Escúchenos en línea

Tormenta Gabrielle llega a Carolina del Norte

LaVoz.com. Desde Hatteras, North Carolina. | 9 de Septiembre de 2007 a las 00:00
La tormenta tropical Gabrielle tocó tierra el domingo en un archipiélago de Carolina del Norte, arrojando fuertes vientos y lluvias pero no lo suficiente como para ahuyentar a la gente en la playa. A pesar de vientos de 80 kilómetros por hora (50 millas por hora) y abundantes lluvias, algunos espectadores permanecían impávidos. "Está muy tormentoso allí afuera, pero esto es lo que esperamos todos los años", expresó Derek Creekmore, un turista de 32 años de Virginia que llevaba su tabla de surf. "Aquí nos quedaremos hasta que nos cansemos", dijo. Aunque Gabrielle se fortaleció levemente el domingo en la mañana, seguía siendo una tormenta tropical débil cuando llegó a Cabo Lookout National Seashore a eso de las 11:45 de la mañana. Los meteorólogos expresaron que los vientos más fuertes y la lluvia más copiosa aún no arribaron a la costa. Después de desplazarse por Pamlico Sound el domingo en la tarde, los meteorólogos esperaban que girara y llegara a Nags Head al atardecer antes de volver al Atlántico. La tormenta soplaba vientos máximos sostenidos cercanos a los 80 kph (50 mph), con ráfagas más potentes en un área pequeña cercana a su centro. Los meteorólogos emitieron una advertencia de tormenta tropical para la costa norte de Carolina del Norte, desde Surf City por las islas Outer Banks, y hasta el límite con Virginia. También regía una advertencia de tormenta tropical hacia el norte por Cabo Charles Light, Virginia, por la costa del Atlántico, y los avisos de tormenta seguían en efecto para el área de la península de New Point Comfort, en la bahía de Chesapeake. Las autoridades locales instaron a los habitantes del área y a los turistas que permanecieran adentro y el Servicio Nacional de Parques cerró todas las instalaciones en el parque Cabo Hatteras National Seashore. En Carolina del Norte no se ordenaron evacuaciones. Gabrielle se convirtió en una tormenta tropical el viernes, después de permanecer en el Atlántico durante varios días. Los meteorólogos dijeron en un principio que era un sistema subtropical –un sistema híbrido que se alimenta de las aguas cálidas del océano y también se forma cuando se encuentran un frente de aire frío y otro caliente– y el sábado la clasificaron como tormenta.

Descarga la aplicación

en google play en google play