Escúchenos en línea

A pie, decenas de policías y soldados van rumbo a Tasba Pri a rescatar indígenas aislados

Agencia ACAN–EFE. Desde Tasba Pri, RAAN. | 11 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Unos 60 efectivos de la Policía Nacional salieron el martes machete en mano rumbo a la selva nicaragüense en busca de centenares de campesinos indígenas que todavía permanecen incomunicados tras el paso del huracán "Félix". El Ejército de Nicaragua participa también en la operación, en la que hacen de guías los vecinos del lugar. Los policías, que iban vestidos con trajes especiales y botas de campaña, partieron en patrullas desde la comunidad misquita de Sahsa, que significa "un lugar pantanoso" en la lengua local, para recorrer a pie los cientos de kilómetros que separan del lugar a las comunidades de la montaña. El comisionado mayor Marlon Montano, jefe de la Policía Nacional de Matagalpa, a cargo de esa zona ante la emergencia, dijo a Acan-Efe que los efectivos fueron desplegados atendiendo informes suministrados por líderes indígenas que aseguran que aún hay personas que se mantienen aisladas tras el paso del ciclón, hace una semana. La operación de búsqueda y rescate tendrá una duración de 48 horas continuas, hasta dar con las recónditas comunidades que aún no han recibido auxilio. Sahsa es una de las zonas identificadas como más golpeadas por el meteoro y una de las 67 comunidades que pertenece a Tasba Pri, que traducido del misquito significa Tierra Libre y pertenece a Puerto Cabezas, capital del Caribe norte de Nicaragua. Edith Morales González, coordinadora de la emergencia en Tasba Pri, señaló a Acan-Efe que durante esta semana han empezado a llegar decenas de líderes indígenas pidiendo auxilio por sus familiares que aún se mantienen incomunicadas entre la selva y la zona montañosa de la RAAN. La dirigente local declaró que esos sobrevivientes, quienes relatan unas historias dramáticas al enfrentar a "Félix", quedaron incomunicados ante la masiva caída de árboles y la crecida de los ríos en la zona. Morales advirtió que esos pobladores, aún atrapados, y que podrían alcanzar la cifra de 5.000 personas, llevan sin agua, cobijo ni alimentos desde hace una semana. Si han sobrevivido, añadió, tememos por sus vidas.

Descarga la aplicación

en google play en google play