Escúchenos en línea

Bush dice que vetará ley que amenaza industria tabaquera centroamericana

Agencia EFE. Desde Washington. | 20 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo el jueves que vetará un proyecto de ley aprobado por el Congreso que amenaza con diezmar a la industria tabaquera de América Central y República Dominicana. La medida está incluida en una propuesta para ampliar un programa público de salud para los niños del país, ya ratificada por la Cámara de Representantes y el Senado a insistencia de los demócratas. Sin embargo, Bush señaló hoy que "los demócratas en el Congreso han decidido aprobar un proyecto de ley que saben que será vetado". Bush instó a la Legislatura a aprobar una extensión "limpia y temporal" del programa, tal y como funciona actualmente, con lo que no afectaría a la industria centroamericana y dominicana. Como una de las principales fuentes de financiación para la ampliación de la cobertura de salud, el proyecto demócrata prevé una subida de impuestos de los productos tabaqueros. La tasa es ad valórem, es decir, que cuanto más cueste el artículo, mayor sería el gravamen. Por ello, los costosos cigarros preparados a mano en América Central y República Dominicana serían los más penalizados. Actualmente las tasas sobre esos productos ascienden a nueve centavos por unidad, pero la propuesta las elevaría a entre uno y tres dólares, según David Lewis, un experto de la consultora Manchester Trade. Eso supone un incremento de entre un 2.000 y un 6.000 por ciento de los impuestos. El presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, apeló el martes a la Legislatura para que rechace el plan, en un discurso en la sede de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Washington. "Perjudicaría mucho a la gente y a las economías de República Dominicana, Honduras, Nicaragua y, en particular, las zonas tabaqueras rurales", afirmó Fernández, que alertó que la subida de los impuestos destruiría 50.000 puestos de trabajo en su país. Tanto la Cámara de Representantes como el Senado de EEUU aprobaron su propia versión de la medida y ahora negocian un proyecto único, que requiere de la firma de Bush para su entrada en vigor.

Descarga la aplicación

en google play en google play