Escúchenos en línea

Cancilleres acuerdan reactivar comisión binacional Nicaragua–Costa Rica

AFP y ACAN-EFE. Desde San José. | 26 de Julio de 2006 a las 00:00
Costa Rica y Nicaragua dieron este miércoles un paso dirigido a mejorar sus relaciones, afectadas desde 1998 por un diferendo sobre el fronterizo río San Juan, al decidir la reactivación de una comisión binacional, creada en los años noventa para resolver problemas comunes. Los cancilleres de Costa Rica y Nicaragua, Bruno Stagno y Norman Caldera, respectivamente, se reunieron este miércoles en San José y acordaron reactivar la comisión para velar por el fortalecimiento de las relaciones bilaterales. La última vez que se reunió esta comisión fue en 1997, en la ciudad de Granada Nicaragua, por lo que Stagno anunció que esperan concretar una cita para el próximo mes de octubre en Costa Rica. Caldera explicó que este grupo, presidido por ambos cancilleres, contará al inicio al menos con varias subcomisiones especializadas en temas como seguridad y migración, límites y cartografía y cooperación y desarrollo. Stagno calificó esta decisión como "un paso firme para mejorar las relaciones de buena vecindad y hermandad" entre ambas naciones. Otro de los temas abordados en la reunión fue el interés nicaragüense por posponer la entrada en vigencia de una nueva ley de migración en Costa Rica, la cual es más rígida que la legislación actual. Caldera indicó que el interés de su país en este tema es garantizar que se respeten los derechos humanos de los nicaragüenses en Costa Rica. Stagno se comprometió a hacer lobby en la Asamblea legislativa a fin de lograr congelar, por un año, la entrada en vigencia, prevista para agosto, de una severa ley migratoria, que preocupa a las autoridades de Managua. Stagno le aseguró a su colega que el gobierno tiene disposición para congelar el inicio de esta ley, pues quiere "analizar a fondo su contenido". Tanto el canciller costarricense como Caldera calificaron de "muy provechosa" la cita de este miércoles. "Se ha dado un paso para una mejoría en las relaciones y en el ambiente de buena vecindad", dijo Caldera. Stagno y Caldera dijeron que la reactivación de la comisión binacional permitirá a la vez hacer lo mismo con otras subcomisiones, como una de seguridad y migración y otra de límites y cartografía, contempladas en una comisión mixta. Caldera indicó que Nicaragua dará respuesta en el corto plazo a la posibilidad de acudir a una salida amistosa en el caso de una demanda presentada contra Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por presunta discriminación y retardamiento de justicia contra migrantes nicaragüenses. Ambos subrayaron que se mantienen firmes en la decisión de "desanjuanizar" las relaciones bilaterales y tratar de avanzar en los temas donde sí tengan posibilidad de llegar a acuerdos. Los temas que generan polémica entre estos países, como las diferencias en cuanto a los derechos de navegación por el fronterizo río San Juan y una denuncia presentada por Nicaragua ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la supuesta violación de derechos humanos contra dos ciudadanos de ese país, quedaron fuera de la agenda de los cancilleres. Por el caso del río San Juan, Costa Rica presentó una demanda contra Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, Holanda, pues Nicaragua prohibió desde 2001 la navegación de policías costarricenses armados por el río. La más reciente diferencia entre estos países es una denuncia de Nicaragua ante la CIDH por supuestas violaciones de derechos humanos en la muerte de dos nicaragüenses en suelo costarricense. El primero, Natividad Canda, murió en noviembre pasado atacado por perros de guardia en una propiedad privada donde aparentemente ingresó a robar, ante la presencia de algunas personas y policías costarricenses. El otro caso es el de José Manuel Urbina, un nicaragüense asesinado en diciembre pasado, según las autoridades de ese país, por su nacionalidad. La Procuraduría General de Derechos Humanos de Nicaragua recomendó días atrás al gobierno llegar a un "acuerdo amistoso" con Costa Rica en este tema, pero el canciller Caldera aseguró hoy que todavía no toman ninguna decisión pues "los equipos jurídicos analizan el caso".

Descarga la aplicación

en google play en google play