Escúchenos en línea

Diputado aprueban reforma presupuestaria

| 17 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Cinco diputados no quisieron votar a favor de la reforma presupuestaria para asignar recursos al devastado Caribe Norte y otros 13 ni siquiera asistieron a la sesión de la Asamblea Nacional, donde finalmente 74 legisladores de las tres bancadas mayoritarias aprobaron el proyecto de urgencia enviado por la Presidencia de la República. El presidente de la comisión económica, el liberal Francisco Aguirre Sacasa, pidió al plenario apoyar decididamente la iniciativa presidencial con el trámite de urgencia solicitado, no sólo porque no elevaba el techo presupuestario, sino porque es requisito para que el Fondo Monetario Internacional firme un nuevo acuerdo financiero con Nicaragua. El asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, indicó que a la RAAN le fueron asignados 215.6 millones de córdobas (11.57 millones de dólares). Esos fondos serán utilizados para atender la emergencia en el Caribe norte de Nicaragua hasta diciembre de este año, sin incluir nada por el momento para la etapa de reconstrucción, agregó. Lea análisis del economista Adolfo Acevedo Arce apuntó que esos recursos serán distribuidos al Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres (5,3 millones de dólares), al Ministerio de Educación (2,9 millones), al Ministerio de Transporte e Infraestructura (1,9 millones) y al Fondo de Inversión Social de Emergencia (536.783 dólares), que estarán a cargo de la emergencia. En una sesión extraordinaria, los diputados avalaron la modificación presupuestaria con algunas discrepancias, debido a que el gobierno la presentó en un solo paquete de 42 millones de dólares, que incluía tanto la partida de emergencia como otras asignaciones para instituciones estatales y para el pago de la deuda pública interna. La reforma presupuestaria incluyó otros 268.9 millones de córdobas (14.3 millones de dólares) para la lucha contra la pobreza y recursos para infraestructura y rehabilitación de caminos, salud y agua potable, y transferencias a los municipios más afectados por el ciclón. La diputada del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Mónica Baltodano, dijo que no podía negar la urgencia de destinar fondos a instituciones para enfrentar los efectos del desastre, pero que se oponía a la inclusión "en el mismo saco" de la partida millonaria para el pago de la deuda interna que supuestamente sería renegociada con la banca comercial. Baltodano criticó el hecho que las asignaciones para gastos sociales no se han ejecutado en tiempo y forma, mientras que el pago del endeudamiento público es "constante y sonante" y "muchísimo mayor que la ayuda para los damnificados". El vicepresidente de la comisión económica, Wálmaro Gutiérrez, explicó que en la reforma hay varios movimientos presupuestarios, y citó una reducción de los ingresos en más de 600 millones de córdobas, porque Salud y Educación, ya no reciben los cobros por los servicios respectivos. La primera medida del gobierno del presidente Daniel Ortega, fue restablecer los derechos a la gratuidad en la salud y enseñanza públicas en todos los niveles. La resta de ambos montos, suman los 486 millones de esta reforma presupuestaria. En cuanto a los gastos, Gutiérrez citó un incremento en gastos de aproximadamente 386 millones de córdobas, pero también hay una reducción en gastos de capital, de programas y proyectos que no se ejecutarán en este momento. Citó entre otros los proyectos carreteros que no ejecutarán porque la programación de su ejecución dependía que la Asamblea Nacional aprobara la Ley de Pesas y Medidas, que tardíamente fue aprobada en junio pasado y no en Enero, a como lo exigía el Banco Mundial para el desembolso del préstamo. El ministro nicaragüense de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, señaló que esta reforma está acorde con el programa económico negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que "incluso reduce el déficit fiscal", aunque no especificó.

Descarga la aplicación

en google play en google play