Escúchenos en línea

Daniel al frente de la crisis desde Bilwi

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 5 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega encabeza en el Caribe norte del país la evaluación de los daños causados por el huracán "Félix", que tras salir del país dejó copiosas lluvias que amenazan con causar inundaciones. El mandatario viajó a la zona devastada por el meteoro a bordo de un avión AN-26 de la Fuerza Aérea nicaragüense, acompañado de su esposa, Rosario Murillo, el jefe del Ejército, Omar Halleslevens, y altos funcionarios del gobierno. Ortega destacó que varios gobiernos han ofrecido ayuda, como España, Estados Unidos, Honduras y Venezuela, y dijo que Cuba fue el primer país en ayudar porque una brigada médica de ese país ya se encontraba trabajando en la zona donde "Félix" impactó con vientos de 260 kilómetros por hora. Entre los funcionarios que acompañan a Ortega figura el director de la empresa estatal de Energía, Ernesto Martínez-Tiffer, quien dijo que el meteoro acabó con el 80 por ciento del tendido eléctrico y telefónico, así como el 90 por ciento de las viviendas de madera de la ya empobrecida región. Ortega viajó al Caribe acompañado de un oficial del ejército de Estados Unidos que se encargará de coordinar la llegada a este país de helicópteros norteamericanos para participar en labores humanitarias. "Todavía no tenemos una dimensión clara de todo el impacto. Vamos a Puerto Cabezas a hacer una valoración y luego tomaremos las decisiones correspondientes", señaló el gobernante en rueda de prensa, en la terminal aérea de la Fuerza Aérea en Managua, antes de viajar a Bilwi. Ortega señaló que "apenas" hay "elementos" que permiten confirmar que hay más de 40.000 damnificados y unas 9.000 viviendas destruidas. Además hay 15.809 desplazados distribuidos en 76 albergues en el litoral del atlántico norte. El líder sandinista no descartó reunirse en el nordeste del país con su homólogo hondureño, Manuel Zelaya, como está previsto, aunque indicó que él también atiende la situación de emergencia que provocó "Félix" en su país, donde ya se considera depresión tropical. Zelaya adelantó a Ortega que esta tarde, hora local, enviará un avión con ayuda para las víctimas del ciclón. El gobernante reveló que una brigada de la Fuerza Aérea nicaragüense viaja con carácter de urgencia a la comunidad Cayos Miskitos para verificar el estado de 30 personas que se encuentran desaparecidas y que no evacuaron sus viviendas. El teniente coronel Álvaro Rivas, del Centro de Operaciones de Desastre de la Defensa Civil, informó que lanchas y un helicóptero MI-17 con personal especializado investigan la versión de que estas 30 personas supuestamente fallecieron a causas del huracán en los Cayos Miskitos. Ortega también anunció la llegada, esta noche, tiempo local, de un avión de Venezuela con toda clase de ayuda para los damnificados por el ciclón. El embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, informó de que el avión trae alimentos, frazadas, plásticos, leche para niños, agua potable y otros artículos de socorro. El huracán "Félix", dejó a su paso por Nicaragua, según datos confirmados, nueve muertos, cuatro heridos y 200 desaparecidos de diversas comunidades caribeñas donde el ciclón entró el martes, con vientos de 260 kilómetros por hora y categoría máxima de cinco en la escala "Saffir-Simpson". Pero el fenómeno natural se ha degradado hasta convertirse hoy en depresión tropical, ya sobre territorio hondureño. Según los datos de la Defensa Civil, "Félix" también dejó a su paso severos daños materiales pues hizo colapsar la comunicación terrestre, deterioró la infraestructura vial, de telecomunicaciones y de fluido eléctrico de la zona. El jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens, informó de que tres helicópteros se movilizarán en el Caribe norte para realizar todo tipo de labores en esa región que, por decreto presidencial, se halla en "estado de desastre". El jefe militar explicó que un helicóptero tendrá como base Waspán, en el límite con Honduras y dos más en Puerto Cabezas, uno de los cuales ya realiza misiones de rescate. El presidente de ENEL, Ernesto Martínez, prometió que el servicio de luz eléctrica será restablecido en el Caribe norte en 15 días, y que en el caso de Puerto Cabezas la luz volverá en cinco días.

Descarga la aplicación

en google play en google play