Escúchenos en línea

«Los efectos del huracán han sido inmensos, mucho mayores de lo esperado»

Varias agencias. Desde Managua. | 14 de Septiembre de 2007 a las 00:00
«Los efectos del huracán han sido inmensos, mucho mayores de lo esperado»
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un cuarto informe presentado el viernes, informó que "los daños han sido terribles (causados por el huracán Félix) y todavía no tenemos una dimensión exacta de las pérdidas en todos los campos". A 10 días de que el huracán impactara (el 4 de septiembre) la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), "los efectos han sido inmensos, mucho mayores de lo que se podía haber esperado, tanto en pérdidas de vidas como en daños materiales", dijo el mandatario. El huracán impactó en una región de mas de 33,000 kilómetros cuadrados, con una población de mas de 300,000 habitantes, la mayoría indígenas misquitos y mayagnas, cuyo 80 por ciento vive en la extrema pobreza. "Los efectos del huracán Felíx han sido terribles y aún no tenemos datos exactos de las pérdidas en todos los campos", dijo el mandatario en una comparecencia con los miembros del equipo que atiende la emergencia. "Es difícil tener datos exactos sobre la magnitud del desastre en el orden económico y ambiental", insistió. Audio de los Informes: Informe del Presidente Daniel Ortega Informe del General Julio César Avilés, jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua Informe del Comisionado General Horacio Rocha, subdirector de la Policía Nacional Informe del viceministro de Salud, Guillermo González Informe del Coordinador Residente de las Naciones Unidas, Alfredo Missair El mandatario y su equipo presentaron el informe ante la presencia de los representantes de los organismos del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, del Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la Organización Panamericana de la Salud, entre otras delegaciones de países solidarios. Ortega estimó que los efectos del huracán en la región caribeña norte "han sido inmensos y mayores de lo esperado, han sido mucho mayores de lo que se podía haber pensado, tanto en pérdidas de vidas como en daños materiales, destrucción de viviendas, afectación de vías de comunicación, daños en lo que son las iglesias, escuelas (y) centros de salud". Señaló que los daños al sistema eléctrico y de agua potable, así como la contaminación existente en los pozos de aguas también son graves. Esta situación "viene prácticamente a paralizar la actividad en toda la región (del Caribe norte) en el orden social, productivo y económico", indicó. "El desastre ha paralizado prácticamente la actividad económica, productiva y social de toda la Región Autónoma del Atlántico Norte... dañó bosques, reservas, manglares y casi todo el ecosistema", agregó. Señaló que la catástrofe ha puesto en "grave riesgo" la reserva de biosfera Bosawás. Esa área protegida, considerada la más grande de Centroamérica, fue declarada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera de Bosawas en 1997. Tiene una extensión de 20,000 kilómetros cuadrados y 7,740 kilómetros de bosques. El jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, presentó un informe sobre el estado de emergencia en la región hasta las 16.00 horas del viernes, el cual registra 102 muertos, 86 desaparecidos y 32,359 familias damnificadas, lo cual da un total de 188,726 personas afectadas. La cantidad de viviendas afectadas es de 19,000, de las cuales 10,000 resultaron totalmente destruidas. Avilés informó que han transportado hasta la fecha 1,3 millones de libras (590.200 quilos) de alimentos y medicinas y más de 2.000 personas en medios aéreos nacionales y extranjeros. La cantidad de cultivos dañados por el meteoro también es considerable, pero esto tampoco ha sido precisado porque el Caribe Norte es una región que se caracteriza por la escasez de carreteras, población dispersa y llanos propensos a las inundaciones. En este sentido, solicitó ayuda a organismos internacionales para precisar la dimensión exacta de los daños causados por el huracán "Félix" en pérdidas de vidas humanas, daños materiales, a los bosques y vías de comunicación. Ortega agradeció la ayuda internacional que sigue llegando al país y la aportada por los nacionales para más de 188,000 afectados en la RAAN y el Triángulo Minero, formado por los centros mineros de Bonanza, Rosita y Siuna. Pero advirtió que ropa, juguetes y otros artículos que los nicaragüenses han donado todavía no serán enviados porque los afectados piden ayuda de primeros auxilios. Las víctimas del huracán siguen pidiendo alimentos, agua, brigadas médicas y medicinas, y esto es lo que se sigue enviando a la zona devastada por el ciclón, explicó. Ortega dijo que la prioridad del gobierno es garantizar alimentación para seis meses a la población afectada para evitar una situación de hambruna en el Caribe, la zona más pobre del país, para después emprender la etapa de la reconstrucción. Resaltó la inmediata respuesta de la comunidad internacional y los "valiosos aportes" brindados por España, Cuba, Estados Unidos, Holanda, Venezuela, Honduras, México, Brasil, Dinamarca, El Salvador, Costa Rica, entre otras naciones. Reveló que el gobierno de Irán fue informado el jueves sobre los daños causados por el ciclón, y que esa nación árabe enviará una brigada médica, medicinas y dinero, en un monto que no precisó, para atender a la población afectada. Añadió que el gobierno de Venezuela envió el jueves equipos médicos modernos y medicinas valorados en 3 millones de dólares para socorrer a los damnificados por "Félix". Ortega pidió a la Asamblea Nacional reasignar 216 millones de córdobas (11.6 millones de dólares) del presupuesto nacional para atender la emergencia alimenticia y material que enfrentan 188,726 damnificados del huracán Félix, en el Caribe Norte del país. El mandatario envió el pedido el jueves al Parlamento con carácter de urgencia, "para mitigar la situación de emergencia" que enfrenta la RAAN. El mandatario propuso que 11,5 millones de dólares sean reasignados del presupuesto de varias instituciones y que otros 600 millones de córdobas (14,4 millones de dólares) de la sobre recaudación, provengan de fondos que se pensaba destinar a programas de lucha contra la pobreza.

Descarga la aplicación

en google play en google play