Escúchenos en línea

Medio ambiente y migración, preocupaciones de centroamericanos en la ONU

MiPunto.com. Desde San José. | 20 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El medio ambiente, migración y pobreza, además de la devastación dejada por el huracán Félix en Nicaragua, serán las principales preocupaciones de los líderes centroamericanos en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York. Todos los presidentes centroamericanos acudirán al templo de la diplomacia mundial para exponer sus preocupaciones, con excepción del costarricense Oscar Arias, convaleciente de una dolencia en el talón de Aquiles, que estará representado por su canciller, Bruno Stagno. En su primer viaje a Estados Unidos desde que asumió el poder en enero, el nicaragüense Daniel Ortega, solicitará ayuda a la comunidad internacional –40 millones de dólares– para paliar el sufrimiento y suplir las necesidades de los 180.000 damnificados que dejó el huracán Félix a su paso por la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), el 4 de septiembre. "El tema principal que tratará (el presidente Ortega) será un llamado de ayuda a la comunidad internacional por el orden de 40 millones de dólares para resolver la etapa de emergencia" a los damnificados del huracán, según el canciller nicaragüense, Samuel Santos. La migración, el libre comercio y la conservación del medio ambiente son asuntos de preocupación del presidente hondureño, Manuel Zelaya, quinto orador en la Asamblea General el martes. Zelaya es uno de los pocos defensores de que Taiwán integre el organismo multilateral, pero el miércoles, el comité de la Asamblea General dio un nuevo portazo a la isla al negarse a poner en el orden del día dicho asunto. La pobreza y el calentamiento del planeta son los asuntos que abordará el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, el miércoles 26, en la tribuna de la ONU. El presidente salvadoreño, que llegó el jueves a Estados Unidos, también aprovechará este viaje para convencer a sus compatriotas de que renueven su inscripción en el Estatuto de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para seguir disfrutando de residencia y permiso de trabajo en este país. Es que para el gobierno salvadoreño es de suprema importancia que sus ciudadanos sigan residiendo y trabajando legalmente en Estados Unidos, ya que con sus remesas mantienen la economía de El Salvador. En 2006, los salvadoreños de la diáspora enviaron a El Salvador 3.315,7 millones de dólares, el 17,9% del Producto Interno Bruto (PIB). El canciller costarricense, Bruno Stagno, buscará el apoyo para que Costa Rica se convierta en miembro no permanente del Consejo de Seguridad a partir del próximo año. Para ello tiene una agitada agenda, pues pretende reunirse con cada uno de los 192 representantes del foro multilateral. Esta será la última Asamblea para el presidente de Guatemala, Oscar Berger, que en enero entregará el bastón de mando al ganador de la segunda vuelta de las elecciones, prevista para el 4 de noviembre. Para esta ocasión, Berger pretende hacer balance de su administración en el que destaca la adhesión de Guatemala a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y el haber optado por un sillón en el Consejo de Seguridad, que se saldó con la victoria de Panamá, tras una intensa pugna con Venezuela. A Panamá la representará su presidente, Martín Torrijos, quien viaja este viernes a Nueva York para convertirse en el lanzador de honor en el juego de béisbol que los Yankees disputarán en la Gran Manzana contra los Azulejos de Toronto.

Descarga la aplicación

en google play en google play