Escúchenos en línea

ONU: «nada quedó en pie. Ni los animales, ni la pesca, ni la naturaleza»

Varias agencias. Desde Managua y New York. | 14 de Septiembre de 2007 a las 00:00
ONU: «nada quedó en pie. Ni los animales, ni la pesca, ni la naturaleza»
El representante del Sistema de la ONU en Nicaragua, Alfredo Misair, informó hoy de que ha visto fotografías facilitadas por el ejército de Nicaragua que "muestran la destrucción total" en la zona devastada por el huracán "Félix". "Nada quedó en pie, ni los animales, ni la pesca, ni la naturaleza", expresó Misair, tras agregar: "estamos ante una situación de máxima emergencia, pocas veces encontrada en ningún lugar de la tierra". Audio Añadió que ha visto los daños causados por muchos huracanes, pero resaltó que "el huracán Félix ha sido un golpe tremendo para la gente del Caribe Norte y tenemos que estar a la altura de ellos". Dijo que ha visitado las comunidades azotadas por el meteoro y que "he regresado (a Managua) convencido de que tenemos un reto y que vamos a hacer todo lo posible, con nuestra cooperación y financiación, para poder ayudar a los afectados". Misair dio estas declaraciones después que el presidente Daniel Ortega, presentó su cuarto informe sobre la catástrofe ocurrida en el Caribe Norte y el Triángulo Minero por el impacto del meteoro. La ONU hizo hoy un llamamiento internacional en Nueva York de ayuda por 39,1 millones de dólares para asistencia de emergencia para los nicaragüenses, víctimas del huracán "Félix". El llamado de la ONU está destinado a reunir un fondo de 22,8 millones de dólares para brindar ayuda vital inmediata a más de 162.000 personas y 16,3 millones para la recuperación durante los próximos seis meses. Los fondos se utilizarán para comida, refugios, sanidad, agua potable, educación, telecomunicaciones y logística. Durante tres meses, se distribuirá comida a los damnificados en las áreas más afectadas, indicó la ONU. Los fondos se destinarán principalmente a las poblaciones de la RAAN, unas las más pobres del país, donde el ciclón de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson dejó a su paso un desolador rastro de hambruna y enfermedad. Este viernes ha sido entregado en Nueva York un documento a embajadores y representantes permanente ante la ONU sobre la catástrofe ocasionada por "Félix", que impactó en Nicaragua el pasado día 4 con vientos de 260 kilómetros por hora. "Espero que los donantes responderán generosamente para ayudar a la gente afectada por esta devastadora tormenta, en una zona que ya era pobre e inaccesible", dijo John Holmes, subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios y coordinación de emergencia. "Hay muchas necesidades. No le podría haber sucedido a un peor lugar, uno de los más pobres y remotos del país, y eso hace más difícil la distribución de la ayuda", dijo a Efe el subsecretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU, John Holmes. Según Holmes, "dado que el impacto económico a largo plazo también será grave, la asistencia inmediata resulta crucial para los esfuerzos de recuperación". Según las cifras presentadas por la ONU, unas 10,000 viviendas resultaron afectadas por los fuertes vientos de "Félix", de las que 7.900 quedaron completamente destruidas, y a las que se debe agregar otras 17.000 consideradas vulnerables. Agregó que los daños se extendieron a 84 edificios públicos, como escuelas y centros de salud, y a 69 privados, además de que 5.190 letrinas y 6.000 pozos quedaron inservibles. Entre la lista de productos incluida en la petición están el agua, refugios temporales, equipos sanitarios y materiales educativos, entre otros. A ello se suma la necesidad de reconstruir infraestructura básica, como las telecomunicaciones y puentes, proporcionar seguridad y asistir a los pescadores y agricultores que se han quedado sin los materiales necesarios para trabajar. Holmes consideró que hasta el momento el gobierno de Nicaragua ha respondido al desastre lo mejor que ha podido, dadas las circunstancias, y ahora es la comunidad internacional la que tiene el deber de ayudar. Reconoció que la labor de reunir los 39 millones de dólares resultará difícil especialmente a esta altura del año, en que ya se han emitido 10 solicitudes urgentes de ayuda, lo que constituye un récord. "Tal como se había anticipado, estamos experimentando los efectos del cambio global", sostuvo.

Descarga la aplicación

en google play en google play