Escúchenos en línea

Puede haber hambruna a mediano plazo en el Caribe Norte, advierte ONG internacional

Varias agencias. Desde Managua. | 20 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Puede haber hambruna a mediano plazo en el Caribe Norte, advierte ONG internacional
La agencia de cooperación internacional Oxfam dijo el jueves que miles de personas en el Caribe Norte enfrentarían un serio riesgo alimentario en el mediano plazo ante la pérdida de cosechas por el impacto del huracán Félix. Oxfam dijo en una nota que el ciclón que hace dos semanas golpeó Nicaragua "destruyó la base económica familiar de aproximadamente 180,000 personas y supone una seria amenaza a mediano plazo para la alimentación en la zona por la pérdida de los cultivos de granos básicos, hortalizas y frutas." "En pocos meses vamos a tener un gran desabastecimiento de alimentos (porque) la gente no sólo ha perdido las cosechas, sino también las semillas con las que iba a sembrar su próxima cosecha. Ha perdido su sustento básico", alertó la coordinadora del equipo humanitario de Oxfam, Martha Lorena Mora. La agencia dijo que estaba distribuyendo 250 toneladas de alimentos en comunidades del municipio de Waspam ubicadas a lo largo del río Coco, y que junto a organizaciones locales beneficiaría a unas 7.400 personas que perdieron sus cosechas. Oxfam informó de que esa ayuda fue enviada a las recónditas comunidades de Río Arriba, Río Abajo y El Llano, afluentes del Río Coco que comparten Nicaragua y Honduras. Agregó que ha coordinado la entrega de esa ayuda con sus socias nicaragüenses Acción Médica Cristiana y Centro Humboldt. La semana pasada, Naciones Unidas hizo un llamado de emergencia para conseguir unos 40 millones de dólares en ayuda para los afectados por el paso de Felix. El huracán tocó tierra el 4 de septiembre con vientos de 260 kilómetros por hora y golpeó la empobrecida región norte del Caribe nicaragüense, donde dejó unos 130 muertos y múltiples afectaciones, según funcionarios del gobierno regional. Según cifras oficiales, el ciclón arrasó con el 85% de las cosechas de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), habitada por 300.000 indígenas, negros y mestizos que viven de la agricultura, la pesca artesanal y el comercio. A su paso, el ciclón también arrasó con aldeas y comunidades indígenas misquitas y mayangnas, así como con poblados de campesinos mestizos, al tiempo que destruyó viviendas de madera y lámina, cultivos de subsistencia y zonas de selva, bosques y manglares. "Además, las primeras estimaciones indican que se han destruido 3,000 kilómetros cuadrados de bosque tropical húmedo, lo que amenaza la principal fuente de suministro de agua de la población", observó el organismo. "Se calcula que el área devastada por Félix es superior al tamaño de El Salvador", graficó Oxfam para medir la extensión de la magnitud del desastre que se observa en la región. Además de la asistencia con alimentos, Oxfam Internacional indicó que instalará dos tanques potabilizadores de agua en las comunidades de Sisín y Santa Marta (Waspam), que abastecerán a cerca de 10.000 personas al día. Según el comunicado, en la primera fase se ayudarán directamente a 30.000 personas en Waspam, uno de los ocho municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), declarada en estado de desastre tras el paso del meteoro.

Descarga la aplicación

en google play en google play