Escúchenos en línea

Daniel y Rosario saludan a Maduro por sus cumpleaños

Managua. Radio La Primerísima. | 23 de Noviembre de 2015 a las 14:11
Daniel y Rosario saludan a Maduro por sus cumpleaños

El presidente Daniel Ortega Saavedra, y la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, saludaron el 53 aniversario natal de Nicolás Maduro Moros.

"Hoy 23 de noviembre celebra su cumpleaños el querido Compañero-Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros. Estamos enviándole un mensaje que será circulado a través de los medios de comunicación… un mensaje a él, a la querida Compañera Cilia Flores, que es compañera de vida, compañera de batallas de Nicolás; está con él en esta celebración de su 53 aniversario natal", expresó la Compañera a través de los medios del Poder de las Familias y Comunidades.

Rosario destacó que la misiva enviada por el Presidente Daniel inicia y finaliza con citas del Gran y Universal Poeta Nicaragüense, Rubén Darío.

"Esta carta de saludo al hermano Nicolás en su 53 cumpleaños, carta que tiene el amor, el corazón, la comunión espiritual en las batallas, en las certezas de victoria del bravo pueblo venezolano y del bravo, valiente pueblo nicaragüense", valoró la Compañera Rosario.

A continuación mensaje íntegro del Presidente Daniel al Presidente Nicolás Maduro:

Managua, 23 de Noviembre, 2015

A través de las Páginas fatales de la Historia,

nuestra Tierra está hecha de Vigor y de Gloria,

nuestra Tierra está hecha para la Humanidad.

./.

Pueblo vibrante, fuerte, apasionado, altivo;

Pueblo que tiene la Conciencia de Ser Vivo,

y que reuniendo sus Energías en Haz

portentoso, a la Patria vigoroso demuestra

que puede bravamente presentar en su diestra

el Acero de Guerra o el Olivo de Paz.

Rubén Darío

Querido Compañero Nicolás

Querida Compañera Cilia :

No son necesarias las palabras para comunicarnos y expresar nuestro Cariño desde lo profundo de nuestro Espíritu Bolivariano, Chavista, Martiano, Sandinista, Nuestroamericano.

Nuestros Caminos se han unido, indisolublemente, en Fé, Familia y Comunidad, alentados y animados por el Espíritu formidable del Comandante Supremo, que vive en nuestro quehacer, en nuestros pasos, que fortalece nuestras capacidades, que inspira todas las Batallas y dirige, comanda, las Rutas inequívocas, hacia tantas Nuevas Victorias.

Hoy, en tus 53 juveniles y empedernidos días, te abrazamos, a vos, a Cilia, a toda la Familia, a todo tu Pueblo, conscientes de los gigantescos desafíos, de las contínuas Batallas y de la fortaleza infinita con la que Dios nos llena, para recorrer todas las horas, todos los momentos, todas las circunstancias, todas las encrucijadas, con las Banderas y el Fuego Sacro, siempre en alto.

Desde nuestra Nicaragua que ama a Chávez, que ama a cada [email protected] de Ustedes, como [email protected] de Chávez, reinventamos contínuamente, junto al bravo Pueblo Venezolano, en Solidaridad Fraternal y Complementaria, el Deber de Cantar, el Deber de Luchar, el Deber de Soñar, el Deber de Construir, de hacer con nuestras propias manos, con nuestro corazón, con nuestras propias piedras filosofales, la Patria, la Revolución.

A las puertas del 2016, Año del Centenario del Inmortal y Universal nicaragüense, Rubén Darío, les saludamos con Amor invencible, con Amor invicto, con Amor Triunfante, con Amor Victorioso, en Buena Esperanza, en Buen Juicio, en Buena Nueva, en Bien Común, porque [email protected] sabemos, Camaradas, Compatriotas, Compañeros Nicolás y Cilia, que la Lucha Continúa, y que la Victoria, és Cierta.

Nicolás, Hermano, Cilia, Compañera, [email protected] Combatientes, nuestro Amor, nuestras Oraciones, nuestra Comunión Espiritual profunda, aquí, allá, donde alcanza el Alma extendiendo sus alas para tocar lo Sublime y lo Humano. Que eso somos, al fin.

Abrazos profundos Siempre... En 53, y Vamos Adelante !

(FIRMA)

Daniel Ortega Saavedra

(FIRMA)

Rosario Murillo

Más hay que juzgar siempre que si es dura la lucha

del tigre, del león, del águila en su vuelo;

si los hombres guerrean, es porque nadie escucha

los Clarines de Paz que suenan en el Cielo.

./.

¡Oh Pueblos nuestros! ¡Oh Pueblos nuestros! Juntaos

en la Esperanza y en el Trabajo y la Paz;

no busquéis las tinieblas, no persigáis el caos,

y no reguéis con sangre nuestra Tierra feraz.

 

Rubén Darío


Descarga la aplicación

en google play en google play