Escúchenos en línea

Petróleo venezolano en cancha del Churruco

| 26 de Julio de 2006 a las 00:00
La solución al problema energético que padece Nicaragua quedó ahora en manos del presidente, Enrique Bolaños, tras una reunión sostenida por el alcalde capitalino Dionisio Marenco y el director del ente regulador de energía, David Castillo. Luego de analizar este martes los detalles de un acuerdo firmado en abril pasado por la Asociación de Municipios de Nicaragua con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), ambos funcionarios dejaron claro que la llegada del crudo depende ahora del mandatario. Marenco recalcó que Bolaños sólo debe autorizar a la petrolera estatal Petróleos de Nicaragua (PETRONIC) a almacenar y distribuir el combustible venezolano. "Los que no tiene detenido es el permiso, bueno, ni siquiera el permiso, sino que no vayan a hostigar a la petrolera", afirmó. La reunión entre el edil capitalino, quien también preside AMUNIC, y Castillo se produjo este martes, luego de que el director del INE invitó a ambas partes a "unir voluntades" para encontrar una solución a la crisis energética. "Ojalá que encontremos esa buena voluntad. Yo invito al Presidente a que acepte las conversaciones con el Alcalde", declaró el directivo del ente regulador de energía, quien alabó los términos del contrato. El presidente Bolaños, sin embargo, se ha negado hasta el momento a apoyar la entrada del combustible venezolano, con el argumento de que se trata de una operación entre entidades privadas. "Con la crisis y los precios actuales, ese salvavidas de un crédito al 40 por ciento es una bendición que no hay que dejarla ir", alertó Castillo. Marenco, por su parte, recalcó que ante la intransigencia del gobierno, realiza gestiones para descargar el petróleo en puertos de Costa Rica u Honduras, desde donde sería trasladado por carretera hasta Nicaragua.

Fuente: Agencia Prensa Latina

Gobierno acepta discutir eventual alquiler de tanques de Petronic, para que Amunic importe petróleo venezolano

El gobierno dijo este martes que está dispuesto a discutir que la empresa Petróleo de Nicaragua (Petronic) alquile sus tanques para almacenar crudo que podría ser importado de Venezuela en condiciones preferenciales. El presidente del Banco Central de Nicaragua, Mario Arana, declaró que el gobierno está dispuesto a colaborar con una iniciativa en este sentido del presidente del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo. Arana dijo que el gobierno de Managua está examinando esta experiencia en otros países para conocer los resultados que este esquema producirá al país centroamericano. "En otras naciones este esquema ha afrontado dificultades de diferente índole para su implementación", subrayó el presidente del banco emisor. Al mismo tiempo, negó que el gobierno no haya querido colaborar con la importación de petróleo venezolano en base al acuerdo entre PDVSA y Amunic. "Lo que pasa es que hay otros aspectos de logística que ha venido explicando las dificultades para implementar este esquema", insistió Arana. Anotó que el gobierno de Bolaños está "totalmente abierto a encontrar y formalizar un acuerdo de nación a nación como cualquier otra iniciativa que produzca resultados que favorezcan a la población". Añadió que este asunto se sigue discutiendo en el gobierno, donde, según él, hay una actitud positiva. También enfatizó que el gobierno insistirá en un acuerdo de país a país en el caso del petróleo después que se logre la condonación de la deuda de más de 31 millones de dólares que Nicaragua tiene con Venezuela. Recordó que desde abril pasado, ante testigos que no precisó, autoridades del Banco Central de Venezuela manifestaron el compromiso de resolver el tema de la deuda de Nicaragua en el marco de la Iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados, conocida como HIPC por sus siglas en inglés.

Presidente del INE pide a Marenco y Bolaños coordinar esfuerzos para importar petróleo venezolano

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) instó al gobierno y al alcalde capitalino, Dionisio Marenco, a unir esfuerzos para traer lo antes posible el petróleo ofrecido por Venezuela a las alcaldías del país. El acuerdo firmado en abril pasado por la Asociación de Municipios de Nicaragua (AMUNIC) y una filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) contempla la venta a las alcaldías de 10 millones de barriles de combustible anuales. Los términos convenidos establecen el pago del 60 por ciento de la compra en un plazo de 90 días, al precio internacional del momento, mientras que el 40 por ciento restante disfrutaría de un crédito de 23 años, dos de gracia y uno por ciento de interés. En carta enviada a Bolaños y a Marenco, presidente de AMUNIC, y divulgada este lunes, el director del INE, David Castillo, asegura que el acuerdo traerá grandes beneficios, porque permitirá crear un fondo de hasta 280 millones de dólares. La propuesta del ente regulador contempla la importación inmediata de los 10 millones de barriles de combustible, mientras que el gobierno daría una garantía que cubra el 40 por ciento del valor del petróleo adquirido bajo un crédito de 20 años de plazo. Alba Petróleos de Nicaragua (ALBANIC), la compañía que nació al calor del acuerdo petrolero, pondría a su vez el crudo en el mercado de hidrocarburos, y el resultado de la venta ingresaría al Banco Central, que se encargaría de cancelar el 60 por ciento acordado. El resto, propone Castillo, sería destinado, por medio de asignaciones presupuestarias, para realizar inversiones en las alcaldías, proyectos de infraestructura y pagar subsidios del transporte y la tarifa eléctrica. Hasta el momento, ni AMUNIC ni el gobierno se ha pronunciado públicamente sobre la propuesta del INE, el cual advirtió que la crisis energética que padece Nicaragua podría agravarse aún más como resultado de la espiral alcista en los precios del petróleo.

Fuente: Varias agencias.


Descarga la aplicación

en google play en google play