Escúchenos en línea

Médicos ticos auxilian a dos niñas baleadas en Nicaragua

Diario La Nación, de Costa Rica. | 11 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Médicos costarricenses auxiliaron a dos niñas nicaragüenses, quienes resultaron baleadas el domingo durante una refriega ocurrida en el poblado fronterizo de El Pochote, Nicaragua. Giselle Carrillo Muñoz, de 3 años, llevó la peor parte al recibir un proyectil en la ingle. A suelo nacional también ingresó Eliz Rebeca Narváez, de 8 años. La menor presentaba heridas en el codo derecho y debajo de la rodilla izquierda. Un tercer herido, Cipriano Guadalupe Romero, de 60 años, llegó a la clínica de La Cruz, Guanacaste, con una herida de bala en un brazo. Un panguero del vecino país los trasladó ese día desde El Pochote (en el departamento de Rivas, Nicaragua) hasta Puerto Soley, en bahía Salinas. De acuerdo con lo dicho por Juan de Dios Esquivel, del Comando de La Cruz, el ataque fue obra de un grupo de sujetos que buscaban a Isidro Narváez Romero, padre de una de las niñas. El hombre, quien murió, procuró alejarse, pero los atacantes no le dieron la oportunidad. Ellos abrieron fuego en forma indiscriminada, dijo Esquivel. Esa versión difiere de la que brindaron en la clínica de La Cruz los parientes de las víctimas. A los médicos dijeron que al calor de unos tragos, unos sujetos dispararon en todas direcciones. El médico Javier Coronado, de la clínica de La Cruz, informó de que en el caso de Giselle Carrillo, la bala quedó alojada en la pierna. La niña fue trasladada al Hospital Nacional de Niños (HNN), San José, donde ayer fue operada. "No hubo lesión de órganos importantes. La niña está en buen estado. Es un caso inusual que la familia tomara la disposición de trasladarla hasta Costa Rica", dijo el médico Rodolfo Hernández, director del HNN. La pequeña fue trasladada a San José en un vuelo ambulancia. La intervención quirúrgica duró una hora. Carrillo quedó internada en el salón de Cirugía 2. La menor duró casi tres horas en viajar desde la frontera hasta el hospital de Liberia, adonde fue remitida luego de recibir atención médica en La Cruz. La otra niña convalece en el hospital Enrique Baltodano, en Liberia. Según las autoridades médicas, el adulto (Cipriano Romero) presenta un hematoma en el brazo derecho, producto de la acumulación interna de sangre.

Descarga la aplicación

en google play en google play