Escúchenos en línea

Torrencial aguacero mata a dos en Tegucigalpa y ya son 4 los muertos en Honduras

Varias agencias. Desde Tegucigalpa. | 6 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Una repentina tormenta que cayó este jueves sobre la capital hondureña durante unos 20 minutos, luego de elevadas temperaturas, provocó inundaciones en calles y mercados y causó la muerte al menos a dos personas, confirmaron organismos de socorro y medios locales. "Sufrimos repentinamente una lluvia, que gracias a Dios ha cesado, pero esta situación puede volverse a repetir en muchas ocasiones", expresó a radios locales el comandante del Cuerpo de Bomberos, Carlos Cordero. El funcionario agregó que "los bomberos recibieron una advertencia de que en el campo Motagua (al sur de la capital) estaba flotando un cadáver y los bomberos se han desplazado a varios lugares donde hemos tenido problemas de inundaciones". Noticieros de televisión mostraron imágenes de una mujer embarazada que se ahogó en los mercados de Comayagüela. Vendedores de los mercados de Comayagüela, cerca del campo Motagua, salían cargando lo que podían con el agua a la cintura, luego de que las instalaciones fueran cubiertas por una corriente desbordada de la quebrada El Sapo, que cruza el sector. Los organismos de socorro habían hecho el martes una gran movilización en la capital hondureña para poner a salvo a la gente que vive en zonas de riesgo, ante el inminente paso del huracán Felix, que finalmente pasó convertido en depresión tropical que sólo dejó lluvias moderadas en la ciudad. Por otra parte, al menos otras dos personas murieron y más de 6.000 fueron evacuadas por los coletazos del ya disipado huracán "Félix", que dejó inundaciones en el noroeste del país, aunque la situación ya mejora, dijeron hoy fuentes oficiales. Un hombre murió ahogado en el río Ulúa a su paso por una aldea cercana a la ciudad de El Progreso (norte) y un menor falleció en un alud de tierra ablandada por los aguaceros que ocurrió en unas alcantarillas en construcción en Tegucigalpa, ambos el miércoles. El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Marco Burgos, dijo a la prensa que el menor muerto en Tegucigalpa, Elvin Castillo, de 15 años, es considerado como "víctima indirecta" de "Félix". El Valle de Sula, el más extenso y productivo de Honduras, y otras zonas del noroeste del país han sufrido inundaciones por el desbordamiento de los ríos Ulúa y Chamelecón, los principales de esa región. Las inundaciones han afectado cultivos agrícolas y viviendas, pero el presidente hondureño, Manuel Zelaya, aseguró hoy en rueda de prensa, tras sobrevolar las zonas anegadas, que "los daños han sido mínimos" y que en algunos sectores "ya el peligro ha disminuido". Zelaya refirió que también hay "daños menores" en algunas carreteras secundarias, puentes y otra infraestructura, y añadió que ha ordenado que sean rehabilitados pronto. Las crecidas fueron provocadas por los últimos aguaceros de "Félix", que azotaron el miércoles el occidente de Honduras, fronterizo con Guatemala, zona donde nacen el Ulúa y el Chamelecón, que cruzan el Valle de Sula antes de desembocar en el Caribe. Burgos informó de que, como las lluvias ya cesaron, las inundaciones han comenzado a bajar. Las autoridades han evacuado preventivamente al menos a 6.040 personas en zonas urbanas y rurales de las riberas de ambos ríos, según un informe preliminar de la COPECO. "Félix" entró el martes a Nicaragua como huracán de categoría cinco, la máxima en la escala Saffir-Simpson, se degradó a tormenta tropical, se convirtió en depresión el miércoles cerca de Tegucigalpa y siguió al oeste rumbo a Guatemala, donde se disipó. Según la COPECO, casi 30.000 personas fueron evacuadas mientras "Félix" afectaba directamente al país. La institución mantiene alerta roja, de peligro, en las zonas afectadas por las inundaciones y suspendió las demás alertas en el resto del país al normalizarse la situación. Las autoridades continuaron hoy la distribución de alimentos, medicinas y otra ayuda humanitaria a miles de evacuados en el departamento caribeño de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, que fue el sector de Honduras más afectado por "Félix". El presidente Zelaya enfatizó que las consecuencias de "Félix" en Honduras han sido "mínimas" en comparación con lo ocurrido en Nicaragua.

Descarga la aplicación

en google play en google play