Escúchenos en línea

MINSA toma medidas para evitar epidemias y envía 300 bolsas para cadáveres

| 6 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El Ministerio de Salud (Minsa) advirtió el jueves sobre un posible repunte epidemiológico en el Caribe. El viceministro del Minsa, Guillermo González, señaló en rueda de prensa que hay altas probabilidades que surjan brotes epidémicos de enfermedades como diarrea, infecciones respiratorias, leptospirosis y otras. González anunció la adquisición de 300 bolsas para cadáveres, aunque no significa que esa sea la cantidad de fallecidos que se reporten. "En la medida en que nos aproximamos a la realidad, lógicamente las cifras varían. De cualquier manera es una medida preventiva que estamos teniendo, como una de tantas que tenemos que tomar para evitar las epidemias. Pero no es que estemos esperando esa dimensión", aseguró. Anunció que, para tratar de evitar epidemias, enviarán a Bilwi, capital de Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), 15 brigadas médicas para atender a la población afectada por el ciclón, que se estiman en más de 50,000 damnificados, y el jueves partió una brigada médico–quirúrgica, que reforzará los equipos que se encuentran en esa zona. El funcionario dijo que esas brigadas se trasladarán el viernes y van a trabajar en coordinación con una brigada de médicos de Cuba que ya está asistiendo a los pobladores de la RAAN, la zona más devastada por el huracán. El director de Epidemiología del MINSA, Juan José Amador, explicó que "también se está tomando en cuenta la prevención de las infecciones respiratorias agudas, especialmente las neumonías; el control y prevención de la malaria". Agregó que además "se entregarán mosquiteros especiales impregnados con insecticidas y otros que están en vías de adquirirse. Con la brigada de lucha antiepidémica que parte este viernes a la RAAN también se encuentra personal de Laboratorio para poder realizar diagnósticos de laboratorio rápido y temprano de muchas enfermedades incluyendo la malaria". Otras medidas "incluyen acciones de prevención del dengue y este viernes llegan al país por vía aérea, equipos termo nebulizadores "para poder realizar la fumigación con nebulización en cada barrio, comunidad, manzana y vivienda". Asimismo los especialistas en vectores desarrollarán actividades de prevención de la leptospirosis, "porque cuando existen inundaciones en las comunidades, las personas se exponen a aguas que podrían estar contaminadas", explicó Amador. El Ministerio de Salud ha enviado mas de 20 mil libras de carga consistente en medicamentos, ropa, frazadas y alimentos, aseguró González y anunció el envío de cantidades no precisadas de cloro para evitar la proliferación de infecciones a través del agua contaminada en los pozos y que reforzarán la vacunación, principalmente contra el rotavirus para evitar brotes de diarrea. "Estamos terminando de organizarnos para lo que será la continuidad de todo este apoyo para lograr mitigar los grandes efectos que ha tenido el huracán. Nosotros vamos a asegurar que la funcionalidad de nuestros servicios en la zona de desastre sea la óptima y que nosotros desde aquí apoyemos los esfuerzos que se realicen en la RAAN", indicó el Viceministro. Dijo que se ha hecho un puente con Puerto Cabezas, con el apoyo de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua para coordinar el traslado de pacientes, recibiendo el miércoles a cuatro personas que fueron trasladas a los hospitales capitalinos. "Vamos a tener la posibilidad de esperar en el Aeropuerto el traslado de pacientes graves de las comunidades que están bajando", señaló. Agregó que en los próximos siete días se estarán movilizando distintas brigadas médicas de personal sanitario y educadores a fin de ir cubriendo el cien por ciento la totalidad de las comunidades que han sido afectadas por el desastre natural. González informó que en la zona de Raití, bajando por Wiwilí, en las riberas del Río Coco, se encuentran unas tres mil personas que se encuentran en condiciones de riesgo. El Minsa, con apoyo del Ejército, desplazó en helicóptero a esa zona una brigada médica, con la ayuda necesaria. De acuerdo a los datos ofrecidos por González, en Boaco, se logró penetrar a ocho de las 11 comunidades que se encontraban aisladas. En Chinandega, en el municipio de Villanueva se han presentado algunos deslaves. El Minsa reportó daños casi totales en el hospital Nuevo Amanecer de Bilwi, así como en el Policlínico de Puerto Cabezas y la Escuela de Enfermería. En Jinotega se perdieron tres Puestos de Salud, e incluso el personal de salud ahora es parte de los damnificados. González también anunció que el ONG internacional Save the Children donó al MINSA mil filtros caseros y UNICEF entregó 500 filtrones.

Descarga la aplicación

en google play en google play