que 25.000 personas, entre policías y personal civil están preparadas para atender cualquier urgencia. Las lluvias más fuertes comenzaron a caer esta tarde en la zona este del país, principalmente en los departamentos de La Unión, fronterizo con Honduras, San Miguel y Usulután. Bolaños dijo que en algunas áreas de esos departamentos han habido precipitaciones de hasta 72 milímetros, lo cual puede causar desbordamientos en ríos pequeños y quebradas.

Descarga la aplicación

en google play en google play